Personas en el Central Park de Nueva York el 16 de mayo de 2020, tomando distancia social durante la pandemia de COVID-19 (AFP / Johannes Eisele)

El video “Plandemia” contiene afirmaciones falsas y engañosas relacionadas con el COVID-19

"Plandemia", un documental de 26 minutos protagonizado por la controvertida investigadora Judy Mikovits, ha sido compartido decenas de miles de veces en redes sociales desde el 6 de mayo. El video, que está siendo eliminado por YouTube y Facebook por infringir sus normas de contenido, contiene afirmaciones falsas o engañosas relacionadas con el surgimiento y el tratamiento del COVID-19.

“Este virus fue manipulado”; “las vacunas mataron a millones”, “la vacuna contra la gripe aumenta en un 36% las probabilidades de contraer COVID-19”; “usar la mascarilla literalmente activa tu propio virus”; “sabemos que la hidroxicloroquina está funcionando bien”: estas son algunas declaraciones que Judy Mikovits y otras personas hacen en el documental de 26 minutos  “Plandemia”, que ha sido ampliamente compartido en redes sociales.

Realizado por el productor y exmodelo Mikki Willis Wiki, la versión del video subtitulada al español se publicó por primera vez en Facebook el 6 de mayo y ha sido compartida más de 65.000 veces (1, 2, 3, 4). Esa versión también ha circulado en Instagram, Twitter (1, 2, 3, 4) y YouTube (1, 2, 3, 4), donde está siendo eliminado por infringir las normas de contenido de la plataforma.

Captura de pantalla de video publicado en Facebook realizada el 14 de mayo de 2020

El video consiste mayormente en una entrevista de Mikki Willis Wiki a la doctora Judy Mikovits, quien en 2009 atrajo la atención de la comunidad científica con un estudio en apariencia innovador que fue publicado en la revista Science sobre el síndrome de fatiga crónica. Pero la investigación fue fuertemente desacreditada dos años después, cuando los hallazgos de Mikovits y su equipo no pudieron replicarse en nueve laboratorios. Esto ocasionó que Science se retractara de la publicación del trabajo.

La caída en desgracia de Mikovits se agudizó cuando fue encarcelada brevemente en 2012, acusada de haber robado elementos del laboratorio donde había realizado el estudio mencionado. Una búsqueda en la base de datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de EEUU reveló que Mikovits no ha publicado o participado en la publicación de artículos científicos desde ese año.

Las declaraciones del documental

El equipo de AFP verificó varias de las afirmaciones que Judy Mikovits realiza en el video viral. A continuación, algunas de ellas:

Las vacunas han matado a millones de personas y no hay vacunas para ningún virus ARN (ácido ribonucleico) que funcionen

"Sabemos que las vacunas han salvado a millones, no matado a millones", dijo a AFP el profesor de pediatría y enfermedades infecciosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis Jason Newland.

Juan Manuel Carballeda, investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (CONICET), especializado en virología molecular, concuerda.

“Es quizás una de las declaraciones más descabelladas que escuché hasta el momento” dijo a AFP Factual. “Se salvan millones de vidas humanas por vacunas a virus de ARN. Pienso en la polio, por ejemplo, pronto a ser erradicada de la faz de la Tierra gracias a las vacunas Salk y Sabin. Otra vacuna exitosa, y la que más se aplica en el mundo, es la vacuna de la influenza, otro virus de ARN”.

Que un virus sea de ARN hace referencia a cómo guarda el genoma, explica el especialista. “Los virus de ARN guardan su genoma como ARN y los virus de ADN lo guardan como ADN. La diferencia principal es que el ARN, al ser una molécula bastante más inestable que el ADN, tiende a cambiar más. Es decir, los virus cuyo genoma es ARN tienden a tener una tasa de mutación más alta que los virus de ADN”.

“El sarampión también es un virus de ARN y hay una muy buena vacuna para prevenirlo”, agregó a AFP el doctor Jason McLellan, profesor asociado de biociencias moleculares de la Universidad de Texas en Austin. “Otros virus de ARN para los que hay vacunas incluyen los de la rabia, la rubéola y las paperas”.

El nuevo coronavirus  "no es natural"

“No usaría la palabra ‘creado’, pero no se puede decir que ocurra naturalmente si fue por vía de un laboratorio”, dice Mikovits cuando Willis Wiki le pregunta si cree que el nuevo coronavirus fue creado en un laboratorio. “Está muy claro que este virus fue manipulado (...) y esto fue lo que se liberó, de manera deliberada o no”, agrega. 

La afirmación de Mikovits carece de respaldo. 

“No hay evidencia alguna de que el SARS-CoV-2 sea un virus creado en un laboratorio”, dijo al equipo de verificación de AFP el experto en coronavirus Julian Leibowitz, de la Facultad de Medicina de Texas A&M.

AFP Factual ya ha verificado otras afirmaciones de que el virus fue creado en un laboratorio o fabricado con intervención humana.

El dinero que EEUU dio a China para estudiar los coronavirus contribuyó al brote

Mikovits afirma que el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, dirigido por el Dr. Anthony Fauci -uno de los actuales miembros del equipo de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca- es en parte responsable de la pandemia del nuevo coronavirus, ya que la agencia financió experimentos con coronavirus en un laboratorio en Wuhan, China.

Se trata de una afirmación engañosa.

"[Mikovits] dice que Estados Unidos estaba trabajando con Wuhan para estudiar los coronavirus hace años, como si se tratara de una gran revelación. Sí, por supuesto que estábamos haciéndolo: China es un foco de coronavirus y tiene sentido estudiar esa familia de virus donde surgen naturalmente", dijo a la AFP por correo electrónico la doctora Kathleen Montgomery, patóloga de la Universidad de Vanderbilt.

En efecto, “los coronavirus son una amplia familia de virus”, según la descripción de la Organización Mundial de la Salud. “Se encuentran tanto ‎en animales como en humanos. Algunos infectan al ser humano y se ‎sabe que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común ‎hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de ‎Oriente Medio (MERS) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS)". 

En respuesta a la declaración de Mikovits, el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas dijo a la AFP por correo electrónico que la institución “se centra en investigar cómo poner fin a la pandemia de COVID-19 y prevenir más muertes. No nos estamos involucrando en las tácticas de algunos que buscan descarrilar nuestros esfuerzos”.

Los hospitales reciben incentivos para dar diagnósticos de COVID-19

Mikovits también afirma en el video que en Estados Unidos los hospitales obtienen "US$13.000 de parte Medicare si [a la enfermedad detectada] la llaman COVID-19".

Medicare es el programa federal de seguro de salud en Estados Unidos para personas mayores de 65 años, personas más jóvenes con discapacidad y personas con enfermedad renal en etapa terminal (insuficiencia renal permanente que requiere diálisis o un trasplante).

Según el documental, si el paciente usa un respirador, el hospital recibe el triple de dinero, Y por ello, Mikovits asegura que los médicos ponen a los pacientes respiradores innecesariamente.

Esto es engañoso.

"No queremos intubar a nadie, queremos que todos mejoren", dijo Jason Newland de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington a AFP. "Existe la idea de que preferimos intubar para ganar más dinero. Pero esa no es la forma en que trabajan los médicos en general".

Montgomery concuerda: “No hay evidencia que respalde la idea de que los médicos están diagnosticando incorrectamente COVID-19 debido a un incentivo financiero", dijo.

El Congreso de los Estados Unidos implementó la Ley de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por el Coronavirus (CARES) para ayudar a varios sectores de la economía del país que han sido embestidos por los efectos de COVID-19, incluyendo alivio financiero y operativo a los hospitales y otros proveedores de emergencia.

La Sección 3710 de la Ley CARES aumenta el pago por los casos de COVID-19 en un 20% a los hospitales durante la duración de la pandemia.

Este aumento "no es una ventaja", dijo un portavoz de Medicare por correo electrónico a AFP, sino un paso para proteger la salud de los pacientes y proveedores durante el brote.

Medicare generalmente paga más por un paciente que necesita un respirador que por uno que no lo necesita, incluso antes de la pandemia. "Los proveedores de Medicare deben facturar con precisión los servicios prestados en función del diagnóstico del paciente", agregó el portavoz.

"Declarar un diagnóstico inexacto  estaría sujeto a reembolso y/u otros posibles cargos civiles o penales por hacer declaraciones falsas".

La hidroxicloroquina es el tratamiento más efectivo para tratar el COVID-19

El video incluye varias afirmaciones falsas o engañosas sobre la hidroxicloroquina.

El medicamento antipalúdico, usado desde hace décadas, está "funcionando muy bien" para los pacientes con COVID-19, afirma un hombre no identificado y con uniforme de médico que aparece en el minuto 16:40 en el video "Plandemic"

Pero según comentó Newland a la AFP, no hay evidencias para hacer tal afirmación. Un estudio publicado el 7 de mayo de 2020 no informó ni daños ni beneficios al usar hidroxicloroquina en pacientes con COVID-19.

Una voz en off en el video dice: "En una encuesta realizada a cerca de 2.300 médicos en unos 30 países, la hidroxicloroquina fue clasificada como la medicación más efectiva para tratar el virus".

Esto es engañoso.

En una entrevista de abril en el programa "Fox and Friends", Anthony Fauci se refirió a un estudio que reveló que, en una lista de 15 opciones, el 37% de más de 6.200 médicos en 30 países dijo que la hidroxicloroquina es el tratamiento más efectivo contra la enfermedad.

"No trabajamos sobre cómo te sientes, trabajamos sobre las evidencias disponibles", dijo. "Concediendo que se sugiere que allí puede haber un beneficio, creo que debemos tener cuidado de no dar un salto majestuoso y asumir que ese medicamento es la respuesta".

Las autoridades de salud pública de varios países han dicho que se necesitan ensayos clínicos para determinar la eficacia de la hidroxicloroquina.

Mikovits también afirma en el video que la Asociación Médica Americana (AMA) "dijo que los médicos perderán su licencia si usan hidroxicloroquina". Esto también es falso.

La única guía de la AMA en relación a la prescripción o dispensación de medicamentos para el COVID-19 es una declaración conjunta con la Asociación Americana de Farmacéuticos y la Sociedad Americana de Farmacéuticos del Sistema de Salud, disponible aquí.

La declaración dice: "El uso novedoso de medicamentos aprobados por la FDA es un asunto que queda al juicio del médico u otro profesional que los receta".

La Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) emitió una autorización de uso de emergencia que permite a los proveedores de atención médica recetar hidroxicloroquina para adultos que no pueden participar en ensayos clínicos, junto con una guía de dosis y administración.

Las vacunas contra la gripe aumentan las probabilidades de contraer COVID-19

“Las vacunas contra la gripe aumentan en un 36% las probabilidades de contraer COVID-19” dice Mikovits en la entrevista, citando un estudio realizado en Estados Unidos, “Vacunación contra la influenza e interferencia del virus respiratorio entre el personal del Departamento de Defensa durante la temporada de influenza 2017–2018”, disponible aquí.

Pero el doctor Jason McLellan dijo al equipo de verificación de AFP que los datos en los que se basa el estudio corresponden a la temporada de gripe 2017-2018, antes de que se descubriera el nuevo coronavirus. Por ese motivo "no se pueden hacer afirmaciones sobre las vacunas contra la gripe y el SARS-CoV-2 / COVID19".

Los resultados muestran que un 7,8% estadísticamente significativo de las personas que recibieron una vacuna contra la gripe dieron positivo para un coronavirus, en comparación con el 5,8% de las personas que no recibieron una vacuna contra la gripe. Pero según el experto, los datos son correlativos, no causales, y el coronavirus en cuestión corresponde a los cuatro coronavirus que causan el resfriado común, no el COVID-19.

Por su parte, el doctor Jason Newland dijo que se trata de “un virus nuevo. La vacuna contra la gripe no tendrá impacto alguno, ni para bien ni para mal".

Utilizar máscaras y guantes daña el sistema inmunológico

Dos doctores que realizaron una controvertida presentación el 24 de abril criticando las medidas de confinamiento en el estado de California también aparecen en el video viral. Uno dice que las mascarillas y los guantes empeoran el sistema inmunológico, mientras que el otro asegura que su uso reduce la "flora bacteriana", lo que aumenta la probabilidad de contraer "infecciones oportunistas".

Por su parte, Mikovits dice sobre este tema: “Usar la máscara literalmente activa tu propio virus. Te enfermas por tus propias expresiones de coronavirus reactivadas y si resulta ser SARS-CoV-2, entonces tienes un gran problema". 

La doctora Shelley Payne, directora del Centro LaMontagne para Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Texas en Austin, dijo en un correo electrónico a AFP que "no hay evidencia de que las máscaras o guantes reduzcan la microbiota normal o predispongan a las personas a infecciones oportunistas".

Si bien la presencia de la microbiota es importante para el desarrollo del sistema inmune desde los comienzos de la vida, y de hecho brinda protección contra algunos patógenos oportunistas, "la microbiota no desaparece cuando se usan guantes o una máscara, y no es necesario exponerse a microbios adicionales del medio ambiente para mantener la microbiota".

Leibowitz dijo que no conoce datos que sugieran que las máscaras debiliten el sistema inmunológico. "De hecho, en términos de infecciones oportunistas, considero que disminuyen el riesgo de infección".

Payne agregó que usar una máscara no reactiva tu propio virus: la tela simplemente filtra las partículas del aire.

AFP Factual ha verificado otras afirmaciones en relación al uso de mascarillas durante la pandemia de COVID-19 aquí, desmintiendo que las mismas debilitan el sistema inmunológico.

Cerrar las playas ha bloqueado el acceso a microbios curativos en el océano y la arena

“¿Por qué cerrarías la playa?” pregunta Mikovits cerca del final del video, haciendo referencia a las medidas de distanciamiento social tomadas en Estados Unidos para evitar la propagación del nuevo coronavirus. “Tienes secuencias en el suelo, en la arena. Tienes microbios curativos en el océano, en el agua salada. Es una locura”.

Esto es engañoso.

El acceso a las playas se cerró para promover el distanciamiento social y evitar que las unidades de cuidados intensivos de los hospitales colapsaran y hasta ahora las medidas han funcionado, dijo Newland. "Si tenemos un montón de personas una encima de la otra en las playas locales, el riesgo es que una gran cantidad de personas se enferme".

Leibowitz dijo que, "aunque es cierto que hay especies secretoras de antibióticos en el suelo, aislar dichas bacterias no es sencillo”.

Mientras las personas mantengan un distanciamiento social adecuado en la playa, continuó, "las playas serán tan seguras o peligrosas como antes del COVID-19".

Y Newland agregó que si bien la playa podría tener cierta naturaleza curativa solo porque hace felices a las personas, "ahora no es el momento de aprovecharlas".

Afiche para mantener la distancia en el paseo marítimo de Coney Island, Nueva York, el 15 de abril de 2020

YouTube y Facebook toman medidas para dar de baja el video

YouTube y Facebook están eliminando el video de sus plataformas.

Refiriéndose a una de las afirmaciones falsas de Mikovits, un portavoz de Facebook dijo por correo electrónico al equipo de verificación de AFP que "sugerir que usar una máscara puede enfermarte podría provocar un daño inminente, por lo que estamos eliminando el video".

Por su parte, un portavoz de YouTube dijo que desde el comienzo de la pandemia han tenido políticas claras contra la desinformación de COVID-19  “y estamos comprometidos a continuar brindando información oportuna y útil en este momento crítico".

En conclusión, el video viral “Plandemic”, protagonizado por la controvertida investigadora Judy Mikovits y realizado por el exmodelo y productor Mikki Willis Wiki, contiene información falsa y engañosa sobre el surgimiento del COVID-19 y sus métodos para prevenirlo y tratarlo.

*Esta verificación fue realizada con base en la información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de esta publicación.

Claire Savage
AFP USA
AFP Argentina