Una mujer se dirige a un centro de vacunación contra el covid-19 en Tlalpan, Ciudad de México, el 24 de marzo de 2021 (Claudio Cruz / AFP)

“La crisis sanitaria no existe” y otras afirmaciones falsas del video “El gran reinicio”

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

En un video compartido más de 8.000 veces en redes sociales desde el 11 de marzo pasado se afirma que la pandemia de coronavirus es una farsa planeada por el Foro Económico Mundial, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otros actores, incluyendo a Bill Gates y a la congresista estadounidense Alexandria Ocasio-Cortez, con el objetivo de “socavar los derechos fundamentales” a nivel global. Sin embargo, las “pruebas” que se presentan para sustentar esta afirmación son falsas o engañosas, según diversas fuentes consultadas por AFP Factual.

“La crisis sanitaria solo existe en el telediario”, “es un genocidio en potencia”, “una guerra psicológica” y una iniciativa de “reingeniería social”. Tales son los apelativos que se adjudican a la pandemia de coronavirus en un video de 18 minutos, compartido ampliamente en Facebook (1, 2, 3) y Twitter (1, 2, 3), y que fue enviado al WhatsApp de AFP Factual para su análisis.

La secuencia toma su nombre de las propuestas del Foro Económico Mundial para reconstruir la economía global tras la crisis sanitaria. Tal reconstrucción debería ser "resiliente, equitativa y sostenible", de acuerdo con Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del Foro.

El video viral, sin embargo, interpreta que esta y otras iniciativas de organismos internacionales, como la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, ocultan un plan de dominación a gran escala, vehiculizado a través de la pandemia, que no es más que una “farsa” cuyo verdadero objetivo es “socavar los derechos fundamentales” y “domesticar a la sociedad”. Para alcanzar esa supuesta meta, se cuenta con la complicidad de los medios de comunicación y de “científicos, médicos, investigadores, académicos, políticos, fiscales, jueces y magistrados” de todo el mundo, de acuerdo con el sitio web del “documental”.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 25 de marzo de 2021

A continuación, la verificación de las principales afirmaciones del video:

1. En 2009 la OMS cambió el concepto de pandemia: Engañoso

Según el video, la OMS cambió en 2009 su concepto de pandemia para que “fuese más fácil”, catalogar una enfermedad como pandémica. 

El 11 de marzo de 2020, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció que el covid-19 pasaba a caracterizarse como una pandemia: “La primera pandemia causada por un coronavirus”.

La OMS entiende por ese término “la propagación mundial de una nueva enfermedad”, aunque portavoces de la entidad explicaron a AFP Factual en un correo electrónico que la organización no tiene una definición oficial del término, sino que se basa en el documento titulado “Guía de la OMS para fundamentar y armonizar las medidas nacionales e internacionales de preparación y respuesta ante una pandemia”, elaborado en 2017 para pandemias de gripe. 

Esa guía es una actualización de dos documentos previos, de 2005 y de 2009, que incluyen la descripción y categorización de una serie de fases para orientar la acción de las autoridades en caso del surgimiento de una pandemia.

Portavoces de la OMS señalaron a la AFP que los tres textos “hacen referencia únicamente a la gripe, motivo por el cual no se hizo referencia a estas guías cuando la OMS empezó a usar la palabra pandemia para describir la situación [actual]”.

Los cambios de 2009 a los que hace referencia el video viral se centraron en “la revisión del agrupamiento y la descripción de las fases de una pandemia para facilitar su comprensión, hacerlas más precisas y basadas en fenómenos observables”, según detalla la organización.

Según el documento de 2009, en la fase 5, la propagación del virus ocurre de persona a persona en al menos dos países de una región y se prevé que la pandemia sea inminente. La fase 6 es la fase de pandemia propiamente dicha y se la caracteriza como una situación en la que hay brotes de la enfermedad a nivel comunitario en al menos un país de una región diferente a la detectada en la fase anterior.

En el documento anterior, de 2005, el comienzo de una pandemia también se marcaba a partir de la fase 6, pero estaba definida como la existencia de una “transmisión aumentada y sostenida en la población general” en “múltiples países”.

Al momento del anuncio de la declaración del covid-19 como pandemia, la OMS había informado más de 118.000 casos en 114 países y 4.291 fallecimientos. Por lo tanto, incluso si se siguiera tomando como base la guía de la organización vigente antes de 2009, se cumplirían las condiciones para considerar el covid-19 como una pandemia.

2. La cantidad de muertes por covid-19 “no es indicador de crisis sanitaria”: Falso

No es la primera vez que publicaciones en redes sociales subestiman la cantidad de muertes causadas por el coronavirus con el argumento de que las cifras de fallecidos supuestamente no muestran diferencias con años anteriores o que el covid-19 no tiene mayor mortalidad que una gripe. La AFP ya ha verificado ese tipo de declaraciones (1, 2, 3).

En el video viral se afirma que ha muerto el “0,021%” de la población mundial a causa del virus, es decir, casi 1.650.000 personas. La información es imprecisa. Al 11 de marzo, cuando fue lanzado el video, ya habían fallecido más de 2.500.000 personas. Este número es notablemente superior a las muertes anuales por influenza, que se calculan entre 290.000 y 650.000 en todo el mundo.

Como ya verificó AFP Factual (1, 2), si bien las estadísticas de muertes por covid-19 y su lugar en la lista de causas de muerte en los distintos países aún no son definitivas, el indicador “exceso de mortalidad” permite estimar la cantidad adicional de fallecimientos durante la pandemia, comparado con el número de muertes esperadas, para un periodo y región determinados.

En 2020, este parámetro mostró crecimientos generalizados a nivel mundial, como revela el portal estadístico Our World in Data, de la Universidad de Oxford.


En 31 países de Europa se registraron unas 321.000 muertes adicionales entre enero y octubre de 2020, si se compara con el promedio de muertes registrado en el mismo período entre 2016 y 2019, según la agencia europea de estadísticas Eurostat

En Rusia, en tanto, octubre de 2020 fue el mes más letal en más de una década: se registraron casi 50.000 muertes más que en el mismo período de 2019.

3. Los PCR han dado una “pandemia de falsos positivos”: Falso

En el “documental” se afirma que los test PCR para detectar el coronavirus “no sirven para hacer diagnósticos”, son “inespecíficos” y “dan positivo para cualquier cosa”.

La idea de que los test PCR arrojan resultados falsos se agudizó desde que empezaron a usarse masivamente durante la pandemia y la AFP la ha verificado en numerosas ocasiones (1, 2, 3).

“La técnica de PCR revolucionó la biología molecular”, explicó a AFP Factual Álvaro Fajardo, doctor en Ciencias Biológicas e investigador del Instituto Pasteur, Uruguay. “Sirve para diversos fines: estudios forenses, estudios de paternidad y, muy especialmente, sirve para el diagnóstico molecular de enfermedades infecciosas. En este caso, la técnica tiene dos fortalezas: su especificidad y su sensibilidad”.

“La especificidad refiere a la capacidad de detectar exclusivamente el agente infeccioso para el cual se desarrolló un determinado protocolo de PCR. Conociendo la secuencia genética de un virus, se pueden diseñar estrategias que reconozcan esa secuencia específica. La sensibilidad hace referencia a la detección incluso de una mínima carga viral”, agregó el especialista.

Esta técnica de laboratorio funciona “amplificando” segmentos de ADN presentes en una muestra que puede ser nasal, faríngea o de saliva.

Kenneth W. Witwer, profesor de patología y neurología molecular y comparativa en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, negó que los test PCR “den positivo para cualquier cosa”.

Witwer detalló que esta técnica de diagnóstico amplifica en ciclos una secuencia corta de ácido nucleico utilizando dos primers o cebadores y la secuencia genética viral se detecta a menudo con una tercera secuencia de ácido nucleico llamada sonda. “Cuando se utilizan estas tres secuencias separadas para la prueba, la especificidad es extremadamente alta”, explicó el experto.

4. La justicia alemana acusó a Christian Drosten por “falsificar el protocolo de los test PCR”: Falso

El protocolo de los virólogos alemanes Victor M. Corman y Christian Drosten para detectar el SARS-CoV-2 mediante pruebas de PCR fue desarrollado en enero de 2020 en el Hospital Charité de Berlín, Alemania, y ha guiado a los laboratorios del mundo en la detección del virus.

El video muestra una breve secuencia del abogado alemán Reiner Fuellmich, con la afirmación de que “la justicia alemana” ha “acusado” a Drosten por “engañar” a la población respecto de la idoneidad de las pruebas PCR para detectar el coronavirus. 

La afirmación es falsa. Como ya verificó la AFP, es el bufete de Fuellmich el que quiere demandar a Drosten y llevarlo a la justicia, algo que hasta el momento no ha ocurrido. En el sitio web en el que se reúnen esa y otras iniciativas contra el gobierno alemán por la gestión de la pandemia, se detalla que quienes quieran sumarse al proceso de demanda a Drosten deben pagar a los abogados una tarifa de 800 euros y, posteriormente, el 10% de las eventuales ganancias.

AFP Factual ya verificó otra afirmación falsa respecto de la idoneidad del protocolo Corman-Drosten.

5. “No es comprensible” que haya habido menos casos de gripe durante la pandemia: Falso

En el video se cuestiona que en España la incidencia de la gripe o influenza haya sido inferior a años anteriores y se señala ese dato como “sospechoso”.

El fenómeno, sin embargo, se ha observado en todo el mundo. De acuerdo con el Sistema de Vigilancia de Gripe en España, “la disminución generalizada de la circulación de virus gripales se ha observado a nivel mundial, de forma simultánea a la pandemia de COVID-19 (...) y a las medidas de mitigación implementadas en la comunidad para reducir la transmisión de enfermedades respiratorias”.

Un estudio de los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) publicado en septiembre pasado indicó que los esfuerzos para combatir el coronavirus, sumado alas vacunas contra la influenza, “podrían reducir sustancialmente” la incidencia del impacto de la siguiente gripe estacional. En efecto, al 29 de marzo de 2021, la influenza estacional en los Estados Unidos ha demostrado ser más baja de lo habitual.

De acuerdo con el artículo “Cómo el covid-19 está cambiando la temporada de resfriados y gripe”, publicado en la revista Nature, el virus de la influenza y otros virus que causan síndromes respiratorios se han visto afectados por la respuesta a la pandemia: “El mosaico de respuestas destinadas a combatir la pandemia, desde los confinamientos temporales hasta el uso de mascarillas, el distanciamiento social, la mejora de la higiene personal y la reducción de los viajes, también ha tenido un gran impacto en otras enfermedades respiratorias comunes”, se lee.

Si bien la incidencia de la gripe fue menor que en años anteriores, está lejos de ser inexistente, como ya verificó la AFP (1, 2, 3).

6. En China “se ha dado por superada” la pandemia: Falso

La secuencia incluye imágenes de un video de la AFP en Wuhan, China, fechado en agosto de 2020, como demostración de que en ese país la pandemia ya terminó y, por tanto, no hay razón para que Occidente continúe bajo “presión sanitaria”.

Como se lee en The Lancet en un artículo de octubre pasado, a pesar de ser el primer lugar afectado por el covid-19, China estaba bien posicionada para hacer frente a la enfermedad debido a su sistema centralizado y rápido de respuesta a epidemias, y a que la mayoría de la población adulta atravesó la epidemia de SARS-CoV en 2002 y 2003 y no era ajena a medidas de prevención.

El confinamiento en China es intermitente. En enero de 2021, se suspendió el transporte público y se prohibió la salida de millones de residentes de dos ciudades de Hebei, ya que esta provincia registró 33 nuevos casos, llevando el total diario nacional al nivel más alto desde julio de 2020.

A fines de enero, un barrio de Shanghái fue evacuado luego de que se confirmaran tres nuevos casos de coronavirus, con el fin de evitar que la enfermedad se propagara a uno de los principales centros del país.

En marzo de 2021, China reportó 308 nuevos casos de covid-19 y mantiene la mayoría de sus fronteras cerradas a cualquiera que no sea ciudadano chino. A su vez, mientras que en el video se afirma que “China ha superado la pandemia sin vacuna”, el país no solo es fabricante de tres vacunas que se exportan al mundo (Sinovac Biotech, Sinopharm y CanSino), sino que la campaña de vacunación en el país inició a fines de diciembre de 2020. Según datos al 28 de marzo, se habían administrado más de 106 millones de dosis en todo el país.

Una mujer recibe la vacuna contra el covid-19 en un hospital en Huaian, en la provincia de Jiangsu, China (AFP)

7. Taiwán, por su cercanía con China, “debería tener más casos de covid-19”: Falso

"Tampoco tiene fácil explicación cómo Taiwán, un país a 130 kilómetros de China y conectados ambos por decenas de vuelos diarios, tan solo cuenta con 7 muertos durante la pandemia”, se dice en el video.

Al 29 de marzo, la isla contaba 10 muertes por covid-19 y 1.030 casos positivos desde el inicio de la pandemia. A diferencia de lo que afirma el video viral, sí hay explicación para esto.

Como se lee en el artículo “La resiliencia del sistema de salud de Taiwán para abordar la pandemia de COVID-19”, publicado en The Lancet, la experiencia con el brote de SARS en 2003 llevó a una respuesta rápida y centralizada ante el nuevo virus. Ya el 31 de diciembre de 2019, cuando surgieron los primeros informes de la enfermedad en China, Taiwán impuso cuarentena domiciliaria a aquellos con fiebre o síntomas respiratorios que llegasen de Wuhan. El 23 de enero, Taiwán fue el primer país en impedir el ingreso de personas provenientes de esa ciudad, y la prohibición se extendió progresivamente a pasajeros desde otros países afectados. En marzo de 2020, Taiwán prohibió la entrada de no residentes e impuso una cuarentena domiciliaria a todos los residentes que regresaban a la isla.

Hoy, toda persona que llegue al país debe presentar un test PCR de covid-19 negativo y hacer una cuarentena de 14 días, en un hotel o en una casa en la que habite una persona más como máximo.

8. Ni Suecia ni Bielorrusia impusieron restricciones: Falso

En el video se afirma que Suecia y Bielorrusia no impusieron restricciones y se sugiere que prácticamente no se han visto afectados por el coronavirus.

Suecia y Bielorrusia sí han aplicado restricciones para contener la expansión del coronavirus, pero las demoraron por distintas razones. Mientras que Suecia adoptó una estrategia más flexible —que luego modificó debido al incremento del número de muertes a causa de la enfermedad—, en Bielorrusia el mandatario Alexander Lukashenko, en el poder desde 1994, negó la gravedad del virus y en marzo de 2020 recomendó “sauna y vodka” para combatirlo. 

Al 29 de marzo de 2021, Suecia contaba con 13.402 muertes por covid-19, un número notablemente más alto que el de sus vecinos escandinavos Noruega y Dinamarca.

Pasajero del metro de Estocolmo el 7 de enero de 2021 (Jonathan Nackstrand / AFP)

Bielorrusia, que a fines de marzo estaba administrando la vacuna Sputnik V, contaba a la misma fecha con 2.219 muertes registradas. Entre las restricciones en vigor estaban la prohibición a extranjeros de entrar al país por vía terrestre y la obligación de presentar un test PCR negativo a quienes llegaran por vía aérea. El uso de mascarillas era obligatorio en el transporte público y los restaurantes y cafés debían colocar las mesas a una distancia mínima de 1,5 metros, entre otras medidas.

9. El “Evento 201” previó la pandemia y es parte de un plan de dominación: Falso

La idea de que el “Evento 201” es la “prueba” de que la crisis sanitaria ha sido digitada por un grupo de poderosos entre los que se encuentra el cofundador de Microsoft, Bill Gates, no es nueva y ya ha sido verificada por AFP Factual.

El evento mencionado tuvo lugar en octubre de 2019 con apoyo del Centro de Seguridad de la Salud de la Universidad Johns Hopkins, y fue coorganizado por el Foro Económico Mundial y la Fundación Bill y Melinda Gates. Según se detalla en su sitio web, consistió en un simulacro de respuesta a “pandemias graves” con la finalidad de “minimizar sus consecuencias económicas y sociales a gran escala”.

En comunicados de prensa publicados al momento del encuentro, el Centro de Seguridad de la Salud explicó que el Evento 201 era “un ejercicio multimedia de pandemia en el que participan líderes gubernamentales, de la política, la salud pública, y empresas globales que pertenecen a industrias clave en la respuesta a pandemias y para que las economías y las sociedades se mantengan activas durante un brote intercontinental grave y de rápida transmisión”.

El 24 de enero pasado, la institución rebatió las afirmaciones que circulaban en redes sociales sobre el papel del evento en la actual pandemia y rechazó específicamente cualquier vinculación con el nuevo coronavirus: “Aunque nuestro ejercicio de simulación incluía un nuevo coronavirus simulado, las entradas que usamos para modelar el impacto potencial de ese virus ficticio no son similares a las del nCoV-2019 [nombre provisional del SARS-CoV-2, NDLR]”.

10. Las vacunas con ARN mensajero inciden en el genoma y afectan la fertilidad: Falso

El video se hace eco de una teoría falaz, ampliamente difundida durante la pandemia: que las vacunas de ARN mensajero (ARNm) no son realmente vacunas sino “terapias génicas” que modifican el genoma humano. La afirmación es falsa y ha sido verificada por AFP Factual en numerosas oportunidades (1, 2, 3).

El objetivo de las vacunas de ARNm, como la de Moderna y la de Pfizer/BioNTech, es lograr que el cuerpo fabrique la proteína “espiga” del SARS-CoV-2, que el sistema inmunológico reconocerá como “extraña”, induciendo una respuesta de defensa. De ese modo las vacunas preparan al sistema inmunológico para atacar al nuevo coronavirus en caso de contagio.

La doctora María Victoria Sánchez, investigadora del Laboratorio de inmunología y desarrollo de vacunas del Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo (Imbecu), del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Argentina, descartó que las vacunas de ARNm incidan en el genoma humano: “El proceso se lleva a cabo en el citoplasma, no en el núcleo de la célula”, afirmó. “El ARN mensajero no puede ‘meterse’ en nuestro ADN”.

Kenneth Witwer, profesor de patología y neurología molecular y comparativa en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, concuerda: “El ARNm simplemente se traduce en una proteína, se degrada rápidamente y no se puede convertir en ADN”, dijo a AFP Factual.

En el video se afirma asimismo que estas vacunas afectarán la fertilidad de las personas, pero no se explica de qué manera se supone que lo hará. AFP ya ha verificado afirmaciones similares (1, 2, 3), y no hay evidencia alguna de que las vacunas incidan sobre la fertilidad de hombres o mujeres o causen esterilidad.

El fact-checking

En la secuencia también se afirma que las organizaciones de fact-checking califican como “bulo” aquella información que es peligrosa para el poder, porque contiene “la semilla del despertar”.

Durante la pandemia, los fact-checkers —verificadores de información— han sido señalados en múltiples ocasiones como censores que trabajan para “ocultar” información inconveniente a los grandes poderes.

La Red Internacional de Fact-Checking (IFCN, por sus siglas en inglés) a la que el video “denuncia”, y de la que AFP Factual es parte, nació en el año 2015 (años antes de la pandemia de covid-19) con el objetivo de promover buenas prácticas en el ejercicio de la verificación de hechos para colaborar en el fortalecimiento de la credibilidad del periodismo. Entre sus principios ocupan un lugar protagónico los esfuerzos hacia la transparencia y la imparcialidad. 

Las “denuncias” que apuntan contra la IFCN y las organizaciones de fact-checking sugieren que cuentan con el apoyo “oculto” de determinados financistas, cuando en realidad el apoyo es abierto y diverso. 

AFP Factual cuenta por su parte con una metodología de trabajo que puede consultarse en su sitio web y que incluye llegar a la fuente de la información (o desinformación), contrastar datos y consultar referentes. 

CORONAVIRUS Bill Gates Vacunas