Un trabajador de la salud muestra una caja que contiene un frasco de Ivermectina, en Cali, Colombia, el 21 de julio de 2020 (Luis ROBAYO / AFP)

La eficacia de la ivermectina contra el covid-19 no está demostrada científicamente

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Desde el comienzo de la pandemia, publicaciones compartidas cientos de miles de veces en redes sociales presentan a la ivermectina, un medicamento antiparasitario, como un tratamiento útil contra el covid-19, e incluso como un remedio "milagroso". Pero hasta el momento, su eficacia no se ha demostrado y la evidencia científica no permite afirmar que prevenga o cure la enfermedad, explican varios expertos e instituciones.

La ivermectina es un medicamento barato para uso veterinario y humano contra parásitos, como la sarna, la oncocercosis y los piojos.

En el último año se multiplicaron en redes sociales las publicaciones sobre sus méritos y su supuesta eficacia para combatir el covid-19 no solo en español, sino también en francés, portugués e inglés, entre otros.

En Estados Unidos, médicos reunidos en un grupo llamado "Front line COVID-19 Critical Care Alliance" defienden con ahínco este medicamento. En diciembre último, su máximo responsable, el doctor Pierre Kory, aseguró incluso ante una comisión del Senado estadounidense que su eficacia había sido probada.

En Francia, un sitio web que promueve terapias llamadas alternativas y fuente de falsas informaciones afirmó por su parte el mes pasado que "todas las pruebas científicas muestran la eficacia de la ivermectina".

Este tipo de afirmaciones también proliferaron en América Latina. El 5 de enero pasado, el propio presidente brasileño, Jair Bolsonaro, que en los últimos meses ya había promovido otro fármaco de eficacia contra el covid-19 no comprobada, la hidroxicloroquina, se convirtió en el paladín de la ivermectina en Twitter.

La hidroxicloroquina es también un medicamento antiparasitario promovido al principio de la pandemia igualmente por otros dirigentes como Donald Trump, pero cuya eficacia tampoco fue probada por la ciencia.

Para apoyar ambos medicamentos se emplea a menudo la misma retórica en las redes sociales, según la cual las autoridades los ignoran porque son baratos y por tanto no rentables para la industria farmacéutica.

La ivermectina es lo mejor contra el Covid 19 y puedo discutir con cualquier científico y nobel del mundo”, se lee, por ejemplo, en una publicación en Facebook. Otras, en tanto, aseguran que esta droga “mata al coronavirus en 48 horas” y reduce las tasas de mortalidad por covid-19 .

AFP Factual ha verificado, esta (12) y otra desinformación (12) al respecto.

In vitro

Si bien un estudio australiano observó una eficacia in vitro (en laboratorio) de la ivermectina contra el virus SARS-CoV-2, esta no está demostrada en el hombre, puesto que hasta ahora los ensayos fueron limitados y con muchos sesgos.

Además, muy a menudo los tratamientos in vitro no pueden trasladarse al ser humano, especialmente porque no pueden administrarse las mismas concentraciones de medicamentos.

Varias autoridades sanitarias ya han explicado que la ivermectina no se considera una droga preventiva o curativa del covid-19, debido a la debilidad científica de los datos disponibles. En los ensayos realizados no está claro si es eficaz o no.

La Sociedad Francesa de Farmacología y Terapéutica SFPT explica claramente en su sitio web que “la concentración a la que la ivermectina tiene un efecto terapéutico sobre el SARS-CoV-2 in vitro es 35 veces superior a la concentración máxima obtenida tras la administración de la dosis oral recomendada en los seres humanos para el tratamiento antiparasitario habitual”.

Además, la institución señala que las células utilizadas en el estudio australiano también son fuente de preocupación. El modelo utilizado en este estudio (células Vero) es irrelevante para analizar una infección por CoV-2-SARS, ya que los mecanismos enzimáticos necesarios para la acción del virus en las células humanas están ausentes en ellas", afirma el sitio web.

“En la actualidad, la eficacia de la ivermectina (si es que existe), así como la seguridad de su uso, siguen sin demostrarse en el contexto de la infección por el SARS-CoV-2”, señaló también el 29 de diciembre de 2020 la SFPT, considerando que, debido a sus numerosas deficiencias, la labor sobre la ivermectina no es “concluyente”.

Un médico del Sistema de Emergencias Médicas (SAME) de Buenos Aires rocía con alcohol a su colega el 20 de mayo de 2020 (Ronaldo Schemidt / AFP)

En realidad, "la mayoría de estudios clínicos (publicados) recientemente sobre el tema son poco concluyentes, la mayoría son o bien prepublicaciones no validadas por colegas, o bien, cuando son publicados, se trata de estudios con sesgos metodológicos de manera que los resultados son difícilmente interpretables y no permiten sacar conclusiones", resume la institución.

En octubre pasado, la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) publicó un comunicado que indica que “la evidencia disponible in vitro sugiere que para alcanzar niveles efectivos de ivermectina se necesitarían importantes aumentos y potencialmente tóxicos de la dosis” y agrega que “incluso dosis de hasta 10 veces mayores que las aprobadas no alcanzarían las concentraciones efectivas in vitro contra el SARS-CoV-2”.

Según la SADI, la evidencia científica hasta ese momento sobre el uso de ivermectina en el tratamiento o la prevención de la infección por SARS-Cov2 era “de muy baja calidad” y no contaba con “datos claros de eficacia clínica”.

Un mes más tarde, en una conferencia de prensa, autoridades mexicanas señalaron que "el remdesivir, el tocilizumab, la ivermectina, la hidroxicloroquina, etc., se han excluido hasta ahora porque no hay suficientes pruebas de su eficacia para reducir la mortalidad, la hospitalización, la duración de la hospitalización o la probabilidad de que se produzcan complicaciones".

A la pregunta "¿Debo tomar ivermectina para prevenir o tratar el Covid-19?", la agencia de medicamentos de Estados Unidos, la FDA, responde: "No. Aunque existen usos humanos y animales aprobados para la ivermectina, no está aprobada para la prevención y el tratamiento del covid-19", como se indica en su sitio web el 13 de enero de 2021.

Sin revisión

Otras fuentes que suelen ser citadas en redes sociales son en realidad estudios no revisados por otros científicos antes de su publicación en una revista. Dos de ellos (1, 2) asocian la ivermectina con una menor mortalidad por covid-19, sin embargo, ambos trabajos han sido retirados, como lo demuestra la mención "RETRACTADO" impresa sobre los documentos.

Algunos de sus autores son los mismos que publicaron un célebre estudio sobre la hidroxicloroquina que fue retirado en la primavera boreal de la revista científica británica The Lancet. Utilizaban información médica de la misteriosa y controvertida compañía Surgisphere, que nunca ha querido explicar de dónde proceden sus datos.

Unitaid, la organización internacional de compras de medicamentos para los países pobres que vigila de cerca todo tratamiento potencial contra el covid-19, estima que hay "datos preliminares prometedores", pero "hay que esperar los resultados de otros ensayos", antes de prever eventualmente nuevas etapas.

"Para estar seguro al 100% de la eficacia de un medicamento, hacen falta resultados de ensayos aleatorios controlados de mayor envergadura" de lo que se ha hecho hasta ahora, explica a la AFP el profesor Kim Woo-joo, profesor del departamento de enfermedades infecciosas en el hospital universitario de Corea, en Seúl.

Traducción y adaptación
COVID-19