Un chip de grafeno presentado en el Mobile World Congress, en Barcelona el 27 de febrero de 2018 ( AFP / Pau Barrena)

El grafeno no es manipulable con radiofrecuencia, según expertos

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.
 

Una definición del grafeno, un nanomaterial basado en el carbono, afirma que “se puede manipular mediante radiofrecuencia y es magnetizable”. “Con el grafeno en el cerebro se modulan las emociones (...) se obtienen parámetros biométricos y posición GPS”, concluye el texto, compartido por miles de usuarios en redes sociales desde mediados de junio de 2021. Aunque el texto viral contiene frases que sí son ciertas, los expertos niegan que se pueda emplear para actuar sobre el cerebro humano. También advierten que no es correcto hablar de “manipulación del grafeno”, el cual, además, no tiene propiedades magnéticas por sí mismo.

“El grafeno es un material superconductor no metálico que está entre lo nanotecnológico y lo biológico. Está basado en el carbono”, arranca la definición viral (1, 2). Y continúa: “El grafeno se puede manipular mediante radiofrecuencia y es magnetizable al combinarse con el hidrógeno del H2O del cuerpo humano”, para concluir afirmando que con el grafeno “en el cerebro se modulan las emociones mediante radiofrecuencia. Se obtienen parámetros biométricos y posición GPS”.

La supuesta definición circuló también en francés e inglés.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 4 de agosto de 2021

Grafeno, material superconductor no metálico

El grafeno es un nanomaterial basado en carbono, sumamente resistente, con una alta conductividad térmica y eléctrica y múltiples aplicaciones. La doctora Prado Lavín-López, del departamento científico de la empresa barcelonesa Graphenano Medical Care  confirmó esta frase de la definición viral a AFP Factual: “Es cierto, el grafeno es un nanomaterial superconductor no metálico”

Lavín-López explicó que el grafeno no siempre es “compatible” con una utilización biológica. El equipo científico de Graphenano, entre otras cosas, trata el grafeno para “biocompatibilizarlo” y asegurar su no toxicidad.

La empresa catalana explica que el grafeno consiste en “una sola capa de átomos de carbono (...) con una estructura semejante a la de un panal de abejas por su configuración atómica hexagonal”, algo que también afirma la publicación viral.

Desde hace años se investigan las aplicaciones tecnológicas del grafeno.

El magnetismo del grafeno

Según la publicación viral, “el grafeno se puede manipular mediante radiofrecuencia y es magnetizable al combinarse con el hidrógeno del H2O del cuerpo humano”, pero la doctora Lavín-López matizó: “No es correcto hablar de manipulación del grafeno, lo correcto sería hablar de funcionalización del grafeno”

“El grafeno presenta extraordinarias propiedades mecánicas y electrónicas, pero no magnéticas”, subrayó, en línea con lo que otros expertos ya dijeron a AFP Factual en junio de 2021.

Diego Peña, del Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares de Santiago de Compostela (España) y quien estudia el potencial magnético del nanomaterial, descartó que este pudiera generar esa reacción. “Es magnético solo en condiciones muy específicas de laboratorio (ultra alto vacío y sobre oro). Es muy inestable, de forma que en condiciones ambientales pierde las propiedades magnéticas”, explicó. 

Por su parte, Marcelo Mariscal, vicedecano de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, e investigador principal del CONICET, especializado en nanotecnología, coincidió: "Las propiedades magnéticas no existen de forma natural en el grafeno". “El grafeno no podría generar ese fenómeno debido a la poca cantidad de material. Hay que recordar que es un material de solo una lámina de átomos de espesor”, dijo a la AFP.

La doctora española, por su parte, mencionó la labor de un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid que trabaja sobre esa “carencia” magnética del grafeno, que se podría resolver “con ayuda del hidrógeno, que al contactar con el grafeno le transfiere su momento magnético”, pero señaló que son estudios “muy preliminares”.

De su lado, la doctora en química María Celeste Dalfovo y el investigador Santiago Barrionuevo, del Grupo de Sensores y Electrocatálisis INIFTA-CONICET-UNLP, expusieron: “Por sí solo, el grafeno es diamagnético. Esto quiere decir que no se ve atraído por imanes (...). Además, si bien sus características de transporte electrónico son extremadamente interesantes desde el punto de vista tecnológico y de investigación, no es un 'superconductor con actividad magnética'”.

El departamento científico de Graphenano señaló que, por ejemplo, los lápices “contienen grafito”, elemento muy parecido al grafeno, “y no son magnéticos”.

¿Y puede obtener la posición GPS por radiofrecuencia?

La radiofrecuencia ha estado en el centro de otras publicaciones virales verificadas por AFP Factual, bien por los avances de la tecnología 5G, bien por la relación de tecnologías y anteriores pandemias.

En el caso del grafeno, Lavín-López aclaró que el grafeno, “por sí mismo, ni usando radiofrecuencia, es capaz de obtener parámetros biométricos ni posición GPS”. “Se están desarrollando sensores de grafeno con diferentes aplicaciones”, señaló, pero “mucho distan de la obtención de posición GPS ni parámetros biométricos, los cuales son característicos de cada persona e imposibles de modificar usando grafeno”.

La doctora citó entre las posibles aplicaciones que se estudian del grafeno las que permitan “entender mejor el cerebro y conocer enfermedades” como la epilepsia o la migraña. 

Los beneficios para la salud del uso de materiales basados en el grafeno todavía no se conocen bien. Maurizio Prato, encargado de Salud y Medio Ambiente en la plataforma Graphene Flagship, iniciativa financiada por la Comisión Europea, detalló que varios grupos de expertos estudian los efectos de productos como el grafeno “sobre la salud humana y el medio ambiente”. 

La página de Flagship indica que “estudios iniciales sugieren que el grafeno es seguro para una exposición ocupacional a largo plazo, pero se debe evitar la inhalación de óxido de grafeno, dependiendo del tamaño de las partículas”.

El vicedirector de Salud y Medio ambiente de Graphene Flagship, Alberto Bianco, comentó, por su parte, que la evidencia muestra que el grafeno es biodegradable y puede eliminarse del cuerpo. “De todos modos, se están realizando estudios para evaluar si los fragmentos de la descomposición pueden tener efectos no deseados”.

La portavoz de la Sociedad Española de Neurología explicó a AFP Factual en junio de 2021: “Las aplicaciones del grafeno son ya amplias en el campo de la medicina y no se ha visto que su uso suponga ningún tipo de efecto secundario en el cerebro”.

Respecto a otras posibles aplicaciones futuras, además de la medicina, Peña detalló que “la idea final es tener un material que se pueda usar en espintrónica. (...) Esto, por ejemplo, podría permitir desarrollar computadores cuánticos para tener mayor capacidad de cálculo”.

AFP Factual ha verificado afirmaciones sobre si las vacunas contra el coronavirus están compuestas de grafeno, si llevan óxido de grafeno o si el SARS-CoV2 es, directamente, este nanomaterial.