Trabajadores de la salud atienden a un paciente con covid-19 en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Central de Mendoza, Argentina, el 6 de noviembre de 2020 (Andres Larrovere / AFP)

Médicos argentinos cuestionan muertes por covid-19 y dicen falazmente que es como una gripe

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

El video de una ronda de preguntas a varios integrantes argentinos de la organización autodenominada “Médicos por la Verdad” se ha compartido más de 123.000 veces en redes sociales desde el 5 de marzo pasado. En él se afirma, entre otras cosas, que el covid-19 es igual a una gripe, que las cifras de muertos no son tales y que los asintomáticos no contagian. Pero todas las afirmaciones son falsas, de acuerdo con fuentes científicas y expertos consultados.

Médicos por la verdad” es una organización presente en varios países conformada por personal sanitario que niega la pandemia y recurre a múltiples teorías para explicar el origen y la incidencia del covid-19. En Argentina, el grupo existe desde mediados de 2020 y, en general, difunde su “mensaje” a través de entrevistas y presentaciones en video que se comparten ampliamente en redes sociales.

AFP Factual ya ha verificado a varios referentes del movimiento en Argentina, entre ellos a la médica legista Chinda Brandolino (1, 2, 3), al genetista Luis Marcelo Martínez (1, 2, 3), al oftalmólogo Mariano Arriaga (1) y al médico generalista Leonardo González Bayona (1).

Todos ellos, junto con otros integrantes de la organización, participaron el 4 de marzo pasado en una convocatoria del canal digital “Toda la Verdad Primero”. La reunión, transmitida en vivo, duró cerca de tres horas, en las que cada participante, frente a un atril o a través de un video, emitió su visión acerca de la pandemia.

Cerca del final, los médicos hacen una ronda para dialogar con Verónica Ressia, periodista que fue tendencia en Twitter Argentina en febrero pasado por hacer afirmaciones falsas acerca del covid-19.

Un fragmento de 10 minutos de la ronda de preguntas ha sido ampliamente compartido en Facebook (1, 2, 3). En él participan Martínez, González Bayona y Arriaga. También toma la palabra el emergentólogo José Luis Gettor, oriundo de la ciudad de San Rafael, en la provincia argentina de Mendoza, donde ha sido cuestionado en más de una oportunidad por negar la pandemia (1, 2).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 11 de marzo de 2021

A continuación, la verificación de las principales afirmaciones del video viral.

1. El covid es igual a “una gripe estacional”: Falso

Ressia comienza la ronda de diálogo con los invitados preguntándose de qué están muriendo las personas si “este covid es igualmente agresivo o inofensivo que una gripe estacional”.

Desde el inicio de la pandemia, comparar el covid-19 con la gripe o la influenza se convirtió en un argumento común entre quienes buscan minimizar la gravedad de la enfermedad y cuestionar las medidas sanitarias.

El covid-19 y la gripe son enfermedades respiratorias contagiosas causadas por virus. Comparten varios síntomas y se transmiten de manera similar. Las diferencias, sin embargo, son importantes, en especial en lo referido a incidencia, mortalidad y tratamientos disponibles.

El doctor Nicolás Torres, del Instituto de Biología y Medicina Experimental (Ibyme), del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de Argentina, descartó la pertinencia de comparar ambas enfermedades y dijo que “provienen de dos familias de virus totalmente distintas y su mortalidad es distinta también”.

Torres agregó que la pandemia aún no ha terminado y que si bien los números de mortalidad a marzo de 2021 no son definitivos “serán sin duda más altos que los de la influenza”.

De acuerdo con datos publicados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), las muertes anuales por influenza se calculan entre 290.000 y 650.000 en todo el mundo. 

Un año después de que la OMS declarase la pandemia de covid-19, las muertes globales superan 2.600.000.

La investigadora María Victoria Sánchez, del Laboratorio de inmunología y desarrollo de vacunas del Instituto de Medicina y Biología Experimental de Cuyo (Imbecu), del Conicet, detalló otras diferencias: “Tenemos vacuna de la influenza desde los años 40 y también contamos con formas de prevenirla y tratarla. La gente ya no muere por influenza como en décadas pasadas gracias a esas medidas de prevención y a los tratamientos existentes”.

Agregó: “El covid-19 es una enfermedad nueva y es más grave, ya que aún no contamos con un tratamiento efectivo y todavía estamos estudiando el comportamiento de la infección y las secuelas que puede producir, que hasta ahora son muchas, por lo que estamos viendo en pacientes ‘recuperados’”.

Frédéric Altare, especialista en inmunidad del centro de investigación Inserm, en Francia, concuerda: “En cuanto a las complicaciones, la gripe está muy por debajo, aunque también hay infecciones respiratorias agudas en algunos casos”. “El covid-19 es mucho más grave que la gripe, no es una 'gripecita' como se había dicho en un principio. Y esto no es una hipótesis: es lo que observamos en cuidados intensivos”, explicó a la AFP.

Además, debido a la intensa afluencia de pacientes graves en los hospitales, el covid-19 genera el riesgo de saturación de los sistemas sanitarios, algo que no sucede con la influenza.

Sánchez agregó que las nuevas vacunas para prevenir el covid-19 son recientes y que no se ha vacunado a tantas personas aún como para que exista una inmunidad de rebaño que frene el contagio.

2. “No ha habido más muertos en el mundo que en el año anterior”: Falso

El emergentólogo Gettor aseguró que en 2020 no hubo más muertes que en 2019 y que, el año pasado, “la suma de causas mortales [sic] las han incluido todas como covid”.

“Es un cuadro de desinformación pública”, asegura. Pero su aseveración es falsa.

Aunque las estadísticas de muertes por covid-19, enfermedad surgida en diciembre de 2019 en China, y su lugar en el listado de causas de muerte en los distintos países aún no son definitivas, el indicador “exceso de mortalidad” permite estimar la cantidad adicional de fallecimientos durante la pandemia, comparado con el número de muertes esperadas, para un periodo y región determinados.

En 2020, este parámetro mostró crecimientos generalizados a nivel mundial, como revela el portal estadístico Our World in Data, de investigadores de la Universidad de Oxford.

 

En 31 países de Europa hubo unas 321.000 muertes adicionales entre enero y octubre de 2020, si se compara con el promedio de muertes registrado en el mismo período entre 2016 y 2019, según la agencia europea de estadísticas Eurostat. 

En Rusia, en tanto, octubre de 2020 fue el mes más letal en más de una década: se registraron casi 50.000 más muertes que en el mismo período de 2019.

3. La única forma de “probar” que alguien murió de covid-19 es a través de una autopsia: Falso

Los médicos presentes se hacen eco de una teoría que ha circulado desde el inicio de la pandemia: que hacer autopsias está “prohibido”, ya que esto revelaría que las personas no están muriendo por covid-19. En este sentido, Gettor sostiene que no puede saberse de qué falleció una persona si no se efectúa un examen post mortem. Se trata de una afirmación falaz.

Aunque están desaconsejadas por el riesgo de contagio, es falso que no se realicen autopsias en casos de fallecimientos por covid-19, como ya verificó AFP Factual. En marzo de 2020, pocos días después de declararse la pandemia, la OMS emitió directrices a seguir en estos casos.

Las autoridades argentinas no recomiendan la realización de autopsias ante casos probables o confirmados de covid-19, “salvo indicaciones clínicas fundamentadas”. Para esos casos, el Ministerio de Salud emitió una serie de recomendaciones sobre el manejo de los cadáveres. Autoridades provinciales (1, 2, 3) también han publicado sus propios documentos al respecto. Guías de este tipo también se establecieron en países como Colombia, Perú, México, Estados Unidos, España y Bélgica.

Luis Fondebrider, director ejecutivo del Equipo Argentino de Antropología Forense, que en julio de 2020 publicó una serie de guías para la gestión de cuerpos asociados al covid-19, explicó a AFP Factual que si bien las autopsias no están recomendadas para casos de coronavirus “por cuestiones de bioseguridad”, igualmente “es importante el diagnóstico por hisopado antes del fallecimiento o, en caso de sospecha, después del mismo, tanto para el certificado de defunción como para que todas las partes involucradas en la gestión del cuerpo tomen las medidas de bioseguridad necesarias”.

Para una verificación anterior de la AFP, Moisés Dib, jefe del Instituto de Medicina Forense de Córdoba, explicó que no solo en casos de covid-19, sino en general en muertes por otras patologías, la autopsia no es la que determina la causa del fallecimiento. “Lo más importante en la medicina es la clínica; la que define la patología es la clínica. A eso le podemos agregar un montón de estudios complementarios, como es una autopsia”, señaló, agregando que durante la pandemia se han hecho autopsias en casos excepcionales, cuando interviene una orden judicial o la sospecha de algún grado de criminalidad.

De acuerdo con el especialista, en la mayoría de los casos, sin embargo, los fallecimientos han sido certificados dentro del mismo sistema de salud, ya que las muertes se han dado en situación de internación hospitalaria. 

El marco legal argentino establece que las defunciones deben ser certificadas por un médico. Dib explicó que para completar correctamente ese documento, además de la causa directa de la muerte, que en general está vinculada a afecciones respiratorias derivadas de la infección por SARS-CoV-2, en un segundo apartado del certificado se debe detallar el papel que jugó el covid-19. Ese informe se toma en cuenta en la elaboración de estadísticas médicas. Allí también, explicó Dib, se debe incluir el resultado del test PCR que se realiza como examen de rutina a personas internadas por virosis.

Captura de pantalla realizada el 12 de marzo de 2021 de la Guía para la certificación médica de las causas de muerte elaborada por el Centro Argentino de Clasificación de Enfermedades

4. Según la OMS, todos los fallecidos con un test PCR positivo deben ser anotados como fallecidos por covid-19: Falso

El médico Bayona aseguró que, en los hospitales, todos los fallecidos con un test positivo para SARS-CoV-2 son considerados, por disposición de la OMS, muertos por covid-19 “aunque hayan muerto por un derrame cerebral”. 

AFP Factual efectuó una búsqueda en los comunicados y disposiciones de la OMS desde el inicio de la pandemia y no encontró registros de esa supuesta directriz. En cambio, en la guía de manejo clínico del covid-19 se explica que la información volcada en los certificados de defunción no debe omitir condiciones preexistentes del paciente y debe consignar la secuencia causal que llevó a su muerte.

A efectos de vigilancia, se lee en la guía: “las muertes debidas a la COVID-19 se definen como las muertes resultantes de una enfermedad clínicamente compatible, en un caso probable o confirmado de COVID-19, a menos que exista una causa alternativa clara que no pueda relacionarse con la COVID-19 (por ejemplo, un traumatismo)”. El documento detalla que si el paciente padece una enfermedad previa que contribuyó a desencadenar una evolución grave de infección por SARS-CoV-2, la muerte debe atribuirse al covid-19.

La OMS también señala que es importante especificar “la secuencia causal que conduce a la muerte. Por ejemplo, en casos en que la COVID-19 cause neumonía, septicemia y SDRA (...) se incluirán las tres, junto con la COVID-19. Quienes cumplimenten los certificados aportarán la mayor cantidad posible de detalles según su conocimiento del caso a partir de los datos de la historia clínica o de las pruebas de laboratorio”.

5. Los asintomáticos no contagian: Falso

El genetista Martínez, quien niega la existencia del SARS-CoV-2 llamándolo “hipotético”, toma a su turno el micrófono y afirma que la idea de que los asintomáticos contagian “forma parte de la manipulación del relato”.

La afirmación de que los asintomáticos no transmiten el virus ha sido verificada como falsa por AFP Factual en varias oportunidades (1, 2, 3).

La OMS explica que las personas sin síntomas sí pueden transmitir el virus, aunque aún no se sabe con qué frecuencia ocurre.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos también confirman la transmisión del virus de manera asintomática, agregando, no obstante, que “los casos asintomáticos son difíciles de identificar y la transmisión es difícil de observar y cuantificar”.

De acuerdo con el epidemiólogo Jorge Rodríguez, profesor e investigador del Instituto de Salud Pública de la Universidad Javeriana, en Colombia, en casi todos las enfermedades por virus infecciosos hay pacientes con formas leves de la enfermedad o asintomáticos, quienes pueden “potencialmente transmitirlo a otras personas”.

“Una persona asintomática por supuesto puede llegar a ser transmisor del agente infeccioso porque tiene la carga viral”, dijo a AFP Factual.

De acuerdo con dos estudios sistemáticos, uno de septiembre pasado en Suiza y otro de diciembre en Australia, entre el 17% y el 20% de las personas con infecciones por SARS-CoV-2 no desarrollarán síntomas. De acuerdo con la investigación australiana, las personas asintomáticas tienen un 42% menos de probabilidades de transmitir el virus que las personas sintomáticas. Ambos documentos coinciden en que los estudios sobre la transmisión asintomática deben continuar y en que, a pesar de que el contagio parece menor en comparación a la transmisión sintomática, las medidas de contención y prevención deben continuar vigentes.

El video viral culmina con un discurso del oftalmólogo Arriaga, quien asegura que la pandemia es una farsa y una excusa para que los gobiernos impongan un “estado de sitio”. Llamando a la población a “liberarse” y ponerse “del lado correcto”, termina su presentación comparando la “gesta” de “Médicos por la Verdad” con el papel de Mahatma Gandhi en la independencia de la India.

CORONAVIRUS