Las variantes de preocupación del SARS-CoV-2 surgieron antes de las campañas de vacunación

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

En un meme compartido más de 1.000 veces en redes sociales desde mediados de julio de 2021 se sugiere que las variantes del SARS-CoV-2 son consecuencia de la vacunación, ya que “un año antes” de iniciada la campaña estas no existían. La afirmación, sin embargo, es falaz. Un año antes de iniciada la vacunación contra el covid-19 ni siquiera había comenzado dicha pandemia. Además, todas las variantes de preocupación surgieron meses antes de la aprobación de emergencia de los primeros inmunizantes.

“Un año antes de vacunar no hubo ni una sola variante… comienza la vacunación y aparecen muchas variantes… en paises vacunados” se lee en un meme compartido en Facebook (1, 2) e Instagram, en el que también se afirma que no hay variantes del SARS-CoV-2 “en los países no vacunados”.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 2 de septiembre de 2021

El meme no hace mención explícita al SARS-CoV-2 ni al covid-19, pero comenzó a circular en plena pandemia, en momentos en que la rápida expansión de la variante delta causaba preocupación, y pocos días después de que Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), advirtiera sobre la posible aparición de nuevas variantes.

¿Qué es una variante?

“Una variante es una versión de un virus que tiene diferencias genéticas en regiones de importancia biológica respecto de un genoma de referencia”, explicó a AFP Factual Carolina Torres, integrante del Proyecto Argentino Interinstitucional de genómica de SARS-CoV-2. “En el caso del SARS-CoV-2 las diferencias genéticas se definen respecto a los virus iniciales que se secuenciaron en China a fines de 2019”, precisó.

La mayoría de los cambios en un virus, que se generan de manera natural por su propio proceso de replicación, tienen escaso o nulo efecto sobre sus propiedades. Sin embargo, como explica en su sitio la OMS, “algunos cambios pueden influir sobre algunas de esas propiedades, como por ejemplo su facilidad de propagación, la gravedad de la enfermedad asociada o la eficacia de las vacunas, los medicamentos para el tratamiento, los medios de diagnóstico u otras medidas de salud pública y social”.

Variantes de interés y variantes de preocupación

La OMS tiene dos definiciones funcionales para las variantes del SARS-CoV-2 que suponen un cambio de relevancia en sus propiedades: las de interés (VOI) y las de preocupación (VOC, por sus siglas en inglés).

Las primeras designan variantes que se comportan de manera diferente a una referencia o cuyo genoma presenta mutaciones que llevan a cambios que pueden afectar las características del virus, como su transmisibilidad o la gravedad de la enfermedad que ocasiona. Una variante también es de interés si se ha identificado en circulación comunitaria, múltiples casos de covid-19, grupos, o en múltiples países.

Las variantes de preocupación, por su parte, están asociadas a uno o más cambios en el virus cuyo impacto puede resultar significativo para la salud pública mundial. Estos son “aumento de la transmisibilidad o cambio perjudicial en la epidemiología del covid-19; aumento de la virulencia o cambio en la presentación clínica de la enfermedad; o disminución de la eficacia de las medidas sociales y de salud pública o de los medios de diagnóstico, las vacunas y los tratamientos disponibles”.

Un año antes de vacunar… no había pandemia

“Un año antes de vacunar no hubo ni una sola variante”, se afirma en el meme, cayendo en un error temporal.

Fuera de los ensayos clínicos, la primera vacuna contra el covid-19 se administró el 8 de diciembre de 2020 en Gran Bretaña. Un año antes de esa fecha ni siquiera se tenía conocimiento del nuevo virus. La oficina de la OMS en China notificó a su referente regional casos de una "neumonía viral" el 31 de diciembre de 2019.

La pandemia de covid-19 no fue declarada hasta el 11 de marzo de 2020.

Las variantes son una consecuencia del contagio, no de las vacunas

“Las primeras detecciones de las variantes tanto de interés como de preocupación que vemos en este momento, incluyendo la delta, se realizaron antes de los procesos de vacunación en todo el mundo”, dijo a AFP Factual la viróloga Torres.

Con ella concuerda Álvaro Fajardo, doctor en Ciencias Biológicas e investigador en el Laboratorio de evolución experimental de virus del Instituto Pasteur, Uruguay: “Todas las variantes de preocupación, alfa, beta, gamma y delta, surgieron antes de que se empezara a vacunar. Que después se hayan hecho más conocidas es otro tema. Al empezar a dispersarse y a copar una región particular estableciéndose como predominantes, es obvio que se hablará más de ellas. Pero habían surgido antes”.

En efecto, Inglaterra inició su vacunación el 8 de diciembre de 2020 y la variante B.1.1.7 o alfa fue detectada por primera vez en el país en septiembre de ese año.

Lo mismo puede decirse de la variante gamma, cuyos primeros registros en Brasil datan de octubre pasado. En ese país la campaña de vacunación inició el 17 de enero de 2021.

India comenzó su campaña de vacunación el 16 de enero de 2021. La variante delta o B.1.617.2 fue detectada en ese país en diciembre de 2020 y el linaje del cual proviene, el B.1.617, ya había sido identificado en octubre.

Una mujer recibe una dosis de una vacuna contra el covid-19 en Ahmedabad, India, el 26 de agosto de 2021 ( AFP / Sam Panthaky)

“Los virus incorporan mutaciones porque es una característica intrínseca de su biología”, dijo Torres. “Esto ocurre en cada ciclo de multiplicación del virus, dentro de cada célula, en cada persona que cursa una infección”.

De acuerdo con la especialista, con los más de 200 millones de casos registrados en el mundo de infección por SARS-CoV-2, “lo extraño sería no observar cambios en el virus”.

Cuantas más personas infectadas haya en el mundo, pues, más probabilidades se le ofrecen al virus para adquirir mutaciones y, por lo tanto, habrá más chances de que se genere una variante nueva, explicó. Y enfatizó: “Las variantes del SARS-CoV-2 no tienen nada que ver con la vacunación”.

Sí hay variantes en países con baja tasa de vacunación

De acuerdo con el meme, no hay variantes en los “países no vacunados”. No hay datos disponibles que avalen tal afirmación.

A esa fecha, el continente africano tenía la tasa de vacunación más baja del mundo. De acuerdo con los datos de los Centros para el Control y Prevención y Enfermedades de África, solo el 2,93% de la población de la región había recibido el esquema completo de vacunación contra el covid-19. Al momento de la aparición del meme, a mediados de julio pasado, el porcentaje era aún menor.

Si lo establecido por el meme fuese cierto, no habría variantes en África. Sudán del Sur, uno de los países del continente con menos vacunas administradas cada 100.000 habitantes —apenas el 0.46% de la población había recibido al menos una dosis al 30 de agosto de 2021— confirmó casos de la variante delta en julio pasado.

De acuerdo con ReliefWeb, el servicio de información humanitaria de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas (OCHA), la variante delta del SARS-CoV-2 se ha encontrado en 31 países africanos, la alfa en 44 países y la beta en 39.

COVID-19 VACUNAS