Ponerse sal en la boca no previene el nuevo coronavirus ni cambia el pH de la garganta

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Un texto compartido cientos de veces en redes sociales desde abril pasado afirma que, según un equipo de químicos alemanes, esparcir un poco de sal en la boca varias veces al día ayuda a evitar la infección por el nuevo coronavirus al alcalinizar la garganta. Sin embargo, expertos consultados por AFP Factual señalan que no hay estudios que comprueben que el cloruro de sodio o sal de mesa pueda prevenir el covid-19; tampoco tiene propiedades para cambiar el pH en el cuerpo.

“Acabo de ver un video en que un equipo de químicos alemanes asegura, con un 100% de certeza, que si usamos un poquito de sal, el coronavirus no nos infectará”, señala una imagen con un texto compartida en Facebook (1, 2, 3) con el título: “La sal como remedio contra el covid-19”.

El texto dentro de la imagen continúa: “Solo hay que tocar la sal con la lengua (sin agua), esparcirla dentro de la boca y luego escupirla”. Agrega que el uso frecuente de esta sustancia, conocida químicamente como cloruro de sodio (NaCl), supuestamente puede eliminar el coronavirus porque mantiene la “garganta alcalinizada”.

En Twitter también fue compartido el texto sobre este presunto remedio que “eleva el PH y mata el virus”. La misma afirmación fue recibida en WhatsApp por AFP Factual.

Captura de pantalla realizada el 5 de octubre de 2020 de una publicación en Facebook

Sin pruebas científicas

Aunque las publicaciones mencionan que toman como referencia un video que respalda este supuesto remedio, diferentes búsquedas en Google, Facebook y YouTube de las palabras “equipo”, “químicos”, “alemanes”, “sal”, “video” y “covid”, en español, inglés y alemán, no permitieron encontrar rastros de la secuencia a la que refiere el mensaje viral.

AFP Factual consultó a Rosa María del Ángel, investigadora del Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (IPN) de México, quien señaló que “no hay nada que avale” o algún estudio serio que compruebe el uso de la sal en la boca y garganta evita la infección por el virus.

Con ella coincidió Javier Andrés Juárez, investigador del Departamento de Biología Comparada de la Facultad de Ciencias de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM): “No he visto en la literatura científica nada al respecto”. 

“Cuando el virus se incorpora a las vías respiratorias, este interacciona con las células que tienen el receptor ACE-2 [enzima de la membrana celular de algunos órganos que facilita la infección del nuevo coronavirus, NDLR]  (...) desencadenando la infección. No encuentro una razón lógica que explique que la sal en la boca evite esta interacción ni mucho menos que evite el hecho de que nos contagiemos/infectemos con el SARS-CoV-2”, explicó Juárez a AFP Factual en un correo electrónico.

Según explica este documento, el pH o potencial de hidrógeno es una “medida que expresa el grado de acidez o basicidad de una solución en una escala que varía entre 0 y 14. Una solución con un pH menor a 7 se dice que es ácida, mientras que si es mayor a 7 se clasifica como básica (alcalina). Una solución con pH 7 será neutra (como la sal)”. 

Al respecto, la química Bárbara Herrera, profesora de la Universidad Católica de Chile, explicó que no hay evidencia que demuestre que cambiando el pH de la boca o garganta se prevenga el contagio, ya que “el virus para infectar tiene que introducirse dentro del epitelio  [tejido formado por células que reviste los órganos, conductos y cavidades del cuerpo, NDLR], y lo que comemos pasa superficialmente y no produce cambios”.

Añadió que “consumiendo sustancias químicas que pueden producir cambios de pH extremos in vitro (en el laboratorio), si se ingieren pueden producir intoxicaciones, quemaduras e incluso la muerte”.

Por su parte Juan Carballeda, investigador de la Asociación Argentina de Virología, aseguró en esta verificación de AFP Factual: “El pH de nuestro organismo es muy estable. Está siempre entre 7,35 y 7,42 y no se modifica por consumir alimentos (...) Nada puede modificar el pH del cuerpo humano. Nada. El pH está finamente regulado y es imposible alterarlo. Si cambiara el pH de un organismo, aunque sea apenas, se produciría inmediatamente una condición patológica”. 

“Todo nuestro sistema está amortiguado”, indicó Juárez. Es decir, el pH es el mismo en cada parte del cuerpo y se mantiene de la manera más constante posible, por lo que no se puede cambiar el pH en la boca o garganta para evitar la enfermedad.

De igual manera, la químico farmacéutica Olosmira Correa, docente de la Universidad de Chile, puntualizó que el pH “es regulado en forma interna y no por usar una solución de sal (...) Que el virus se queda en la garganta también es erróneo. Los virus interactúan con las células, se incorporan a ellas, no quedan flotando”.

El equipo de AFP Factual ha verificado en varias ocasiones publicaciones similares sobre hacer gárgaras con sal o solución salina para eliminar el nuevo coronavirus. La Organización Mundial de la Salud (OMS) había explicado en un correo electrónico que no existe evidencia que respalde esos consejos.

En la sección de preguntas y respuestas sobre el nuevo coronavirus, la OMS indica que hasta el momento no hay tratamiento probado para prevenir o curar la enfermedad. 

En conclusión, ponerse sal en la boca varias veces al día no previene el covid-19 ni alcaliniza la garganta para eliminar el virus. Esta sustancia no tiene propiedades químicas para desactivar el SARS-CoV-2 ni para cambiar el pH del cuerpo

AFP México
CORONAVIRUS