Las mascarillas no dañan la salud y España no es el único país europeo que obliga a usarlas en la calle

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Un artículo replicado en Instagram con más de 2.500 interacciones asegura que “Las mascarillas no son eficaces” y que son “peligrosas para la salud”. El texto añade que España es el único país en el que su uso es obligatorio por la calle. Las afirmaciones anteriores son falsas: los tapabocas son uno de los métodos más eficaces para prevenir el contagio del coronavirus, asociado a otras medidas, como la higiene y la distancia física entre personas. Además, a noviembre de 2020 varios países europeos imponen su uso obligatorio al aire libre.

“Las mascarillas no son eficaces y además son peligrosas para la salud”, dice el titular en la imagen que comparte la entrada en Instagram, con fecha del 10 de diciembre.

El subtítulo advierte: “¿Sabía que España es el único estado europeo que obliga a sus ciudadanos a llevar mascarillas por la calle?”. La captura es de una noticia publicada en una revista digital llamada “Discovery D Salud”.

Captura de pantalla de una publicación en Instagram, hecha el 18 de diciembre de 2020

A pesar del nombre, y la similitud de la tipografía del título de la revista con un antiguo logotipo de Discovery Channel la publicación no guarda ninguna relación con el grupo Discovery Networks International.

Las afirmaciones recogidas en la captura difundida, además, son falsas. La eficacia de las mascarillas ya ha sido objeto de polémicas anteriores, las cuales verificó AFP Factual (1, 2, 3).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha enfatizado el uso de mascarillas en un documento del 5 de junio. En él afirmaba que las mascarillas son parte de un conjunto de medidas que “pueden limitar la propagación de determinadas enfermedades respiratorias causadas por virus, en particular la COVID-19. Sirven también para proteger a las personas sanas o para el control de fuentes”.

En esa misma guía, la OMS citó un estudio publicado en la revista científica The Lancet cuyos autores concluyen que la distancia física, el uso de mascarillas y protectores oculares contribuyen a disminuir el riesgo de contagio del nuevo coronavirus.

El 2 de diciembre, la OMS actualizó sus recomendaciones sobre el uso de mascarillas, haciendo énfasis en que es necesario combinarlas con otras medidas de protección y prevención que enumera. 

Otro informe publicado el 26 de julio por investigadores de la Universidad de Cambridge y el King’s College de Londres, que examinaron seis estudios sobre el uso de tapabocas, concluyó que “hay cada vez más pruebas de que el uso de protecciones faciales reduce la propagación del SARS-CoV-2”.

“Aunque sigue habiendo incertidumbre acerca del impacto de incluir el uso de protectores faciales entre las medidas para reducir la transmisión, el peso de las pruebas de los estudios de laboratorio y de observación justifica su uso”, afirmaron los investigadores.

También un estudio de la Mayo Clinic de Estados Unidos del 1 de diciembre confirmó el “papel crítico” de las mascarillas en la prevención de los contagios.

Al inicio de la pandemia la OMS había recomendado reservar las mascarillas solo para funcionarios de la salud. Posteriormente, el organismo instruyó a los gobiernos que alentaran el uso general de cubrebocas.

También los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) aconsejan usar mascarillas “en entornos públicos cuando está rodeado de personas con las que no convive y cuando resulta difícil mantener una distancia de 6 pies de los demás. Las mascarillas ayudan a detener la propagación del COVID-19 al evitar transmitirselo a los demás”

Además, el  Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) recomienda que en las zonas de transmisión comunitaria las autoridades fomenten el uso de mascarillas y otros elementos de protección personal. 

Expertos consultados por la AFP ya señalaban en mayo que la mascarilla es más eficaz para prevenir el covid-19 que no llevar nada. "La probabilidad de propagación es más alta si el portador no lleva una máscara y más baja si tanto el infectado como las personas que tienen contacto con él usan tapabocas", dijo Shelley Payne, directora del Centro LaMontagne para Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Texas, en Estados Unidos.

¿Son peligrosas para la salud?

La creencia de que las mascarillas son peligrosas para la salud también se ha extendido desde el inicio de la pandemia. Sin embargo, como también ha verificado AFP Factual en ocasiones anteriores, el uso correcto de las mascarillas no provoca ni hipoxia, ni hipercapnia, ni pleuresía, ni neumonía. Tampoco que el usuario respire su propio CO2, que el virus se concentre en las fosas nasales, o que cause enfermedades neurodegenerativas, y no hay pruebas de que provoque cáncer.

Las mascarillas, sin embargo, sí pueden llegar a provocar dolores de cabeza en algunos casos, como explicó Felipe Rivera, médico especializado en enfermedades respiratorias de la Universidad de Chile, en referencia a las mascarillas KN95: “Tienen mayor eficiencia para filtrar el aire, pero en algunas personas puede provocar problemas porque su uso prolongado tiende a acumular un poquito de monóxido de carbono que no se elimina bien. Eso puede derivar en un dolor de cabeza”.

Rivera también dijo a AFP Factual que algunos pacientes con enfermedades respiratorias podrían verse afectados al usar una mascarilla de cualquier tipo: “En pacientes con EPOC [enfermedad pulmonar obstructiva crónica] podría tener más problemas. Tampoco se recomienda en embarazadas, salvo que [los tapabocas] tengan válvulas respiratorias”.

Por su parte, Marcelo Wolff, jefe de Infectología del Hospital San Borja Arriarán (Chile) añadió que en las personas que necesitan usar oxígeno domiciliario “podría aumentar el esfuerzo respiratorio al usar mascarilla. Si están cerca de la insuficiencia respiratoria, idealmente no deberían usar mascarilla ni tampoco salir”.

Un transeúnte en Moscú, el 18 de diciembre de 2020 (Yuri Kadobnov / AFP)

De toda Europa, ¿solo en España son obligatorias al aire libre ?

Desde el 21 de mayo, es obligatorio el uso de la mascarilla en España y esta medida se ha extendido a su uso al aire libre en sucesivas regulaciones de cada región española. Sin embargo, es falso que España sea el único país europeo que obliga a usar mascarillas por la calle.

Según datos recogidos por el Ministerio de Sanidad español a 20 de mayo de 2020, Polonia, Bulgaria, República Checa, Eslovaquia, Bosnia y Herzegovina, Macedonia, Rumanía, Ucrania y Lituania imponían el uso obligatorio de la mascarilla en la calle.

A fecha de la publicación de este artículo, la medida también se aplica en países como Bulgaria o Polonia, y también en Malta, Italia, Eslovenia o Francia, en este último, para todos los mayores de 11 años.

En conclusión, varios estudios han demostrado que las mascarillas son eficaces y que constituyen uno de los principales métodos para prevenir los contagios del covid-19. Además, tampoco suponen un peligro para la salud, aunque puede generar en algunas excepciones molestias o dificultades respiratorias en el caso de personas con patologías previas. Por último, España no es a día de hoy el único país europeo que impone el uso obligatorio de la mascarilla al aire libre.