El test PCR sí detecta el virus SARS-CoV-2 y permite diagnosticar el covid-19

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

La PCR no detecta el SARS-CoV-2, sino secuencias de genes endógenos”, dice el título de un artículo compartido más de 7.000 veces desde febrero de 2021 en redes sociales. Sin embargo, las pruebas PCR revelan la presencia de material genético del virus, permiten diagnosticar el covid-19 y son consideradas por autoridades sanitarias y expertos consultados como una herramienta clave en la lucha contra la pandemia.

El texto ha sido compartido por un sitio llamado Médicos por la Verdad, en referencia a una agrupación que ha divulgado contenido falaz desde inicios de la pandemia como ya ha verificado AFP Factual. Una captura de pantalla del título del artículo también ha circulado independientemente y se ha compartido más de 700 veces en Facebook (1, 2, 3) y en Twitter (1, 2).

Las mismas afirmaciones han sido difundidas en este video, que ha sido compartido 3.400 veces.

Captura de pantalla del artículo publicado en el sitio de “Médicos por la Verdad” y datos de interacciones brindados por la la herramienta CrowdTangle, al 30 de julio de 2021

Instituciones como el Consejo Federal de Entidades Médicas Colegiadas y el Foro Argentino de Facultades y Escuelas de Medicina Públicas han repudiado “las falsedades de ‘médicos por la verdad” y “sus acciones temerarias”.

La prueba PCR (de Reacción en Cadena de la Polimerasa) se realiza en laboratorios de todo el mundo cuando se sospecha de una infección en curso. Con un hisopo se toma una muestra de la nariz o de la parte posterior de la garganta del paciente y se la analiza a nivel molecular, en búsqueda de la presencia de genes específicos del SARS-CoV-2.

Genes endógenos

La mayoría del contenido viralizado se remite al título del artículo que sentencia: “La PCR no detecta el SARS-CoV-2, sino secuencias de genes endógenos”.

Sin embargo, el doctor en Ciencias Biológicas e investigador del Laboratorio de Virología Molecular (LVM) del Centro de investigaciones nucleares de Uruguay, Álvaro Fajardo, destacó que “la PCR detecta material genético del virus”. Lo mismo sostienen instituciones como la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) y la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de Estados Unidos.

Un gen endógeno es un gen propio. (...) Las técnicas de PCR para el virus que sea o para el organismo que sea se desarrollan específicamente para que detecten secuencias genéticas de ese virus particular en este caso. O sea que únicamente se va a detectar o se va a revelar la positividad en una persona que esté infectada con este virus” en particular, explicó Fajardo.

El especialista uruguayo precisó que si este test para el covid-19 reconociera genes endógenos humanos, en lugar de material genético específico del SARS-CoV-2, “cualquiera que se hiciera la PCR daría positivo y eso no es así. Únicamente dan positivo los que están cursando la infección”.

Secuencias genéticas, azar y genes diana

El primer párrafo del artículo dice: “Las secuencias genéticas utilizadas en las PCR para detectar sospechas de SARS-CoV-2 y diagnosticar casos de enfermedad y muerte atribuidos a Covid-19 están presentes en decenas de secuencias del propio genoma humano y en las de un centenar de microbios. Y eso incluye los iniciadores o cebadores, los fragmentos más extensos tomados al azar de su supuesto ‘genoma’ e incluso los llamados ‘genes diana’ supuestamente específicos del ‘nuevo coronavirus”.

Sin embargo, como explicaron Fajardo y otros expertos para verificaciones anteriores (1, 2), una prueba de PCR es específica para un organismo y no detecta a otro, y las secuencias genéticas utilizadas en el test para SARS-CoV-2 son específicas de este virus. Dado que cada especie tiene un genoma particular, existen bases de datos donde están los genomas de las especies conocidas.

No se toma una secuencia ‘al azar’ del virus. (...) No es cierto que la secuencia genética para la cual se desarrollan las moléculas específicas de PCR, que son los primers [iniciadores o cebadores] y las sondas, estén presentes en el humano ni en otros microbios, porque no hubieran pasado ni siquiera la primera parte del desarrollo de esa técnica de PCR. Y quedaría a la vista porque cualquiera podría dar positivo y no es el caso”, puntualizó Fajardo.

El primer paso para el desarrollo del test PCR fue escoger un fragmento particular del genoma del SARS-CoV-2, pero no al azar, como sugiere la publicación, sino seleccionarlo asegurándose previamente que no estaba presente en ninguna otra especie.

La especificidad requiere de este proceso inicial de cotejar la secuencia genética para la cual voy a desarrollar estas moléculas específicas y asegurarme que no están en otras especies. Por eso, la PCR es una técnica altamente específica, porque tiene todo ese trabajo bioinformático previo”, detalló el experto uruguayo.

En tanto, las secuencias genéticas “diana” son el blanco al que apuntan las pruebas PCR y son específicas del SARS-CoV-2.

Los iniciadores o cebadores empleados en los PCR son efectivamente “una secuencia genética que solo está en este virus, que es el blanco, la diana, el objetivo del desarrollo” del test.

Este artículo publicado en la biblioteca de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos explica que “desde que se secuenció el genoma del nuevo coronavirus se dispone de diferentes dianas genéticas para el desarrollo de sistemas de amplificación genómica. La RT-PCR se ha constituido como la técnica de referencia y puede encontrarse en diferentes formatos comerciales”.

¡Cualquiera puede dar positivo!

Parte del texto viralizado señala además que la prueba PCR “no tiene valor y todos los resultados ‘positivos’ obtenidos hasta ahora deben ser científicamente invalidados” ya que “bajo ciertas condiciones, ¡cualquiera puede dar positivo!”.

Juan Sabatté, médico y doctor en microbiología e investigador del Conicet (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas) de Argentina, también ha dicho previamente a AFP Factual que el test PCR que se utiliza en la pandemia “detecta secuencias específicas de ARN presentes en el ARN del virus SARS-COV-2 y ausentes en el ARN humano y en el ARN de otros virus”. Y aseguró que es la metodología “más específica de todas las técnicas utilizadas en diagnóstico médico”.

Únicamente las personas que están cursando la infección dan positivo para una PCR contra SARS-CoV-2. Por eso es altamente específica la técnica”, recordó Fajardo al descartar que el test dé positivo en cualquier caso.

Gloria Sánchez-Contreras, jefa de comunicaciones en español de la oficina de prensa de la FDA dijo anteriormente a la AFP: “Las pruebas de PCR generalmente se consideran el ‘estándar de oro’ para el diagnóstico de COVID-19”.

Un trabajador sanitario realiza una prueba de PCR, en el Centro Universitario de Ciencias de la Salud en México, el 14 de abril de 2021 ( AFP / Ulises Ruiz)

Desde inicios de la pandemia de covid-19, los test PCR han sido objeto constante de desinformación. Se ha dicho, por ejemplo, que dan una mayoría de falsos positivos y que el hisopo puede "pinchar" la hipófisis. Esas y otras afirmaciones (1, 2, 3) han sido verificadas por AFP Factual.

Nadie ha aislado el SARS-CoV-2

El texto de Médicos por la Verdad agrega: “Les hemos estado advirtiendo desde marzo [de 2020]: no puede realizarse pruebas específicas para un virus sin conocer los componentes del virus que está tratando de detectar. Y los componentes no se pueden conocer sin haber aislado/purificado ese virus. Desde entonces seguimos acumulando evidencia de que nadie ha aislado el SARS-CoV-2 y, lo que es más importante, que nunca se podrá aislar”.

La secuenciación es la herramienta indispensable para rastrear el virus. La publicación de la primera secuenciación del genoma del SRAS-CoV-2 en enero de 2020, al inicio de la pandemia, permitió identificarlo como un nuevo coronavirus y empezar a desarrollar test de diagnóstico y vacunas.

La idea de que el SARS-CoV-2 no ha sido aislado ni secuenciado circula desde el comienzo de la pandemia y AFP Factual ya ha demostrado que es una afirmación falsa en varias oportunidades (1, 2, 3, 4).

Numerosos laboratorios en el mundo han aislado y secuenciado el genoma del virus SARS-CoV-2, y existen ya miles de publicaciones científicas analizando diferentes características del virus”, dijo previamente Sabatté a AFP Factual y agregó: “En el INBIRS, nuestro laboratorio, hemos realizado varios aislamientos y hemos secuenciado el genoma de los virus purificados con el objeto de conocer a qué variantes corresponden”.

Secuenciar el genoma significa conocer el material genético, es decir, la información que tienen todos los organismos sobre cómo están hechos y cómo deben comportarse.

En el caso de este virus [SARS-CoV-2] esta información está en el ARN (ácido ribonucleico), y nos va a decir cómo este virus es estructuralmente y cómo va a funcionar en un organismo. La lectura de este genoma nosotros lo traducimos en letras, que combinadas entre sí dan el genoma y que depende de esa combinación van a dar una información. Entonces, secuenciar un genoma implica poder leer cada una de esas letras que codifica la información de ese virus”, explicó la viróloga Mariana Viegas, coordinadora de la investigación en Argentina en la que se identificó la secuencia del coronavirus.

Una técnica trabaja en la secuenciación del genoma del SARS-CoV-2 y sus variantes en el Centro Nacional de Referencia (CNR) del Instituto Pasteur en París, el 21 de enero de 2021 ( AFP / Christophe Archambault)

En su cronología de la respuesta al covid-19, la OMS señala que el 11 de enero de 2020 tuiteó que había recibido de la República Popular China las secuencias genéticas del nuevo coronavirus. Desde entonces, decenas de miles de secuencias han sido descargadas en bases de datos públicas, lo que permitió observar las mutaciones con una precisión y velocidad jamás alcanzadas antes.

El primer artículo científico en el mundo que dio a conocer el SARS-CoV-2 detalla cómo el virus se aisló de pacientes en Wuhan, China, para estudiarlo en cultivos celulares. Varios países han dado a conocer que pudieron aislarlo y secuenciarlo, como Argentina, Colombia o Perú, y brindado información sobre la secuenciación del genoma completo de cepas del virus circulantes.

4 de agosto de 2021 Corrige metadatos.
COVID-19