Un hombre se somete a una prueba de PCR para detectar covid-19 en Montevideo, el 18 de diciembre de 2020 (Pablo Porciúncula / AFP)

“Millones” de falsos positivos en test PCR y otras afirmaciones falaces de un médico uruguayo

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

En una entrevista compartida más de 2.600 veces en redes sociales desde el 15 de enero pasado, un médico uruguayo asegura que los test PCR han dado “millones” de falsos positivos y que su inventor “admitió” que no eran eficientes para detectar virus. También asegura que el covid-19 solo es transmitido por quienes presentan síntomas. Pero estas y otras afirmaciones son falsas, de acuerdo con fuentes expertas consultadas.

“El hisopado PCR es la mentira más grande que existe”, “es un test que no mide nada”, “hay millones y millones de casos positivos que no lo son”, dice el médico uruguayo Javier Sciuto en una entrevista con el semanario Crónicas del Este, titulada “Me ofrezco a discutir yo solo con todas las personas del GACH”. El GACH es el Grupo Asesor Científico Honorario, que asesora al gobierno uruguayo en materia sanitaria desde el inicio de la pandemia.

La entrevista fue ampliamente replicada en Facebook (1, 2, 3) y también circuló en Twitter (1, 2).

Captura de pantalla de la entrevista publicada en el semanario Crónicas del Este, hecha el 2 de febrero de 2021

Sciuto se desempeña como director científico en una firma de consultoría dedicada al “asesoramiento científico de la industria farmacéutica y diversas especialidades médicas”. De acuerdo con su sitio web, alojado en Brasil, es una “empresa familiar” y está integrada por dos personas. En la hoja de vida de Sciuto, se lee que es doctor en Medicina General por la Universidad de la República (Udelar), con formación en Bioestadística.

En varias entrevistas que ha dado en las últimas semanas (1, 2, 3), Sciuto es presentado como “coordinador de Bioestadística” de la Facultad de Medicina Santa Casa de San Pablo, Brasil. En su perfil de Twitter se presenta como “coordinador y docente de Bioestadística” de la facultad brasileña.

"Coordinador de Bioestadística"

AFP Factual se comunicó con la institución, que expresó por correo electrónico: “El Sr. Javier Sciuto NO [en mayúsculas en el original, NDLR] es coordinador de Bioestadística en la Facultad de Ciencias Médicas de Santa Casa de San Pablo (FCMSCSP). Además, NO [ídem anterior, NDLR] tiene vínculo laboral con nosotros, ni título de nuestra institución. Su participación es temporal, en el curso de especialización ‘Investigación clínica y asuntos médicos’, como profesor invitado”.

Asimismo detalló que sus declaraciones públicas “sólo pueden ser vistas como expresión de su opinión, sin relación alguna con la Institución, ya que no está autorizado para representar a la FCMSCSP en redes sociales o declaraciones a la prensa”.

El 21 de febrero, AFP Factual recibió por correo electrónico un comunicado de la institución fechado el 18 de ese mes, en portugués y en español, en el que asegura que Sciuto "no está autorizado para representar a la FCMSCSP en ninguna divulgación en redes sociales o declaraciones a la prensa" y que tiene "prohibido a participar en cualquier actividad académica" de la Facultad. Además, añadió que Sciuto trabajó de forma esporádica como profesor invitado, "lo que ya no ocurrirá".

A continuación, la verificación de sus principales afirmaciones en la entrevista viral.

1. Kary Mullis, inventor de la técnica de laboratorio PCR, dijo que esta no servía para detectar virus: Falso

“El propio creador del PCR, Kary Mullins [sic], salió diciendo que el PCR, su propia creación, no sirve para este tipo de entidad clínica; sí sirve para diagnósticos de cáncer, para diagnósticos de mutaciones, pero no como para cuadros virales agudos”, se lee en la entrevista. Pero esa afirmación es falsa.

La técnica de diagnóstico PCR, que permite el análisis de muestras de ADN a través de una reacción química llamada “reacción en cadena de la polimerasa”, se utiliza desde la década de 1980 para la detección de múltiples enfermedades y su inventor, Kary B. Mullis, fue galardonado con el Premio Nobel de Química en 1993.

Mullis fue una figura controvertida en el mundo científico: negaba las evidencias del calentamiento global y que el VIH fuese la causa del sida. Sin embargo, no hay registro alguno de que el científico estadounidense haya expresado la inutilidad de su invención para detectar virus, una afirmación que ha circulado en numerosas publicaciones virales desde el inicio de la pandemia de covid-19 y que ha sido verificada como falsa por AFP Factual en varias oportunidades (1, 2, 3, 4).

2. Los test PCR resultan en “millones de positivos que no lo son” y “dan positivo por una gripe”: Falso

El médico uruguayo rechaza la utilidad de los test PCR para detectar el SARS-CoV-2, el virus causante del covid-19, basándose en un documento que pone en duda el protocolo publicado en la revista médica Eurosurveillance en enero de 2020 por los virólogos alemanes Victor M. Corman, Christian Drosten y su equipo para el uso de PCR como técnica diagnóstica del coronavirus.

El documento al que alude Sciuto, titulado “Informe de revisión Corman-Drosten et al. Eurosurveillance 2020”, no ha sido sometido a revisión por pares ni a ningún otro procedimiento estándar para evaluar la calidad e idoneidad de una publicación científica. Entre sus 22 firmantes figuran el biólogo molecular y creacionista alemán Pieter Borger y referentes de teorías desacreditadas, como el homeópata italiano Stefano Scoglio, quien niega que el coronavirus haya sido aislado, y el cardiólogo suizo Thomas Binder, quien establece una supuesta correlación entre la gravedad del covid-19 y el despliegue de tecnología 5G.

En noviembre pasado, los autores del Informe solicitaron a Eurosurvelliance retractar la publicación de Corman y Drosten, señalando que contenía “graves defectos con respecto a su diseño molecular y metodológico”.

Eurosurvelliance consideró la solicitud, involucrando a expertos externos para la revisión. El 4 de febrero comunicó su decisión unánime de no retractar el artículo, ya que no se cumplían los criterios necesarios para ello. Señaló que, al momento de su publicación, el protocolo, “era científicamente adecuado para su propósito y para los datos y el material limitados disponibles en esa etapa inicial de la pandemia de covid-19”, y que los laboratorios del mundo que lo han incorporado durante la crisis sanitaria lo han adaptado a sus requisitos y estándares de calidad locales. “Con más datos y conocimiento en evolución, los laboratorios han mejorado aún más el método inicial, como es práctica habitual”, destacó Eurosurveillance.

“La técnica de PCR revolucionó la biología molecular”, explicó a AFP Factual Álvaro Fajardo, doctor en Ciencias Biológicas e investigador en el Laboratorio de evolución experimental de virus del Instituto Pasteur, Uruguay. “Sirve para diversos fines: estudios forenses, estudios de paternidad, estudios de mutaciones que causan una enfermedad determinada de origen genético y, muy especialmente, sirven para el diagnóstico molecular de enfermedades infecciosas. En este caso, la técnica tiene dos fortalezas: su especificidad y su sensibilidad”.

“La especificidad refiere a la capacidad de detectar exclusivamente el agente infeccioso para el cual se desarrolló un determinado protocolo de PCR. Conociendo la secuencia genética de un virus, se pueden diseñar estrategias que reconozcan esa secuencia específica. La sensibilidad hace referencia a la detección incluso de una mínima carga viral”, agregó el especialista.

Esta técnica de laboratorio funciona “amplificando” segmentos de ADN presentes en en una muestra que puede ser nasal, faríngea o de saliva.

Juan Sabatté, médico y doctor en microbiología e investigador del Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) de Argentina, explicó a la AFP que los test PCR que se utilizan en la pandemia “detectan secuencias específicas de ARN presentes en el ARN del virus SARS-CoV-2 y ausentes en el ARN humano y en el ARN de otros virus” y aseguró que es la técnica “más específica de todas las técnicas utilizadas en diagnóstico médico”.

“No es verdad que los tests de SARS-CoV-2 detecten el virus de una gripe común”, aseguró por su parte Kenneth W. Witwer, profesor de patología y neurología molecular y comparativa en la Escuela de Medicina de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, al ser consultado por AFP Factual.

Witwer detalló que esta técnica de diagnóstico amplifica en ciclos una secuencia corta de ácido nucleico utilizando dos “primers” o cebadores y la secuencia genética viral se detecta a menudo con una tercera secuencia de ácido nucleico llamada sonda”. “Cuando se utilizan estas tres secuencias separadas para la prueba, la especificidad es extremadamente alta”.

Fajardo concuerda: “Es una técnica altamente específica, ya que el investigador desarrolla los primers y las sondas para que hibriden exclusivamente en el fragmento genético que le interese”.

La afirmación de que la técnica de PCR es inespecífica y ha ocasionado una “epidemia de falsos positivos” ha circulado a lo largo de la pandemia y ya ha sido verificada por AFP Factual (1, 2).

3. Un estudio de Bernard La Scola demostró que los resultados de PCR por encima de 35 ciclos son falsos positivos: Falso

El así llamado umbral del ciclo (Ct por sus siglas en inglés) del PCR es un valor que dice aproximadamente cuánto material genético viral —o carga viral— hay en una muestra. Un Ct bajo indica una alta concentración de material genético viral, que normalmente se asocia con un alto riesgo de infectividad. Un Ct alto indica una baja concentración de material genético viral que suele asociarse con un menor riesgo de infectividad.

“La carga viral del paciente va a tener una incidencia directa en la cantidad de ciclos de PCR que se necesitan para observar esa positividad”, explicó Fajardo a la AFP. “Un paciente que tiene una carga elevada, quizás en 15 ciclos ya evidencia positividad. Un paciente que tiene una carga viral más baja, puede requerir más de 30 ciclos para evidenciar positividad”.

Una técnica de laboratorio analiza pruebas de PCR en el Instituto Urbano para la Prevención y el Control de Enfermedades en Bangkok el 11 de enero de 2021 (Jack Taylor / AFP)

En la entrevista, Sciuto hace referencia a un estudio de infectividad (1, 2) del profesor especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Aix-Marsella y el Instituto Hospitalario Universitario (IHU) Méditerranée Infection, Bernard La Scola, que analiza la carga viral de muestras positivas de SARS-CoV-2 en cultivos celulares. Afirma que La Scola encontró “falsos positivos en muchos cultivos” y que en resultados de Ct 35 “la probabilidad de que usted tenga realmente el virus es de menos de 3%. Estoy diciendo que hay un margen de error del 97%”. 

De acuerdo con todos los especialistas consultados, sin embargo, Sciuto hace una interpretación errónea tanto del estudio citado como de la función de los test PCR.

En comunicación con AFP Factual, el propio profesor La Scola negó que la técnica PCR tuviera un margen de error del 97%, como se sugiere en la entrevista, y que el estudio del que es coautor así lo demuestre.

“De manera esquemática, con una PCR superior a 35, lo que mi trabajo muestra es que no se es contagioso, ya que es casi imposible aislar el virus en su secreción”, señaló.

Al respecto, Fajardo explicó: “Lo que se observó allí es que los pacientes con alta carga viral y bajos Ct son transmisores del virus. Pero a medida que se va disminuyendo esa carga viral hacia ciclos tardíos, hay menos evidencia de virus activo. Y al ciclo 35 se observó que solo el 3% de las personas podían llegar a ser transmisores”.

“Esto no es lo mismo que decir que se tiene un 3% de posibilidades de estar infectado por el virus”, agregó Witwer.

Fajardo concuerda: “Interpretar que dar positivo a 35 ciclos es lo mismo que dar un falso positivo es erróneo y tiene su base en que no se comprende cuál es la función de la técnica PCR. Esta detecta genoma viral o fragmentos subgenómicos que indican que una persona se infectó inequívocamente con el virus. La PCR no puede asegurar si esa persona tiene carga viral suficiente para transmitirlo o no o en qué fase de la infección está”. 

En este sentido, Witwer señaló: “Existe la posibilidad de que los casos positivos con Ct muy tardío tengan menos probabilidades de ser infecciosos al momento de la prueba (no necesariamente antes o después) que aquellos con Ct muy temprano. Pero no debemos cometer el error de asumir que un Ct tardío no significa nada”, observó.

Por último, Javier Sciuto agrega que la probabilidad de que “las personas que tuvieron CT 38 y hasta 40” de tener el virus es del 0% y se los considera positivos para “rellenar estadísticas”.

Esta afirmación, sin embargo, no se condice con la visión de La Scola: “¿Cómo interpretar un resultado más allá de Ct 35? Las dos posibilidades más comunes es que el paciente esté al comienzo de su infección (raro, pero posible), o el paciente está curado pero aún excreta fragmentos de ARN del virus”, dijo a la AFP.

Witwer señaló por último que el umbral de ciclo “correcto” u “óptimo” puede ser diferente para diferentes ensayos de PCR y diferentes tipos de muestras.

“Los químicos clínicos y las autoridades de salud pública están trabajando para refinar y mejorar las pruebas, equilibrando por un lado la necesidad de identificar y aislar tantos casos positivos como sea posible con, por otro, el inconveniente de hacer que algunas personas se pongan en cuarentena innecesariamente. En cualquier caso, no hay evidencia de una campaña en las sombras para ‘llenar las estadísticas’ y exagerar los casos”, concluyó el especialista.

4. Los asintomáticos no transmiten el virus: Falso

En la entrevista viral se sugiere que las personas con infección por SARS-CoV-2 que no presentan síntomas son incapaces de contagiar. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que las personas sin síntomas sí pueden transmitir el virus, aunque aún no se sabe con qué frecuencia ocurre.

Los CDC también confirman la transmisión del virus de manera asintomática, agregando, no obstante, que “los casos asintomáticos son difíciles de identificar y la transmisión es difícil de observar y cuantificar”.

La idea de que los asintomáticos no contagian ha sido verificada como falsa por AFP Factual en numerosas ocasiones (1, 2, 3).

De acuerdo con el epidemiólogo Jorge Rodríguez, profesor e investigador del Instituto de Salud Pública de la Universidad Javeriana, en Colombia, en casi todos las enfermedades por virus infecciosos hay pacientes con formas leves de la enfermedad o asintomáticos, quienes pueden “potencialmente transmitirlo a otras personas”.

“Una persona asintomática por supuesto puede llegar a ser transmisor del agente infeccioso porque tiene la carga viral”, dijo a AFP Factual.

El infectólogo Juan Carlos Cataño, profesor de la Universidad de Antioquia, en Colombia, explicó a la AFP que los casos asintomáticos en otros virus respiratorios no han sido tan estudiados ni tenidos en cuenta como en el caso del nuevo coronavirus, ya que su capacidad infecciosa es más alta.

Los CDC, en efecto, afirman que, si bien la gripe también puede ser transmitida de manera asintomática, “el covid-19 es más contagioso entre ciertas poblaciones y grupos de edad. Además, se ha observado que el covid-19 genera muchos más casos de superpropagadores. Esto significa que el virus que causa el covid-19 puede propagarse rápida y fácilmente a muchísimas personas y provocar la propagación continua entre las personas a medida que el tiempo avanza”.

Un sanitario hace una prueba PCR a una niña en un centro de diagnóstico de covid-19 en La Paz, el 7 de enero de 2021 (Jorge Bernal / AFP)

¿Cuál es la utilidad de hacer solamente pruebas serológicas?

En la entrevista, tras descartar la efectividad e idoneidad de la técnica PCR, Sciuto comunica la necesidad de hacer un correcto estudio serológico en la población. “Es fundamental conocer la proporción o el porcentaje de gente que ya tiene anticuerpos”, observa.

Al respecto, Witwer acota que la prueba de anticuerpos “es útil para comprender qué individuos han sido infectados previamente (es decir, al menos unas semanas antes) o, en gran escala, qué porcentaje de personas en una población han sido infectadas. También se podría usar una prueba de anticuerpos para confirmar la respuesta a una vacuna”.

No obstante, el especialista de la Universidad Johns Hopkins observa que si el objetivo es determinar si alguien con síntomas está infectado, es "absolutamente necesario" realizar la prueba de PCR, lo mismo que para la detección, el seguimiento y para averiguar si alguien se ha vuelto a infectar o tiene una infección persistente.

Fajardo, por su parte, está de acuerdo en que hacer estudios serológicos sería muy informativo, “sobre todo en el contexto de ámbitos médicos sería muy útil saber quiénes generaron anticuerpos contra el virus y, por lo tanto, están más protegidos”. Sin embargo, agrega que no es la prioridad en este momento: “estamos intentando apagar incendios, detectar quiénes están transmitiendo el virus. Testear y aislar es la estrategia más eficiente para evitar el incendio antes de que arranque”.

En conclusión, las afirmaciones del médico Javier Sciuto en la entrevista viral respecto de los test PCR son falsas: no es cierto que arrojen falsos positivos o den resultados postivos a una infección por gripe común, tampoco que tengan un margen de error del 97% en ciclos tardíos ni que su utilidad haya sido descartada por su propio inventor. No es cierto tampoco que los asintomáticos sean incapaces de transmitir el coronavirus.

Además, si bien las pruebas serológicas generalizadas que propone Sciuto resultarían útiles para conocer qué porcentaje de la población ya tiene anticuerpos, en momentos de plena propagación del virus son una necesidad secundaria, de acuerdo con especialistas.

EDIT 22/02: añade comunicados de la Facultad de Ciencias Médicas de Santa Casa de San Pablo

EDIT 24/02: rectifica enlaces a comunicados de Santa Casa de San Pablo
Covid-19