La OMS no responsabilizó a la vacuna para prevenir la polio por nuevos casos en África

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas más de 1.000 veces en redes sociales desde mediados de septiembre aseguran que un “rebrote de polio se extiende por África”, y que la Organización Mundial de la Salud admitió que la causa es una campaña de vacunación a la que "acusan" de estar financiada por Bill y Melinda Gates. Pero la OMS no hizo esa declaración y los nuevos casos de polio se deben a una mutación rara de un virus vacunal, que solo afecta a poblaciones con baja inmunidad.

“¡VACUNA CAUSA REBROTE DE POLIO Y SE EXTIENDE POR ÁFRICA! NIÑOS SUFREN PARÁLISIS TRAS VACUNACIÓN DE POLIO y LOS MEDIOS INTERNACIONALES OCULTAN O ESCONDEN LA NOTICIA”, se lee en una entrada en Facebook, que asegura que estas vacunas son las causantes de la reaparición de la enfermedad y que la OMS se ha visto “obligada a admitirlo”.

La publicación detalla que el origen del brote es “el virus de la poliomielitis de tipo 2 derivado de la vacuna viva que se coló en niños, incluyendo Angola, Congo, Nigeria y Zambia”. Y concluye que la situación debería alertar contra la administración de vacunas para prevenir el covid-19, actualmente en desarrollo.

Otra publicación en Facebook afirma que Naciones Unidas admitió que el rebrote de polio en Sudán es “consecuencia de las nuevas vacunas orales” y que esto “inflama las sospechas” contra Bill Gates.

Las mismas afirmaciones también circularon en Twitter (1, 2) y en sitios digitales (1, 2, 3).

Captura de pantalla realizada el 24 de septiembre de 2020 de una publicación en Facebook

Provocada por el poliovirus salvaje o natural (PVS), la poliomielitis es una enfermedad infecciosa aguda y contagiosa que afecta principalmente a los niños, ataca la médula espinal y puede provocar una parálisis irreversible.

Origen de la desinformación

Una búsqueda por palabras clave condujo a un comunicado publicado el 1 de septiembre pasado por la OMS, en el que anunció nuevos casos de polio en Sudán, detallando que el Ministerio Federal de Salud de ese país había notificado la detección del llamado “poliovirus derivado de vacuna” (cVDPV2) en al menos a 13 personas.

El comunicado explica las medidas que se planean para contener la transmisión, considerando que el riesgo de una mayor propagación de este virus en África central y el Cuerno de África es “alto”.

Pero el texto no responsabiliza de los casos a la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis, un proyecto que nació en 1988 con el fin de ayudar a suprimir y contener la enfermedad en las regiones en las que aún persiste, a través de campañas y políticas de vacunación guiadas por la OMS y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

Además, el comunicado hace un llamamiento a la inmunización sistemática para evitar la propagación del virus que genera la polio, enfermedad que hoy es endémica solo en Pakistán y Afganistán.

Trabajador de la salud suministra la vacuna oral contra la polio a un niño en Karachi, Pakistán, el 21 de septiembre de 2020

Poliovirus derivados de la vacunación

Las publicaciones virales describen los casos registrados en Sudán como “uno de los mayores escándalos en salud pública” que, además, está siendo “ocultado” debido al “alto perfil de las personas y organizaciones involucradas”.

Esto es falso. El poliovirus derivado de la vacunación no es un problema nuevo y varias publicaciones de autoridades sanitarias (1, 2) evidencian que no es algo que se “intenta ocultar”.

Según explica la OMS, la poliomielitis de origen vacunal es un evento raro que solo afecta a poblaciones subinmunizadas (es decir, comunidades con baja cobertura de vacunación) contra el virus de la poliomielitis salvaje o natural.

La vacuna oral contra la polio utiliza virus atenuados que producen una reacción inmunitaria en el organismo, sin causar la enfermedad. Estos virus atenuados se reproducen en el intestino de los niños y se excretan con las heces.

“En casos raros, cuando la población está notablemente subinmunizada, el virus vacunal excretado puede seguir circulando durante un periodo más prolongado, y cuanto más tiempo sobreviva más cambios genéticos puede sufrir”, explica la OMS. “En casos aun más raros, los virus vacunales pueden sufrir cambios genéticos que les confieren la capacidad de producir parálisis, creándose así los denominados poliovirus circulantes de origen vacunal (cVDPV)”.

La afirmación de que la vacuna oral contra la polio es la causante del cVDPV2, como afirman las publicaciones virales, es "completamente incorrecta", dijo a la AFP Oliver Rosenbauer, portavoz de la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis. "Los así llamados brotes de poliovirus derivados de la vacuna surgen en áreas donde hay vacíos de inmunidad, es decir, se deben a la baja cobertura de vacunación. No son un ‘efecto secundario’ de la vacuna".

Si una población está completamente inmunizada contra la polio, está protegida contra la propagación de cepas de poliovirus tanto salvajes (o naturales) como vacunales, detalla el sitio web de la Iniciativa.

Erradicación de la polio natural en África

Las publicaciones virales sugieren que la aparición de poliovirus derivados de la vacuna demuestra el fracaso de la OMS, que solo días antes había declarado al continente africano libre de poliovirus natural.

En efecto, el 25 de agosto pasado la entidad comunicó la ausencia de poliomielitis por virus naturales en África, tras cuatro años sin reportarse ningún caso.

El mismo comunicado señala que el fortalecimiento de los sistemas de inmunización en la región “es esencial para proteger los progresos contra la poliomielitis natural y hacer frente a la propagación de los poliovirus circulantes de origen vacunal (cVDPV2), que están presentes en 16 países de la Región. Los focos de baja inmunidad comportan que esas cepas sigan representando una amenaza”.

¿Un "consorcio de Bill Gates"?

Las publicaciones virales “acusan” a la Iniciativa de Erradicación Mundial de la Poliomielitis de ser un “consorcio financiado por Bill y Melinda Gates”.

Lo cierto es que el proyecto cuenta con numerosos financistas públicos y privados, incluyendo estados nacionales y la Fundación Bill & Melinda Gates. En su sitio web, la Fundación explica que su aporte a la erradicación de la poliomielitis dentro de la Iniciativa consiste en brindar “recursos técnicos y financieros para acelerar las campañas de vacunación específicas, la movilización comunitaria y las inmunizaciones de rutina”.

En este informe de 2019 puede verse un detalle de los países y organizaciones que contribuyen financieramente a esta iniciativa.

AFP Factual ya ha verificado desinformación respecto de Bill Gates y las vacunas, incluyendo que a instancias suyas miles de niños sufren parálisis en India y en Sierra Leona, y que planea incrustar microchips de control a través de la vacuna para prevenir el covid-19.

En resumen, es falso que la OMS haya a la vez “admitido” y “ocultado” que la vacuna contra la poliomielitis sea la causante de los casos de poliovirus derivados de la vacunación en Sudán. Este problema sanitario no es novedoso y se debe a una mutación rara del virus vacunal, que afecta justamente a poblaciones que tienen una inmunización deficiente contra la enfermedad.

 
AFP Filipinas
Traducción y adaptación
Vacunas Bill Gates