La temperatura media en París entre agosto y septiembre de 1895 fue de 20°C, no de 37°C

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

La ciencia explica que la multiplicación de olas de calor, como las que han afectado a parte de Europa en julio de 2022, es un signo del calentamiento global causado por el hombre. Sin embargo, en publicaciones compartidas varias decenas de miles de veces en redes sociales se cuestiona la singularidad de este fenómeno. Las entradas afirman que en "1895 en París, desde mediados de agosto hasta mediados de septiembre, la temperatura media era de 37ºC". Esto no es cierto: la temperatura media durante este periodo fue de unos 20°C, según informó Météo France a la AFP.

Las publicaciones virales han sido compartidas en Facebook (1, 2), Twitter (1, 2) y Telegram (1, 2, 3). Algunas de las entradas incluyen una captura de pantalla de mensajes similares que circulan en francés.

Captura de pantalla de un tuit realizada el 27 de julio de 2022

Una ola de calor ha afectado a varios países de Europa, provocando graves incendios (1, 2, 3) en julio de 2022. Los científicos explican que estas olas de calor son cada vez más frecuentes y más intensas debido al calentamiento global provocado por las actividades humanas.

Una temperatura media de 20,3°C

Los mensajes virales ironizan esta realidad con la alegación de que la temperatura media en París en 1895 desde mediados de agosto hasta mediados de septiembre haya sido de 37ºC, insinuando que los fenómenos climáticos que afectan a Europa en el verano boreal de 2022 no son nuevos ni inusitados. Pero esto no es cierto.

Météo France, servicio nacional de meteorología de Francia, explicó a la AFP que fue mucho más baja. Además, las temperaturas no se medían de la misma manera en esa época y algunas podrían estar sobreestimadas.

El 19 de julio de 2022, Météo France facilitó a la AFP una lista de todas las temperaturas registradas por la estación parisina de Montsouris, la más antigua de Francia, entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre de 1895.

En ese período, la temperatura media en la capital francesa fue de 20,3°C, detalló la institución, que realizó este cálculo a partir de las temperaturas medias diarias registradas por la estación de Montsouris.

Météo France también envió a la AFP un gráfico que muestra las temperaturas máximas registradas entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre de 1895 (la línea más oscura, que dibuja ondas), así como las "temperaturas diarias pseudonormales", es decir, las temperaturas máximas que se registran habitualmente en esos días y que luego son promediadas por Météo France (la línea más clara, que desciende ligeramente).

Gráfico facilitado a la AFP por Météo France el 19 de julio de 2022

En el gráfico se puede ver que la temperatura, entre el 15 de agosto y el 15 de septiembre de 1895, apenas alcanzó los 37°C.

Sin embargo, como explica el sitio web meteo-paris.com, varias ciudades francesas experimentaron picos de temperatura en septiembre de 1895: "Entre el 2 y el 9 de septiembre, la temperatura alcanzó los 37° en Auxerre, los 36° en Rennes y Limoges, los 35°5 en París (un récord absoluto), los 35° en Orleans y los 31° en Brest". Estos picos para París pueden verse en el gráfico proporcionado por Météo France.

Por otra parte, hasta principios de los años 1930, los termómetros no estaban estandarizados, explica a la AFP Christine Berne, climatóloga de Météo France: "En aquella época, las mediciones de temperatura en París y en otros lugares se realizaban en refugios de madera, que no estaban necesariamente estandarizados. O bien no tenían ninguna abertura, o bien tenían una abertura que dejaba entrar directamente los rayos del sol", calentando así directamente los sensores.

Además, los equipos podrían colocarse cerca de una pared o encima de una carretera, condiciones que podrían influir en la medición de la temperatura ambiente: "Hoy sabemos que si la temperatura se mide encima de un piso de hierba, será diferente de la temperatura medida encima del alquitrán", añadió Berne.

Estos elementos llevan a los climatólogos a pensar que las mediciones realizadas en aquella época eran a veces inexactas: "Hemos realizado mediciones y estimamos que los errores podrían ser de hasta 5°C", detalló la meteoróloga.

A partir de los años 30, "todos los refugios para la intemperie se estandarizaron y se ventilaron", continuó Berne. "Hoy en día, se sitúan en entornos comparables. Nos aseguramos de que nuestras estaciones meteorológicas estén, de ser posible, sobre una superficie de hierba, no sobre el asfalto, y a una determinada distancia de un edificio, unos criterios que hay que respetar”.

Desde 1947, Météo France utiliza un Indicador Térmico Nacional, calculado a partir del promedio de las mediciones diarias de la temperatura del aire en 30 estaciones meteorológicas francesas. Este indicador permite comparar mejor las temperaturas en el país a lo largo de los años.

Consecuencia del calentamiento global

Un segundo gráfico enviado a la AFP por Météo France muestra el número de días con temperaturas máximas iguales o superiores a 35°C entre 1873, fecha de los primeros registros de la estación meteorológica de Montsouris, y 2022.

Gráfico facilitado a la AFP por Météo France el 19 de julio de 2022

"Podemos ver que este número de días está aumentando en los últimos años, y que estas series de días con temperaturas superiores a 35 se repiten cada año. En los últimos tres años, ya hemos superado los 40°C en dos ocasiones en la estación parisina de Montsouris”, comentó el servicio de prensa de Météo France.

Y añadió: "Todas las olas de calor de los últimos años se han visto agravadas por el calentamiento global, lo sabemos, está todo documentado en la literatura científica y en particular en los últimos informes del IPCC [el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU]”.

El IPCC lleva varios años advirtiendo sobre el calentamiento global. Su trabajo "se basa en mediciones homogeneizadas y corregidas para disponer de las temperaturas en los principales puntos del planeta, lo que permite elaborar estadísticas. Son mediciones que pueden considerarse muy fiables", explicó Berne.

En la primera parte de su sexto informe de evaluación, publicado el 9 de agosto de 2021, el IPCC escribió que es "indiscutible que la influencia humana ha calentado la atmósfera, los océanos y la tierra". Como detallaron varios investigadores a la AFP, las observaciones científicas muestran que el cambio climático se debe principalmente a las emisiones humanas de CO2, uno de los principales gases de efecto invernadero.

AFP Factual ha verificado múltiples piezas de desinformación relacionadas a las temperaturas y al cambio climático (1, 2, 3).

Traducción y adaptación
Clima