No hay evidencia de niños ingresados en Viena por usar mascarillas

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Publicaciones en redes sociales compartidas más de 2.000 veces desde el 3 de octubre aseguran que en Viena hay 10 niños hospitalizados por infecciones fúngicas provocadas por usar mascarillas. Sin embargo, el equipo de verificación de la AFP no encontró ninguna evidencia de que haya niños tratados por este tipo de infecciones en la capital de Austria.

“¿RECUERDAN USTEDES CUANTO HEMOS HABLADO DE INFECCIONES MICÓTICAS (HONGOS) CAUSADAS POR LAS MASCARILLAS? PUES NO SE HACEN ESPERAR”, dice la leyenda de las publicaciones (1), que añaden: TRADUCIDO: Un médico confirma en Austria que hay 10 niños ingresados con infecciones pulmonares causadas por hongos al usar MASCARILLA”. La misma afirmación, con una leyenda diferente, puede verse en esta publicación y en Twitter.

Estas adjuntan una captura de pantalla de un mensaje de Telegram, de un canal llamado Unzensiert (“sin censura”, en alemán) con más de 50.000 seguidores, que asegura, en el mismo idioma, que una médica confirma que hay 10 niños hospitalizados en Viena por infecciones fúngicas pulmonares por usar mascarilla.

En alemán, la afirmación también se ha difundido en Twitter y ha circulado más de 3.500 veces desde el 2 de octubre a través de esta publicación de Facebook.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, hecha el 5 de octubre de 2020

Una primera búsqueda en Google no dio con registros de niños hospitalizados en Viena por los motivos que aseguran las publicaciones, que solo citan como fuente a una doctora a la cual no identifican. La publicación en alemán señala además que los niños están “acostados” (“liegen”), por lo que solo podría tratarse de hospitales con una sección infantil en la que puedan ser ingresados. 

En la capital austríaca hay ocho hospitales con capacidad para ingresar a niños, según la Cámara de Doctores de Viena y el Seguro Austríaco de Salud. Estos son: Klinik Donaustadt, Klinik Favoriten, Klinik Floridsdorf, Klinik Hietzing, Klinik Landstraße, Klinik Ottakring, el AKH y el St. Anna Kinderspital. Algunos han cambiado su nombre recientemente, como por ejemplo el Wilhelminenspital, que ahora se llama Klinik Ottakring.

Siete de estos hospitales son gestionados por la Asociación de Salud Vienesa. Su portavoz, Marion Wallner, confirmó a la AFP el 2 de octubre que no hay un solo niño con una infección de hongos en los pulmones admitido en alguno de sus hospitales. Otro portavoz del St. Anna Kinderspital, el único no gestionado por la organización anterior, también aseguró que no tiene conocimiento de ningún ingreso de este tipo.

De forma adicional, el equipo de verificación de la AFP también contactó a otros grandes hospitales vieneses sin sección infantil. Ninguno de ellos tenía conocimiento de un caso como el que describen las publicaciones virales, principalmente porque no hospitalizan a niños y, si lo hacen, es en situaciones excepcionales. El Krankenhaus der Barmherzigen Brüder, por ejemplo, admite a niños en casos de otorrinolaringología, pero negó que estuviesen tratando a algún niño por un caso de infección fúngica pulmonar.

Por otro lado, expertos consultados por la AFP con motivo de otra verificación rechazaron que las mascarillas puedan causar este tipo de infecciones si son usadas correctamente.

El profesor Guy Marks, médico y epidemiólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur (Australia) dijo entonces a la AFP que la mascarilla “no puede debilitar los pulmones de ninguna manera. Protege las vías respiratorias (y, por tanto, los pulmones). Una mascarilla protege de la inhalación de cualquier partícula (incluidos los hongos)”.

Marks matizó que, sin embargo, “si la superficie exterior de la mascarilla se contamina (por ejemplo, con salpicaduras de materiales infectados) y se maneja de forma incorrecta por quien la lleva o alguien más, la infección se puede transmitir por las manos”. “Sin embargo, no es un problema de la mascarilla, sino la forma en la que se usa”, añadió.

AFP Factual ya verificó durante la pandemia de coronavirus otras afirmaciones relacionadas con el uso de las mascarillas, como que causan neumonía y pleuresía, que aumentan la concentración de CO2 que respiramos y que provocan más resultados positivos en las pruebas PCR.

En conclusión, más allá del mensaje de Telegram compartido, no hay ninguna evidencia que respalde que en Viena hay 10 niños hospitalizados por infecciones fúngicas en los pulmones por usar mascarillas. Ningún hospital contactado por la AFP pudo confirmar caso alguno.

Traducción y adaptación
Rafael Martí
CORONAVIRUS