Afirmaciones falsas sobre las vacunas y el covid-19 del español Ricardo Delgado

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

En un video emitido el 4 de noviembre de 2021 y compartido más de 10.000 veces en redes sociales, un hombre llamado Ricardo Delgado, quien se presenta como bioestadístico, asegura que las vacunas contra el covid-19 contienen óxido de grafeno, lo que produce efectos letales de “magnetismo” e interactúa con las antenas 5G. Sin embargo, sus afirmaciones son falsas, de acuerdo con literatura científica y expertos consultados.

La entrevista apareció en la página de Facebook de la emisora Fresh Radio de Santa Fe, Argentina, y fue conducida por Marcos Kappes, quien se presenta como DJ profesional y productor radial.

Durante poco más de 45 minutos, Delgado se explaya sobre vacunas y supuestos planes de las élites para controlar y asesinar a quienes las reciban. Desde su sitio La Quinta Columna, este supuesto bioestadístico español, quien también afirma ser microbiólogo, genetista, psicólogo, máster en finanzas y preparador físico, ha difundido desinformación sobre la pandemia que ha sido verificada por la AFP en varias oportunidades (1, 2, 3, 4).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 26 de noviembre de 2021

A continuación, la verificación de las principales afirmaciones del video viral.

Las vacunas “magnetizan” a quienes las reciben: Falso

Esta información falsa dio la vuelta al mundo en abril de 2021, cuando las campañas de inmunización estaban avanzando en numerosos países. Como ya verificó AFP Factual, no hay ningún componente dentro de las vacunas contra el covid-19 -u otras- capaz de generar fenómenos de imantación.

"No. Recibir una vacuna contra el covid-19 no puede hacer que tu brazo se magnetice. Se trata de un engaño simple y llano", dijo a la AFP el doctor Stephen Schrantz, especialista en enfermedades infecciosas de la Universidad de Medicina de Chicago para esta verificación.

Teorías acerca de "componentes" sospechosos o secretos en las inmunizaciones contra el covid-19 comenzaron a circular meses antes de la aprobación de emergencia de las primeras vacunas, en diciembre de 2020. Sin embargo, sus composiciones no son secretas. Las de Pfizer, Moderna, AstraZeneca, Sputnik o Sinopharm, por dar algunos ejemplos, han sido dados a conocer por las autoridades sanitarias.

Las vacunas contienen óxido de grafeno (y este tiene propiedades magnéticas): Falso

El óxido de grafeno se obtiene por oxidación del grafeno, un nanomaterial basado en carbono que ha sido objeto de múltiples teorías conspirativas desde abril de 2021.

Delgado asegura que tiene numerosas pruebas que demuestran que el óxido de grafeno es un componente de las vacunas, y que este material es responsable de los fenómenos de imantación supuestamente observados.

Sin embargo, al igual que el grafeno, el óxido de grafeno “carece de propiedades magnéticas naturales”, dijo a la AFP la doctora en Química argentina María Celeste Dalfovo para esta verificación.

Diego Peña, quien estudia el potencial magnético del grafeno en el Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares, en España, explicó a AFP Factual en esta verificación que ese nanomaterial “solo es magnético en condiciones muy específicas de laboratorio”, y que pierde dicha propiedad por completo en condiciones ambientales.

“Es imposible que el grafeno pueda imantar nada”, agregó por su parte Marcelo Mariscal, investigador principal del CONICET, Argentina, especializado en nanotecnología.

AFP ya ha desmentido que haya grafeno y óxido de grafeno en vacunas, hisopos de pruebas PCR y hasta en la yerba mate.

La Universidad de Almería demostró que hay óxido de grafeno en las vacunas: Falso

Para “demostrar” que las vacunas contra el covid-19 contienen óxido de grafeno, Delgado hace referencia a un estudio de junio de 2021 publicado por Pablo Campra, profesor de la Universidad de Almería.

Como ya verificó AFP Factual, allí el autor dice examinar una muestra de la vacuna de Pfizer con un microscopio óptico y otro electrónico de transmisión, y concluye que la observación “no permite descartar la presencia de grafeno en la muestra”.

Este análisis fue autopublicado por el propio Campra, es decir, no fue sometido a revisión por pares ni a ningún otro procedimiento estándar para evaluar la calidad e idoneidad de una publicación científica.

El equipo de verificación de la AFP contactó al autor, quien dijo haber encontrado “evidencia microscópica de partículas de grafeno, pero se necesitan más pruebas espectroscópicas para confirmar esta estructura”.

La profesora Ester Vázquez, experta en seguridad y salud de Graphene Flagship e investigadora en la Universidad de Castilla-La Mancha (España), definió el estudio de Campra como “bastante inconcluso”, en declaraciones a la AFP. "El propio autor reconoce que no hay suficiente evidencia para respaldar las afirmaciones de que las vacunas contienen grafeno", destacó.

Respecto del supuesto aval de la Universidad de Almería al que también hace referencia Delgado, el propio Campra admite en su estudio (página 23): “Los resultados y conclusiones de este informe no implican posición institucional alguna de la Universidad de Almería”.

El 2 de julio pasado, la institución negó en un tuit cualquier colaboración con el estudio:

En el video, Delgado también menciona un nuevo estudio de Campra, publicado el 2 de noviembre pasado, en el que afirma que estudió cuatro marcas distintas de vacunas contra el covid-19 y concluye que “se han detectado objetos cuyas señales RAMAN por similitud con el patrón inequívocamente corresponden con OXIDO DE GRAFENO REDUCIDO”.

Al igual que el estudio anterior, este también fue autopublicado y no fue sometido a instancia alguna de evaluación científica.

El coronavirus no existe; es el óxido de grafeno el que causa los síntomas del covid-19: Falso

Delgado asegura que el coronavirus no existe y que, en cambio, es el óxido de grafeno el que causa los síntomas de la enfermedad.

A la pregunta de Kappes, acerca del origen de los síntomas que padecieron las personas en 2020, antes de las campañas de inmunización, el supuesto bioestadístico responsabiliza a las vacunas de la gripe y las antenas 4G+ y 5G.

Todas estas afirmaciones son falaces.

El profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS), Alberto Nájera, dijo para esta verificación que no hay comparación posible entre un material inanimado, como el óxido de grafeno, y un patógeno como el SARS-CoV-2. El coronavirus “es un agente que está formado por un ácido nucleico, proteínas y por lípidos (...) es un agente biológico”, dijo.

“Es imposible que el grafeno pueda haber provocado el coronavirus y mucho menos ser confundido con éste”, dijo a AFP Factual el equipo médico y científico de Graphenano, empresa barcelonesa dedicada a este material. “El grafeno es un alótropo del carbono (...) en el que los átomos están dispuestos en un plano hexagonal”, mientras que el “SARS CoV-2 es un nuevo tipo de coronavirus (...) compuesto por diferentes moléculas, que tienen la capacidad de evolucionar y adaptarse al medio”.

El 5G interactúa con el grafeno de las vacunas: Falso

El 5G es una tecnología que aumentará la velocidad de conexión móvil, reducirá al mínimo el tiempo de respuesta de la web, y permitirá aumentar el número de dispositivos conectados. Ya en febrero de 2020 la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un comunicado desmintiendo que el 5G afectara a la salud.

A lo largo de la pandemia han circulado varias teorías sobre la tecnología 5G y su supuesta interacción con las vacunas e incidencia en el organismo. Varias han sido verificadas por AFP Factual (1, 2, 3), incluyendo la aseveración de que en "altas concentraciones" el 5G provoca asfixia o que "actúa a nivel celular".

Antioxidantes para “curarse”: Falso

Para contrarrestar los efectos del óxido de grafeno en el organismo y así terminar con los síntomas del covid-19, Delgado recomienda ingerir antioxidantes, como glutatión o N-acetilcisteína. Ninguna de estas sustancias ha sido aprobada ni por la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), ni la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), ni por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica de Argentina (ANMAT) para tratar el covid-19.

No hay variantes virales porque el SARS-CoV-2 no existe: Falso

La idea de que el SARS-CoV-2 no ha sido aislado ni secuenciado y que, por lo tanto, no existe, circula desde 2020, y AFP Factual ya la ha verificado en varias oportunidades (1, 2, 3).

El primer artículo científico en el mundo que dio a conocer el SARS-CoV-2 fue publicado en el New England Journal of Medicine en enero de 2020, y detalla cómo el virus se aisló de pacientes en Wuhan, China, para estudiarlo en cultivos celulares.

Las secuencias del genoma viral obtenidas y publicadas son habitualmente compartidas en sitios de internet tales como GISAID donde, entre el 10 de enero de 2020 y el 26 de noviembre de 2021 se habían registrado 5.443.587 secuencias del genoma de SARS-CoV-2.

Además, existen repositorios que comparten gratuitamente aislamientos virales tales como BEI Resources, dependiente del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos.

La afirmación de que las variantes virales no existen o surgieron a partir de la vacunación ya fue verificada por AFP Factual en varias oportunidades (1, 2, 3).

Bill Gates dijo querer reducir a la población: Falso

Esta afirmación acerca del cofundador de Microsoft se ha vuelto viral durante la pandemia y ya ha sido verificada por la AFP (1, 2, 3).

Delgado y Kappes descontextualizan las palabras expresadas por Gates en el minuto 4:30 de la conferencia de 2010 “Innovating to zero”, en la que se refirió a las alternativas para reducir la emisión de CO2 en el mundo. Gates no habló de “eliminar” a la población, sino de reducir el crecimiento demográfico.

Captura de pantalla hecha el 26 de noviembre de 2021 de la conferencia de Bill Gates “Innovating to zero” en TED

De acuerdo con lo expresado por Gates en esa presentación, la clave para el crecimiento económico y del desarrollo en los países más pobres consiste en ralentizar el crecimiento demográfico, a fin de que los gobiernos dispongan de más medios para mejorar la vida de los ciudadanos. En ningún momento hace referencia a supuestos planes de eliminar a parte de la población, como se sugiere en el video viral.

La toxicidad del grafeno

El impacto del grafeno y sus derivados sobre la salud humana son materia de estudio. Reportes publicados por Graphene Flagship a partir de distintas investigaciones han encontrado que la exposición ocupacional a largo plazo al grafeno es segura para los pulmones y que tiene una baja toxicidad para la piel. Sin embargo, la inhalación de óxido de grafeno debe evitarse.

La AFP ya ha verificado otras afirmaciones falsas acerca del grafeno, como que es manipulable mediante radiofrecuencia o que afecta las funciones neuronales de las personas vacunadas.

29 de noviembre de 2021 Modifica el tercer párrafo.
COVID-19 VACUNAS 5G BILL GATES