El instituto Pirbright de Reino Unido no patentó el nuevo coronavirus

Publicaciones en redes sociales compartidas por cientos de usuarios desde el 31 de enero pasado afirman que el instituto Pirbright, en Reino Unido, “financiado” por la Fundación Bill Gates, solicitó la patente del nuevo coronavirus en 2015. El instituto presentó una patente en esa fecha, pero ésta no pertenece al virus que ha provocado la pandemia actual. Otra patente de la misma entidad sobre coronavirus corresponde en realidad a la investigación de una vacuna para un tipo de estos virus que afecta a los animales.

El 19 de junio de 2015, el instituto Pirbright financiado por el gobierno del Reino Unido presentó una solicitud de la patente del coronavirus”, comienza la publicación en Facebook, que afirma que este centro está "financiado principalmente" por la Fundación Bill y Melinda Gates.

Captura de la publicación en Facebook, realizada el 14 de mayo de 2020

En la publicación, se menciona el 19 de junio de 2015 como fecha de registro de la patente. En el sitio web Justia Patents, buscando por tal fecha, aparece una patente del Instituto Pirbright pero no del nuevo coronavirus, sino como una vacuna de la peste porcina africana.

Otras publicaciones virales, como este vídeo de una modelo venezolana, Ruby Demestoy, compartido miles de veces en redes sociales, también señalan una patente registrada hace años por el Instituto Pirbirght, asegurando que es la del nuevo coronavirus de la pandemia actual. En el vídeo, sin embargo, se dice que el virus “fue creado” en 2014 y que sus “inventores” se llaman “Erica, Sara y Paul”. En la descripción del vídeo en YouTube, la modelo deja el número de patente “US10130701B2”.

En los sitios de patentes de Google y Justia Patents, buscando por este código, aparece efectivamente un registro para un coronavirus perteneciente al Instituto Pirbright, que cita como inventores a Erica Bickerton, Sarah Keep y Paul Britton.

El propio Instituto Pirbright aclaró, en una lista de respuestas sobre su investigación el 24 de enero pasado, que solo trabajan sobre coronavirus en animales, no se dedican a los coronavirus que afectan a los seres humanos.

“El Instituto Pirbright lleva a cabo investigaciones sobre el virus de la bronquitis infecciosa (IBV), un coronavirus que infecta a las aves de corral y el deltacoronavirus porcino que infecta a los cerdos. Pirbright actualmente no trabaja con coronavirus humanos”, dice el comunicado. Además, añade que la patente número 10130701 corresponde “a una forma atenuada o debilitada de otro coronavirus” que “podría ser utilizada como vacuna para tratar y/o prevenir enfermedades respiratorias en aves y otros animales”.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus “son una extensa familia de virus que pueden causar enfermedades tanto en animales como en humanos”, por lo que la existencia de la patente en sí no prueba tampoco que sea el nuevo coronavirus

Por otra parte, el texto de la entrada viral afirma que la fundación del matrimonio Gates “posee actualmente la patente del virus mortal”, algo que ya verificó en este artículo AFP Factual.

Asimismo, aunque la Fundación Bill y Melinda Gates esté dentro de los mecenas del centro Pirbright en Reino Unido, los trabajos patentados “no han sido financiados por la fundación”, precisó el propio instituto.

Sobre la “simulación” a la que hace referencia la imagen, Bill Gates sí habló de la necesidad de estar preparados para una posible pandemia en 2018, pero ese año no participó en una simulación al respecto. Fue en 2019 y sobre ella AFP Factual realizó esta verificación

Por tanto, el nuevo coronavirus no fue patentado por un instituto de Reino Unido en 2015. La patente a la que aluden las publicaciones es un registro para investigar la peste porcina africana. Además, la organización estudia los coronavirus que se dan en animales, pero no en humanos.

AFP España