“Todos tenemos coronavirus” y “dieta alcalina”: los dichos engañosos de un médico ecuatoriano

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

“Toda persona que haya salido cinco segundos a la calle, y haya respirado solo dos veces ya tiene el germen en su organismo”, explica un presunto médico sobre el nuevo coronavirus en un audio que se ha compartido en formato video al menos 16.200 veces en redes sociales desde el pasado 26 de abril. El hombre presenta una serie de afirmaciones como que se desconoce “cuándo se activa la enfermedad”, pero para evitarlo recomienda llevar una “dieta alcalina”. No obstante, gran parte de las afirmaciones que contiene el mensaje son falsas y  engañosas, según especialistas consultados por la AFP.

“URGENTE VER ESTE VIDEO! ‘YA TODOS ESTARÍAMOS CON EL VIRUS’ !MINISTRO DE SALUD NO MINTIÓ! ¿Que debemos hacer? ¿Que nos espera? [sic]”, afirma un texto sobre la secuencia que ha sido compartida en Facebook (1, 2), YouTube, Twitter, y llegó para su análisis al WhatsApp de AFP Factual.

Algunos de los usuarios incluso sostienen que el audio respalda a Víctor Zamora, que fue ministro de Salud de Perú entre marzo y julio de 2020, y fue fuertemente criticado tras afirmar: “Todos vamos a terminar infectados del coronavirus”.

Captura de pantalla tomada el 17 de agosto de 2020 de una publicación en Facebook

En la grabación, una mujer llama “doctor” a su interlocutor y afirma “que estaba viendo un video en el que él es el promotor” y por eso pide que le “despeje algunas dudas del coronavirus”. Sobre el final de la grabación el mismo hombre se identifica como el doctor Vicente Zambrano y le pide que haga viral ese audio.

Una búsqueda en Google con los términos “Vicente + Zambrano + coronavirus” muestra varias notas de portales de verificación en las que se desmienten varias afirmaciones del doctor ecuatoriano con el mismo nombre y quien se presenta en redes sociales como patólogo clínico e instructor de biomagnetismo.

Sin embargo, la gran mayoría de los consejos dados en la conversación viralizada se basan en afirmaciones falsas o sin fundamento:

“Usted y yo y todos nosotros, todas las personas tienen ya el coronavirus (…) toda persona que haya salido cinco segundos a la calle y haya respirado solo dos veces ya tiene el germen en su organismo”

Falso.  De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), el COVID-19 se propaga por contacto con otra persona que sea portadora del virus.

“La enfermedad se propaga principalmente de persona a persona a través de las gotículas que salen despedidas de la nariz o la boca de una persona infectada al toser, estornudar o hablar”, dice la OMS, que precisa que esas gotículas pueden caer sobre objetos y superficies que rodean a la persona, como mesas y barandillas, “de modo que otras personas pueden infectarse si tocan esos objetos o superficies y luego se tocan los ojos, la nariz o la boca”.

José Luis Albarracín, médico internista de la UNAM de México y subespecialista de enfermedades infecciosas de la Universidad de Antioquia, es contundente:“Solo por salir a la calle no se adquiere el virus”.

“Para infectarse se necesita que haya una persona contagiada, estar en contacto cercano con ella, que no se respete la distancia social o que se entre en contacto con una superficie contaminada, aunque en este caso es menos probable”, explicó a la AFP. 

La viróloga María Fernanda Gutiérrez, de la Universidad Javeriana de Colombia, coincidió: “Aunque el virus sí está en el medio ambiente, eso no quiere decir que esté por todas partes y estemos invadidos”. 

“Para contagiarnos debemos encontrarnos con el virus y con esto me refiero a estar en contacto con una persona que lo haya expulsado por estornudar, hablar o toser y muy remotamente porque quede en superficies. Digo remotamente porque el virus no sobrevive mucho tiempo en los objetos”, agregó.

El virus “es invisible, silencioso y hace crear una falsa tranquilidad, falsa seguridad de creer que como estoy con mascarillas y con trajes de astronauta salgo a la calle y no me voy a contagiar, no se preocupe, ya está dentro. (…) Es verdad, tiene que protegerse porque no podemos darnos el lujo de que aumenta la carga viral, el aumento de las moléculas virales no deben llegar a una cifra en la que le provoque a usted la enfermedad”

Engañoso.  Los virus no son invisibles, son submicroscópicos y por eso el ojo humano por sí mismo no los puede ver. Para observarlos se necesita un microscopio electrónico de transmisión o de barrido ya que su diámetro puede ser, como en el caso del nuevo coronavirus, de 100 nanómetros.            

Sobre el uso de mascarillas y trajes de protección, la OMS afirma que forma parte de una estrategia para eliminar la transmisión y evitar que se propague la enfermedad, aunque precisa que su utilización “no basta para proporcionar un nivel adecuado de protección contra la COVID-19”.

Según el organismo, es necesario mantener una distancia física mínima de un metro con otras personas, evitar aglomeraciones, lavarse las manos frecuentemente y evitar tocarse la cara.

“Las publicaciones toman conceptos reales, pero los distorsionan. Las infecciones sí requieren una carga de bacterias, virus, hongos o de cualquier otro germen. Hablando solo del COVID-19 aún no sabemos cuál es la cantidad de virus que necesitamos para que nos infecte o nos enferme. Esa cifra aún no está bien establecida”, explicó Albarracín. 

Sin embargo, agregó que entre más expuesta esté una persona a una cantidad mayor de virus es más probable que se infecte y desarrolle la enfermedad. “En ese sentido las mascarillas sí disminuyen la cantidad de virus con el que se pudiese llegar a estar en contacto. No la lleva a cero, pero sí la disminuye”, señaló.

La doctora Gutiérrez coincidió en que el equipo de protección, como un tapabocas, permite bloquear cuánta cantidad de carga viral ingresa a un organismo, aunque no se pueda precisar cuál es la cantidad de virus que se requiere para infectarse. 

“No por tener más carga viral uno está más enfermo. Muchos preguntan ¿cuánto virus necesito para infectarme? Pero cuantificar el virus es muy difícil, no hay una cifra para eso, muchos dicen que se necesitan 10 partículas en adelante, pero para que alguien se enferme todas deben entrar en el cuerpo y estar activas. Esa medición no es algo que se haga con facilidad”, explicó.                 

“La pregunta es: ¿en qué momento se va activar y va a provocar la enfermedad pulmonar cardiorrespiratoria que va a terminar con una neumonía? Eso es lo que todavía no sabemos, pero se puede activar [en]cualquier instante. Por eso, que ha habido gente que ni siquiera ha tenido síntomas de fiebre y al día siguiente amanece con una neumonía fulminante, de un momento a otro ya no puede respirar”.

Engañoso. Los CDC y la OMS afirman que “los síntomas suelen ser leves y comienzan gradualmente. Algunas de las personas infectadas solo presentan síntomas levísimos”.

La OMS indica, sin embargo, que aunque “la mayoría de las personas (alrededor del 80%) se recuperan de la enfermedad sin necesidad de tratamiento hospitalario” al menos “una de cada 5 personas que contraen la COVID‑19 acaba presentando un cuadro grave y experimenta dificultades para respirar”.

La viróloga Gutiérrez indicó que en pacientes con COVID-19 la primera fase grave de la enfermedad es la neumonía y la segunda la tormenta de citoquinas y que aún no se sabe qué es lo que desencadena ambos procesos.

“¿Qué hace que una persona desencadene eso? No se sabe. Se desconoce si es susceptibilidad genética o si es un problema de presencia de anticuerpos que ayude a que se libere esta respuesta inmunológica tan exagerada. Hay varias teorías sobre por qué ciertas personas desarrollan así la enfermedad, y generalmente son quienes tienen una infección simultánea, pero esa es una pregunta que aún no tiene respuesta”, apuntó.

El médico Albarracín, por su parte, precisó que el concepto no es “activar” y lo que suele suceder es que hay organismos que tienen una genética susceptible para que se desarrolle la infección. 

“Puede haber muchos casos en los que los pacientes tienen un curso inicial de la enfermedad que es leve, pero después se complica mucho. No necesariamente esto se da por la infección sino que el virus puede desencadenar en el cuerpo de esa persona una respuesta inmune exagerada.(...) Hay que tener en cuenta que pacientes con factores de riesgo identificados tienen más probabilidad de que esa reacción sea diferente y habitualmente el curso de la enfermedad sea más grave”, indicó. 

Una mujer usa una máscara y un escudo facial el 19 de agosto de 2020 en Ciudad de México
“Vamos a hablar de los signos menores es: todo el mundo está con carraspera, cada uno hacemos eso a cada rato. Signos menores es dolor de cabeza, pesadez en la cabeza, a ratos palpitaciones, a ratos le duele todo el cuerpo, a ratos no puede dormir en la noche, esos son signos menores. Signos mayores comienza con fiebre, tos, dificultad para respirar (…) puede ser la pérdida del gusto, de la sensibilidad del gusto o del olfato. Entonces si no tiene signos mayores no piense que no tiene coronavirus, usted ya lo tiene”.

Engañoso.  Los síntomas más habituales de COVID-19 son fiebre, tos seca y cansancio. Entre los menos frecuentes se encuentran “los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas o cambios de color en los dedos de las manos o los pies”, detalla la OMS.

La “carraspera” en la garganta no aparece como un posible síntoma del COVID-19 ni en la OMS ni los CDC.

La OMS recomienda: “Las personas de cualquier edad que tengan fiebre o tos y además respiren con dificultad, sientan dolor u opresión en el pecho o tengan dificultades para hablar o moverse deben solicitar atención médica inmediatamente”.

“Para poder hacer que ese germen no se potencialice ni se active y no provoque la enfermedad tenemos que comenzar a alcalinizarnos (…) Hacer una dieta alcalina, no puede desarrollarse el virus en un medio o en una persona que come sano, alcalino”.

Falso. Los alimentos alcalinos son aquellos con un  pH o potencial de hidrógeno superior a 7. Sin embargo, tanto Gutiérrez como Albarracín indicaron a AFP Factual que no es cierto que una dieta tenga efectos antivirales. 

“No existe ningún alimento, alcalino o ácido, ninguno, que contrarreste la infección del COVID-19”, aseguró Antonio Castillo, decano del Colegio de nutricionistas de Perú, en abril pasado. 

El especialista sostuvo que, incluso si la persona tiene un buen estado nutricional, el virus lo puede atacar: “Así la persona tenga buenas defensas y su sistema inmune esté bien, así consuma alimentos alcalinos, igual el virus va a atacar porque hasta ahora no hay cura ni vacuna posible para no contagiarse y los alimentos no pueden prevenir el contagio de un virus”.

Por su parte, Juan Carballeda, investigador de la Asociación Argentina de Virología, precisó que el pH del cuerpo humano no varía según se consuman más alimentos ácidos o básicos: “El pH de nuestro organismo es muy estable. Está siempre entre 7,35 y 7,42 y no se modifica por consumir alimentos”.

Tras la circulación de otras publicaciones en redes sociales, AFP Factual ya había verificado en mayo que consumir alimentos alcalinos para subir el pH no es efectivo contra el COVID-19.

“Comienza a comer todo eso [la dieta alcalina] (…) entonces inclusive los signos menores van a desaparecer hasta cuando el cuerpo hace anticuerpos, defensas, usted ya está lista para vivir con el coronavirus, en su ambiente, en las calles y usted tendrá defensas”.

Falso. Como explicaron los especialistas anteriormente, ningún alimento o dieta puede desaparecer los síntomas del coronavirus. La OMS sí indica que “algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, [pero] hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”.

Sobre la generación de anticuerpos, expertos coinciden en que no tiene que ver con la alimentación.

“Solo hay cuatro opciones para que los anticuerpos se formen. Una opción es: te expones, te infectas y de esta manera generas inmunidad natural, a riesgo de que esa exposición te provoque una enfermedad y te puedas morir. La otra es que te vacunas y generas anticuerpos de manera indirecta para protegerte cuando te expongas al virus de manera natural. Otra es en una transfusión específica de plasma de anticuerpos y una última es que sea transferido entra la madre y el feto a través de la placenta”, explicó el infectólogo Juan Carlos Cataño, profesor de la Universidad de Antioquia, en Colombia.

La epidemióloga Cecilia Morales, médica asesora de la dirección del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, reafirmó: Solo cuando las personas se exponen a un virus es cuando el cuerpo humano genera los anticuerpos, las defensas, para combatir ese virus. Esa respuesta no se puede transmitir salvo en las excepciones mencionadas”.

“No, no crea que [el virus] se va a desaparecer. Están esperando la vacuna. Están esperando una sustancia para introducirnos y vendérnosla en los países y seguir enfermos cada periodo. Así que la mejor vacuna es la que usted produce, su anticuerpo”.

Varias teorías conspirativas han surgido alrededor del tema de la vacuna contra el nuevo coronavirus. AFP Factual ha verificado algunas de ellas.

Aunque Rusia anunció el pasado 15 de agosto que produjo un primer lote de vacunas, no ha publicado un estudio detallado que permita verificar de manera independiente sus resultados. Por ahora, de acuerdo con la OMS, hay al menos 43 vacunas en desarrollo y varios ensayos clínicos en marcha para prevenir y tratar esta enfermedad.

“Las alternativas para que el virus ‘desaparezca’ pueden ser o que el virus deje de infectar porque los procesos virales no siempre son ascendentes o que las personas se infecten naturalmente y produzcan esos anticuerpos que son solo para uno y tienen la capacidad de proteger solo a esa persona si se infecta de nuevo. Y por último, por cuenta de la industria, la otra alternativa sería la vacuna”, explicó Gutiérrez. 

El médico en cuestión

AFP Factual se comunicó con Vicente Zambrano, quien confirmó que él es la persona que protagoniza el audio viralizado. La voz femeninaera una paciente que me estaba consultando algunas cosas, pero como siempre yo respondía lo mismo entonces decidí grabar la llamada y enviársela para que ya la tuviera, pero parece que se hizo viral”, afirmó. 

De acuerdo con Zambrano él es patólogo y médico clínico e hizo microbiología en varios hospitales de Ecuador. “Ahora solo me dedico a un servicio particular”, indicó. 

Sobre algunas afirmaciones del video, como la de la dieta alcalina, Zambrano indicó que “respeta la opinión de los especialistas” que explican que los alimentos no tienen efectos antivirales en el cuerpo, pero que “basado en su experiencia y en la práctica con pacientes (...) el medio en el que se desarrolla el virus es todo”.

Sobre la afirmación de que por salir a la calle todas las personas tienen el nuevo coronavirus, Zambrano consideró que el “germen se encuentra siempre en el ambiente y que el coronavirus no es algo nuevo y ha vivido entre nosotros hace muchos años”.

“¿En base a qué estudio digo esto? En base a la lógica. Los gérmenes no fueron creados ayer, han existido incluso antes que nosotros, eso se llama lógica de la génesis microbiana (...) está en los libros de microbiología (...) la biblia en Génesis, capítulo I hasta el versículo 5, habla de las primeras criaturas”, sostuvo. 

Zambrano no se encuentra entre los socios de la Sociedad Ecuatoriana de Patología, pero según informaron a la AFP, no es necesario estar allí registrado para ejercer.

AFP Factual no pudo corroborar independientemente si Zambrano está efectivamente titulado.

Trabajadores de la salud protestan el 13 de mayo de 2020 en Lima por la falta de equipos de seguridad y exigen la renuncia de Víctor Zamora, entonces ministro de Salud

“El tiempo le ha dado la razón”

Pocos días después de su designación como ministro de Salud peruano, el pasado 20 de marzo, Víctor Zamora afirmó en una entrevista: “Como lo ha explicado acá varias autoridades en el tema, tarde o temprano todos vamos a terminar infectados del coronavirus”.

Por eso, algunos usuarios que compartieron el video viral aseguraron que “el tiempo le ha dado la razón”.

El pasado 15 de julio el presidente de ese país, Martín Vizcarra, cambió a la mayoría de su gabinete, entre ellos a Zamora, la segunda baja al frente de esa cartera desde que irrumpió la pandemia de coronavirus en Perú. La salida de Zamora fue el cambio más notable, luego de ser criticado por su manejo de las cifras de víctimas del coronavirus.

Sobre la posibilidad de que todos resulten contagiados, la viróloga Gutiérrez afirmó que eso no es posible.

“Hay un factor genético que hace que haya personas [a las] que no les dé. Hay casos de familia en los que dos o tres miembros están contagiados y otros que no. Esas personas que no lo tienen pueden tener susceptibilidad genética, que es un factor muy importante que hace que no le dé la infección a toda la población”, apuntó la doctora, señalando que es importante distinguir entre no tener la infección y que no le dé la enfermedad.

“Los que tienen la infección, pero no tienen la enfermedad o no desarrollan sus síntomas son justamente todos los asintomáticos”, explicó. En esto concuerda Albarracín, quien enfatizó que aunque es probable que un 60% a 70% de la población esté expuesta al virus, es posible que la mayoría no manifieste la enfermedad. 

En conclusión, las declaraciones de un presunto médico ecuatoriano sobre que toda persona que haya salido a la calle ya “tiene el germen en su organismo”, que el COVID-19 se activa y que para evitarlo se debe llevar adelante una “dieta alcalina” son engañosas o carecen de fundamento, según expertos consultados.

* Esta verificación fue realizada en base a la información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de esta publicación.

AFP Colombia
CORONAVIRUS