Un paciente con COVID-19 en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Santa Casa de Misericordia en Porto Alegre, Brasil, el 13 de agosto de 2020, Silvio Avila/AFP

Siete afirmaciones falsas sobre el COVID-19 del video de una médica argentina

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

“Otra médica que se anima a hablar (...) Despertemos”. Así presentan algunos usuarios un video compartido más de 4.700 veces en redes sociales desde el 1 de agosto, en el que una mujer hace una serie de afirmaciones respecto del COVID-19, su origen y modos de prevenirlo. Pero resultaron ser falsas o se basan en elementos falsos, según expertos de la salud y documentos científicos consultados.

En el video (1, 2) que circula en Facebook, la mujer se presenta como la “profesional de salud” y médica Lucila Madrid, y asegura que ha atendido sin protección alguna a numerosos pacientes con diagnóstico de COVID-19 sin contagiarse. A lo largo de casi siete minutos dice también que los hospitales y clínicas de Argentina “están vacíos”, y que los medios de comunicación “están comprados” y ocultan la verdad respecto de la actual crisis sanitaria. “Sabemos que esto es una plandemia donde el virus no existe”, afirma.

La mujer no explica en qué institución trabaja ni a qué especialidad médica se dedica. Su matrícula no fue encontrada en la Red Federal de Registros de Profesionales de la Salud de Argentina.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook realizada el 14 de agosto de 2020

Tras la publicación de la verificación del video el pasado 20 de agosto, la mujer hizo otro video explicando que su verdadero nombre no es Lucila Madrid sino Karina Sarno, y que se vio obligada a utilizar un pseudónimo ya que su cuenta de Facebook había sido “robada”. En el mismo video detalla que es médica y da su matrícula. AFP Factual esta vez sí encontró su registro profesional.

La AFP se comunicó por correo electrónico con Sarno para solicitarle más detalles acerca de su profesión. La mujer se limitó a brindar nuevamente su número de matrícula. En su cuenta de Linkedin figura como especialista en medicina laboral y psiquiatría, y como directora de una residencia geriátrica.

A continuación, la verificación de las principales afirmaciones del video viral.

1. El virus “viaja” en las vacunas de la gripe: Falso 

Tras negar la existencia del virus, Karina Sarno dice que éste “viaja en las vacunas de la gripe”, dando a entender que el nuevo coronavirus se encuentra dentro de la vacuna de la influenza y se transmite cuando ésta se suministra.

La doctora María Victoria Sánchez, investigadora del Laboratorio de inmunología y desarrollo de vacunas de IMBECU-CCT-CONICET, Argentina, descartó la posibilidad de que una vacuna para prevenir un virus determinado sea capaz de transmitir otro virus.

La especialista explicó a AFP Factual que el proceso para fabricar la vacuna de la influenza incluye matar o “inactivar” al virus que la provoca, y luego purificar el antígeno de ese virus, es decir, purificar el elemento que induce la respuesta inmunitaria. “Es imposible, pues, que ‘viaje’ un virus vivo dentro una vacuna, ni siquiera de influenza. Además los controles para la elaboración de las vacunas son muy rigurosos, y antes de salir al mercado cada lote de vacunas pasa muchos controles para asegurar seguridad y efectividad”, afirmó.

Otra teoría similar, según la cual la vacuna contra la gripe aumenta las chances de contraer COVID-19, ya fue verificada por AFP Factual.

2. A través de la vacuna, el virus se “activa” con “rayos del 5G”: Falso

Esta afirmación forma parte de una serie de teorías sin sustento acerca de la composición de las vacunas y la incidencia de las redes 5G en el organismo. Varias han sido verificadas por AFP Factual, incluyendo la aseveración de que la vacuna para prevenir el COVID-19 contendrá un microchip, y de que a “altas concentraciones” el 5G provoca asfixia.

Ante la avalancha de teorías conspirativas respecto de la tecnología, que llevaron incluso a ataques contra antenas de telefonía en Reino Unido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) desmintió que el despliegue de 5G tuviera algún papel en la propagación del nuevo coronavirus.

El 5G es una tecnología que aumentará la velocidad de conexión móvil, reducirá al mínimo el tiempo de respuesta de la web, y permitirá aumentar el número de dispositivos conectados. Su implementación está dando sus primeros pasos en Europa, Estados Unidos y Asia, y no ha sido implementada aún en Latinoamérica.

Por lo demás, ninguna de las vacunas en fase clínica o preclínica para prevenir el COVID-19, ni ninguna vacuna existente, contiene algún elemento que pueda activarse de manera remota, como sugiere Sarno. “Eso no existe”, dijo a AFP Factual la doctora María Victoria Sánchez.

3. “Las cuarentenas solo deben hacerlas las personas de riesgo”: Falso

“Las personas que no tenemos patología no tenemos por qué estar aislados”, dice Sarno, quien asegura que solo las personas de riesgo deben ponerse en cuarentena.

En su definición, cuarentena refiere a un “aislamiento preventivo a que se somete durante un período de tiempo, por razones sanitarias, a personas o animales”, y no se suscribe a una población de riesgo o particularmente vulnerable. Durante la pandemia de coronavirus, la práctica se ha aplicado a personas que han estado expuestas al SARS-CoV-2, o bien a personas que viven en un área geográfica que ha sido declarada de alto riesgo por la autoridad sanitaria.

En un comunicado de marzo pasado con consideraciones a tener en cuenta en la implementación de una cuarentena durante la pandemia, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la definió como “la restricción de actividades o la separación de personas que no están enfermas pero que pueden estar expuestas a un agente o enfermedad infecciosa, con el objetivo de monitorear sus síntomas y asegurar la detección temprana de casos. La cuarentena es diferente del aislamiento, que es la separación de personas enfermas o infectadas de otras para evitar la propagación de infecciones o contaminación”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos tampoco limitan la cuarentena a una población de riesgo. En el artículo “Cuándo ponerse en cuarentena”, especifican que dicha práctica debe ser aplicada por personas que pudieron estar expuestas al virus.

La OMS dejó a criterio de los países miembros la implementación de medidas de confinamiento para prevenir la propagación del COVID-19, y recomendó que se aplicaran como “parte de un paquete integral de medidas de contención y respuesta de salud pública”.

En la Actualización de la estrategia frente al COVID-19, publicada en abril pasado, la institución admitió posibles consecuencias negativas de las medidas de distanciamiento físico y restricciones al movimiento: “Los ‘confinamientos’ y ‘aislamientos’ pueden frenar la transmisión del COVID-19 al limitar el contacto entre personas. Sin embargo, estas medidas pueden tener un profundo impacto negativo en las personas, comunidades y sociedades al detener casi por completo la vida social y económica”.

El documento señala, no obstante, que “sin una planificación cuidadosa, y en ausencia de capacidades de salud pública y atención clínica ampliadas, es probable que el levantamiento prematuro de las medidas de distanciamiento físico genere un rebrote incontrolado de la transmisión de la COVID-19 y una segunda oleada de casos amplificada”.

Un artículo publicado el 1 de agosto pasado en el semanario médico The Lancet concuerda: “La mayoría de las políticas de confinamiento han reducido con éxito el número de contagios y el crecimiento epidémico, pero salir de ellas prematuramente sin una planificación suficiente puede resultar en un rebrote”. A esa fecha, había medidas de confinamiento en al menos 94 países.

4. Las mascarillas provocan hipercapnia, infartos o accidentes cerebrovasculares: Falso

“No hay que usar mascarillas [...] Es preferible pagar una multa y no pagar con la salud”, dice Sarno, y afirma que quienes las utilizan inhalan dióxido de carbono, privando así de oxígeno a las células, con consecuencias graves para la salud, como “infarto, accidente cerebrovascular u otras patologías”.

La hipercapnia es el aumento de dióxido de carbono en la sangre y afecta principalmente a las personas con enfermedades respiratorias. Este síndrome provoca que el pH de la sangre se torne más ácido, lo que dificulta el ingreso del oxígeno.

La afirmación de que los cubrebocas provocan hipercapnia ya fue verificada por AFP Factual y resultó falsa.

Un hombre y su hija hacen ejercicio con cubrebocas en la rambla de Montevideo, el 14 de mayo de 2020

El doctor Daniel Pahua, académico de Salud Pública de la Universidad Autónoma de México (UNAM) explicó que al utilizar mascarillas no se respira ningún desecho significativo, y agregó que su sola utilización no deriva en una hipercapnia, “a menos que el paciente tenga un problema funcional, pero ahí no sería por el uso de los cubrebocas”.

De acuerdo a esta verificación de la AFP en inglés, el Departamento de Control de Enfermedades de Tailandia (donde también se difundieron publicaciones asociando las mascarillas con la hipercapnia) explicó a través de esta infografía que no hay evidencia sobre una variación del pH en la sangre por el uso prolongado de mascarillas.

El 5 de junio pasado la OMS publicó un documento con recomendaciones sobre el uso de tapabocas, en el que alienta su implementación para “para prevenir la transmisión comunitaria de la COVID-19 [...] en situaciones y entornos específicos, como parte de un enfoque integral para interrumpir la transmisión del SARS-CoV-2”.

AFP Factual ha verificado otras informaciones falsas respecto de las mascarillas y el supuesto daño que producen, incluyendo que causan pleuresía y albergan virus, que provocan cáncer y que tapan el sistema de ventilación natural”.

 5. Las pruebas PCR dan una mayoría de falsos positivos: Falso

Karina Sarno no es la primera en afirmar que los tests PCR, utilizados desde los años 1980 para detectar enfermedades infecciosas, dan resultados equivocados e “inflan” las cifras de infectados por COVID-19.

Especialistas contactados por AFP Factual destacaron la precisión de la prueba y descartaron que diera una mayoría de “falsos positivos”.

Juan Sabatté, médico y doctor en microbiología e investigador del Conicet, explicó que el test PCR “detecta secuencias específicas de ARN presentes en el ARN del virus SARS-COV-2 y ausentes en el ARN humano y en el ARN de otros virus” y aseguró que es la técnica “más específica de todas las técnicas utilizadas en diagnóstico médico”.

Agustina Ipiña, médica en residencia en un hospital privado de la Ciudad de Buenos Aires, dijo que “todo test tiene su sensibilidad y especificidad, con una tasa de falsos positivos y falsos negativos”. “Los médicos sabemos eso y frente a casos con discordancia clínica repetimos el test. Por ejemplo, si llega un paciente con anosmia [pérdida de olfato] y registros subfebriles y la prueba da detectable, ese paciente tiene COVID-19. Si un paciente tiene neumonía o una evolución tórpida de una infección respiratoria [una evolución que no responde a lo esperado], aunque tenga una PCR no detectable, continua en aislamiento y le repetimos la prueba a las 48 horas”, señaló a AFP.

El infectólogo argentino Omar Sued, por su parte, dijo al equipo de verificación de AFP que “puede haber resultados falsos negativos los primeros días de la enfermedad”, porque las pruebas requieren un valor mínimo de virus para poder detectarlo. Detalló además que el test “suele dar positivo recién a los cinco días de haber estado en contacto con la persona que te contagia, a veces uno o dos días antes de empezar con los síntomas”.

AFP Factual también ha verificado otras afirmaciones acerca de la supuesta inespecificidad de los tests PCR.

6. Se han juntado firmas para iniciar un juicio por crímenes de lesa humanidad a Bill Gates: Engañoso

La Casa Blanca cuenta con un espacio virtual para que los ciudadanos envíen peticiones al Congreso de Estados Unidos. El 10 de abril pasado apareció en el sitio una petición para que se investigue a la Fundación Bill & Melinda Gates por “mala praxis médica” y “crímenes contra la humanidad” que ya ha reunido más de 600.000 firmas.

La solicitud, que al 20 de agosto no había sido considerada por el Congreso estadounidense, asegura que Bill Gates “ha manifestado públicamente su interés en ‘reducir el crecimiento de la población’ [...] mediante la vacunación. Gates, UNICEF y la OMS ya han sido acusados de manera creíble de esterilizar intencionalmente a niños kenianos mediante el uso de un antígeno HCG oculto en las vacunas contra el tétanos”.

Los alegatos incluidos en la petición, sin embargo, son falsos, y forman parte de las numerosas teorías conspirativas que tienen como objetivo a Bll Gates desde el inicio de la pandemia de coronavirus.

Por ejemplo, la solicitud de firmas involucra a Gates en un supuesto plan de esterilización en Kenia por parte de UNICEF y la OMS a través de la vacuna contra el tétanos. Dicho plan nunca existió, como verificó Le Monde en 2017 y más recientemente AFP Factual.

La afirmación acerca de la declaración del multimillonario sobre la reducción de la población de Gates se aborda en el siguiente punto.

7. Bill Gates dijo públicamente que hay que reducir la población en un 80%: Falso

“Cuidado con la vacuna. Nos quieren matar”, asegura Sarno. “El fin es reducir a la población y en Argentina tal vez hacerla desaparecer”. 

Para sostener su afirmación dice que Bill Gates expresó públicamente “que hay que reducir la población en un 80%”. Esta supuesta declaración del cofundador de Microsoft se ha multiplicado desde inicios de la pandemia y es falsa, como ya verificó AFP Factual. 

La versión se basa en una mala interpretación de las palabras expresadas por Gates en una charla TED del año 2010.

En el minuto 4:30 de esa presentación dijo: “El mundo tiene actualmente 6.800 millones de personas. Y está en camino para llegar a 9.000 millones. Ahora, si hacemos un gran trabajo en nuevas vacunas, cuidado de salud, y servicios de salud reproductivos podríamos disminuir esa cifra, quizás, 10 o 15 %, pero allí vemos un incremento aproximado de 1,3”.

Captura de pantalla realizada el 22 de mayo de 2020 de la charla de Bill Gates en TED2010

Desde entonces, varias publicaciones acusan a Gates de querer reducir la población mundial a través de la fundación que preside con su esposa y que invierte en investigación y distribución de vacunas. Pero, en sus propias palabras, el magnate y filántropo no llama a la “eliminación de la población”, sino a reducir entre un “10 y 15%” el crecimiento demográfico mundial, que aun así se mantendría en valores positivos.

De acuerdo con Bill Gates, una de las palancas del crecimiento económico y del desarrollo en los países más pobres consiste en enlentecer el crecimiento demográfico, a fin de que los gobiernos dispongan de más medios para mejorar la vida de los ciudadanos.

8. Los hospitales están vacíos: Falso

La médica asegura que en Argentina no hay pacientes con COVID-19 ocupando camas en los sanatorios. “Los hospitales están vacíos, las clínicas están vacías”, dice.

“Eso es falso”, dijo a AFP Factual la médica Agustina Ipiña, indignada por la afirmación del video.

“Sí hay pacientes con COVID-19 y el personal de salud se está contagiando también”, aseguró.

En efecto, al 18 de agosto había más de 17.000 contagios y 60 muertos por coronavirus entre el personal sanitario de Argentina, según datos de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud y la Asociación de Trabajadores del Estado.

Un paciente infectado por el nuevo coronavirus en el Hospital Público Doctor Alberto Antranik Eurnekian de Ezeiza, en las afueras de Buenos Aires, el 1 de julio de 2020

El 1 de agosto, día de la publicación original del video, Argentina contaba con más de 191.000 casos confirmados de COVID-19 y 3.588 fallecidos, según el reporte diario de la situación sanitaria, emitido por el Ministerio de Salud.

Ese día y según datos de la misma institución, había 1.128 camas de terapia intensiva ocupadas por pacientes con COVID-19 en todo el país. Junto con personas internadas por otras patologías, la ocupación total de camas en unidades de cuidados intensivos ascendía a 64,5% en el Área Metropolitana de Buenos Aires, y a 55,1% en el resto del país.

En un comunicado televisivo conjunto el pasado 14 de agosto, el presidente, Alberto Fernández, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, expresaron preocupación por un eventual aumento de los contagios que condujera a la saturación del sistema sanitario.

En conclusión, en el video viral Karina Sarno hace siete afirmaciones falsas acerca del nuevo coronavirus, su origen y modos de prevención, incluyendo que las mascarillas matan, que una eventual vacuna para prevenir el COVID-19 buscará "reducir la población mundial", y que en Argentina no hay pacientes con la enfermedad internados en los hospitales.

Note 24/08: Actualiza tras contacto con la doctora y confirmar su registro en la Red Federal de
Registros de Profesionales de la Salud de Argentina. Agrega párrafos 4 y 5.
 
Ana Prieto
CORONAVIRUS 5G Bill Gates Vacunas