La fundación de Bill Gates participó en un simulacro de pandemia, pero con síntomas comunes a varias cepas de coronavirus

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

¿La fundación de Bill Gates, el Foro Económico Mundial y representantes de la industria farmacéutica predijeron en 2019 la actual epidemia de coronavirus? Eso es lo que afirman publicaciones que circulan en redes sociales al menos desde el 24 de enero pasado. El simulacro sí existió, pero se basó en un modelo de virus inventado, con características que no son exclusivas del nuevo coronavirus y que también coinciden con epidemias de años anteriores, causadas por otras cepas. 

Las entradas circulan en Facebook (1 y 2), en Twitter (1, 2 y 3), en YouTube y en sitios web. La consulta llegó también al WhatsApp de AFP Factual [+52 1 55 7908 2889].

Ahora sí que os vais a quedar sin palabras. Resulta que el pasado 18 de octubre, la Fundación Bill Gates, en unión con la Universidad John (sic) Hopkins y el World Economic Forum, celebraron un encuentro llamado «Evento 201» sobre la hipotética propagación de un coronavirus desde Sudamérica, CON LAS MISMAS CARACTERÍSTICAS Y SÍNTOMAS DE LA EPIDEMIA QUE SE ACABA DE DECLARAR (...)”, se lee en las publicaciones virales.

Captura de pantalla realizada el 30 de enero de 2020 de una de las publicaciones en Twitter

Muchas de las publicaciones, además, señalan queBill Gates es el propietario de la patente de ese coronavirus [el de China]”, afirmación falsa que también fue verificada por AFP Factual.

Publicaciones similares circulan en inglés, francés y portugués.

La enfermedad respiratoria causada por el nuevo coronavirus que surgió a fines de 2019 en la ciudad china de Wuhan ha causado más de 200 muertes y llevado a que 41 millones de personas fueran puestas en cuarentena en el país. 

El Evento 201

El evento mencionado en las publicaciones efectivamente ocurrió en octubre de 2019. Algunas de las entradas incluyen un video del mismo, titulado “Event 201 Pandemic Exercise” (ejercicio de pandemia, en su traducción al español), publicado el 4 de noviembre de 2019 por el Centro de Seguridad de la Salud de la Universidad Johns Hopkins

La filmación contiene un resumen del encuentro que, tal como destacan, fue co-organizado por el Foro Económico Mundial y la Fundación de Bill y Melinda Gates. Según lo detallado en el sitio web del evento, consistió en un simulacro de respuesta a “pandemias graves” con la finalidad de “minimizar sus consecuencias económicas y sociales a gran escala”.

En comunicados de prensa publicados al momento del encuentro, el Centro de Seguridad de la Salud explicó que Event 201 era “un ejercicio multimedia de pandemia en el que participan líderes gubernamentales, de la política, la salud pública, y empresas globales que pertenecen a industrias clave en la respuesta a pandemias y para que las economías y las sociedades se mantengan activas durante un brote intercontinental grave y de rápida transmisión”.

El 24 de enero pasado, la institución difundió una declaración en respuesta a las publicaciones virales: “Para ser claros, el Centro para la Seguridad de la Salud y sus socios no hicieron una predicción durante el ejercicio de simulación. Para el escenario, diseñamos un modelo de pandemia de coronavirus ficticia, pero declaramos explícitamente que no se trataba de una predicción.

Además, en ese comunicado, rechazaron específicamente cualquier vinculación con el nuevo coronavirus:Aunque nuestro ejercicio de simulación incluía un nuevo coronavirus simulado, las entradas que usamos para modelar el impacto potencial de ese virus ficticio no son similares a las del nCoV-2019”.   

Captura de pantalla realizada el 29 de enero de 2020 del comunicado de Johns Hopkins

De acuerdo a la descripción dada en el video del evento, el virus ficticio usado en el ejercicio fue denominado CAPS, por sus siglas en inglés, Síndrome Pulmonar Asociado al Coronavirus. La historia creada para la simulación relata que el virus, que se expandió en el mundo, comenzó en Brasil, donde se transmitió de cerdos a humanos, a quienes les provocó síntomas respiratorios que iban desde leves gripes a neumonías severas. 

Los síntomas con los que se modeló el virus del simulacro son comunes a distintas cepas de coronavirus. “Los coronavirus en general causan síntomas respiratorios en seres humanos, si [para el simulacro] eligieron un coronavirus, iban a elegir sí o sí síntomas respiratorios”, explicó a AFP Factual Juan Carballeda, investigador del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) y miembro de la Asociación Argentina de Virología (SAV). 

Por otra parte, el especialista destacó que, según la información publicada por los organizadores, para el evento no diseñaron un virus a nivel molecular, como para poder saber exactamente su secuencia, lo que no permite hacer la comparación con el que provocó la epidemia de Wuhan. “No hay forma de saber si se trata del mismo virus. A uno se lo inventaron y el otro es real, no tienen nada que ver”, afirmó Carballeda.

En una declaración a la prensa sobre el evento, Eric Toner, académico senior del Centro de Seguridad de la Salud de Johns Hopkins, destacó que el diseño del simulacro toma como base epidemias reales de años anteriores. “Solo hace falta recordar situaciones de hace menos de 20 años, como las del SRAS de 2003 o la gripe aviar H5N1 de 2005, o la pandemia de gripe A H1N1 de 2009, para darse cuenta del potencial que tienen para provocar una catástrofe global. Durante Event 201, al igual que en estos casos reales, los principales desafíos fueron resolver aspectos económicos, a la vez que se garantizaba que los servicios de salud, y la [entrega] de antivirales estuvieran disponibles y fueran accesibles a aquellos que los necesitaban”, explicó. 

En la descripción del video oficial se lee: “Básandose en hechos reales, Event 201 identifica aspectos políticos importantes y desafíos en el nivel de preparación, que podrían ser resueltos con la voluntad y atención política adecuadas. Estos temas fueron presentados con una narrativa que permite involucrar y educar a los participantes y a la audiencia”.

El 2019-nCoV, como se bautizó al nuevo coronavirus de China, ha despertado alarma dada su similitud con la epidemia de SRAS de 2002-2003. El 30 de enero de 2020, la OMS declaró la emergencia internacional ante la propagación del virus, con más de 10.000 personas afectadas en China.

En conclusión, la fundación de Bill Gates, el Foro Económico Mundial y el Centro de Seguridad de la Salud de la Universidad Johns Hopkins co-organizaron un simulacro de respuesta a una epidemia de coronavirus en 2019; como modelo usaron un virus ficticio, inventado, cuyas características eran comunes a varias cepas de coronavirus, no exclusivamente a la 2019-nCoV que causó la epidemia en China.

EDIT 14/05: Ajusta imagen de portada
 
Nadia Nasanovsky