El Reglamento Sanitario Internacional no prevé que Estados como Argentina cedan su soberanía

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Una “carta abierta” a los legisladores argentinos, en la que se afirma que Argentina cederá su soberanía a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y que el Reglamento Sanitario Internacional (RSI) tendrá facultades de vigilancia y “poder ilimitado” sobre el país, ha sido compartida más de 1.500 veces en redes sociales desde fines de mayo de 2022. Pero las afirmaciones son falsas: ni la OMS ni el RSI tienen facultades para “controlar” o “gobernar” a los Estados miembros.

“Sepan ustedes, nuestros representantes, que somos millones de personas que conocemos el enorme riesgo que implica ceder nuestra soberanía nacional, a la Organización No Gubernamental identificada como OMS” , comienza la carta, publicada en Telegram el 19 de mayo por el abogado argentino Julio Razona.

De acuerdo con el texto, compartido también en Twitter, Facebook y medios digitales, el Reglamento Sanitario Internacional “delegará” a la OMS facultades de vigilancia y “control absoluto”, con lo que el organismo tendrá “poder ilimitado” no solo para decidir sobre una eventual pandemia, sino para manejar “alimentos, ingresos, propiedad privada, comercio y moneda”.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook hecha el 27 de mayo de 2022

Julio Razona ha difundido información falsa en sus redes sociales durante toda la pandemia, algunas de las cuales ya han sido verificadas por AFP Factual. Ha asegurado, por ejemplo, que quienes se inmunizan contra el coronavirus son víctimas de un experimento, y atribuye cualquier problema de salud de alguna personalidad famosa a haber sido vacunada (1, 2).

El abogado también afirma que la ivermectina cura el virus, aunque este antiparasitario no ha demostrado efectividad para prevenir ni tratar la enfermedad. Además ha sostenido que certificar una muerte por covid-19 sin una autopsia constituye un delito, desinformación verificada por la AFP.

Teorías conspirativas en torno a la Asamblea Mundial de la Salud

La carta del abogado comenzó a circular poco antes de la celebración de la 75ª Asamblea Mundial de la Salud, que reunió a delegaciones de los Estados Miembros en Ginebra entre el 22 y el 28 de mayo de 2022, y generó desinformación en torno al Reglamento Sanitario Internacional.

El RSI, de 2005, es un marco jurídico que, entre otros aspectos, “define las capacidades nacionales básicas, incluso en los puntos de entrada, para el manejo de los eventos agudos de salud pública de importancia potencial o real a escala tanto nacional como internacional, así como los procedimientos administrativos conexos”.

En abril de 2022, Estados Unidos propuso algunas enmiendas a dicho Reglamento. Ninguna de ellas contempla una cesión de soberanía. El objetivo de la proposición estadounidense es “fortalecer la preparación y respuesta de la OMS a emergencias de salud”, establecer esquemas más claros de responsabilidades y reducir tiempos de respuesta ante “eventos que puedan constituir una emergencia internacional de salud pública”.

Cuando un país notifica a la OMS una emergencia de este tipo, el organismo debe ofrecer su colaboración. Sin embargo, esto no constituye una obligación para los Estados, que pueden negarse a recibirla.

“Cuando hayan transcurrido 48 horas desde la oferta inicial de colaboración de la OMS, el hecho de que el Estado parte no acepte la oferta de colaboración constituirá un rechazo a los efectos de compartir información disponible con los Estados partes (...)”, reza la propuesta de Estados Unidos.

"No hay ninguna propuesta para ceder la soberanía de un país a la OMS”, dijo el área de prensa del organismo en un correo electrónico a la AFP. “La OMS tiene 194 Estados miembros, o países, y son esos países los que toman decisiones soberanas”, añadió.

Olivier Corten, profesor del Centro de Derecho Internacional de la Universidad de Bruselas, dijo a la AFP: “Nos encontramos claramente en una fase exploratoria en la que no se ha decidido nada concreto, ni siquiera se ha propuesto. Se trata simplemente de reflexionar sobre cómo completar, modificar o desarrollar el Reglamento Sanitario Internacional de 2005”.

Delegados en la jornada inaugural de la 75ª Asamblea Mundial de la Salud de la OMS en Ginebra el 22 de mayo de 2022 ( AFP / Jean-Guy Python)

Al 30 de mayo de 2022, las enmiendas propuestas al RSI aún no habían sido aprobadas. Sin embargo, durante la Asamblea Mundial de la Salud los delegados acordaron reducir el plazo de entrada en vigor de cualquier enmienda futura de 24 a 12 meses, así como iniciar un proceso global para abordar las enmiendas futuras.

¿Un poder por encima de los Estados?

Expertos en derecho internacional dijeron a la AFP que la OMS no tiene el “poder” que el abogado le atribuye.

“La OMS es una organización formada por Estados. Son los Estados los que deciden lo que hace la organización”, dijo a la AFP Hélène De Pooter, profesora de derecho público en la Universidad de Borgoña Franche-Comté, y miembro del comité de Derecho Sanitario Global de la Asociación de Derecho Internacional. “Hay una regla cardinal que hay que entender: en derecho internacional no se puede hacer nada sin el consentimiento de los Estados (...) Si un Estado no desea estar vinculado, no lo estará”, afirmó.

Por su parte, Catherine Régis, profesora titular de la Facultad de Derecho de la Universidad de Montreal y codirectora del Centro de Política, Organizaciones y Derecho de la Salud (H-POD), dijo a la AFP que la OMS “no tiene jurisdicción directa sobre la legislación estatal debido al principio de soberanía de los Estados". Agregó: "En cualquier caso, no es posible que la OMS, independientemente de cualquier tratado, gobierne de facto a los Estados, sin pasar por los gobiernos/parlamentos".

COVID-19