El matico no fue aprobado para tratar problemas respiratorios, ni COVID-19

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Distintas publicaciones que aseguran que la planta de matico “abre milagrosamente los pulmones” han sido compartidas cientos de miles de veces en redes sociales desde el pasado 1 de mayo junto a una imagen de una planta y una receta para tratar a pacientes con COVID-19. Si bien esta planta es utilizada en la medicina popular, expertos y organismos de salud aseguran que no permite curar el nuevo coronavirus u otros problemas respiratorios.

“#Si tienen algun familiar o amigo que está con co vid 19, que ya no puede respirar les recomiendo esta planta medicinal producto de la naturaleza creada por Dios se llama MATICO (sic)”, dice una de las publicaciones en Facebook, que también incluye una receta:

“COMO SE PREPARA: cojer 4 ramitas del matico más 3 limones al limon partirlo con todo cáscara en cuatro partes,kion o jengibre y hacerlo hervir conjuntamente con el matico por espacio de 10 a 15 minutos, luego proceda a tomarse caliente una taza y vera los resultados (sic)”.

Publicaciones similares con distintas imágenes de plantas, a la que también le han dado otros nombres como “acuyo”, “hoja santa”, “momo” o “cordoncillo”, se han replicado al menos 122.000 veces en Facebook (1, 2, 3, 4, 5, 6, 7) y en Twitter.

Captura de pantalla tomada el 2 de julio de 2020 de una publicación en Facebook

Medicina popular

Matico es el nombre que se le da popularmente a dos plantas, una especie llamada Buddleja Globosa y otra denominada Piper aduncum, explican los especialistas. Sin embargo, coinciden en que suele asociarse el matico con la primera especie.

La Buddleja Globosa crece en países como Argentina, Chile, Perú y Bolivia, sobre los 2.500 metros encima del nivel del mar, explicó el biólogo botánico Álvaro Cogollo, exdirector científico del Jardín Botánico de Medellín, en Colombia. 

Es un arbusto con hojas alargadas, “verde oscuras en la cara superior y plateadas en la inferior; cabezuelas de flores amarillo-anaranjadas, muy perfumadas”, describe el Sistema de Información de Biodiversidad de Argentina.

Allí también se detalla su uso: “En medicina popular se usa externa e internamente como desinfectante, vulnerario [NDLR: que cura las heridas o llagas], cicatrizante, hemostático [que detiene una hemorragia], antiinflamatorio”. 

Esta planta recibe muchos nombres comunes, por ejemplo: cordoncillo, pañil, acuyo, deshinchadora, hierba del soldado, nativo, explicó Ramiro Fonnegra, doctor en Botánica de la Universidad de São Paulo, Brasil. Algunos de estos nombres aparecen en varias de las publicaciones virales. 

“A todas las especies del género les dan mismas propiedades medicinales, la mayoría de ellas sin verificación científica, solo las referencias tradicionales”, detalló Fonnegra. 

Un libro de botánica almacenado en la Biblioteca Nacional de Chile ya explicaba en 1923 que en ese país tiene varios usos, para lavar las heridas, ayudar a la cicatrización, en úlceras del estómago o ataques al hígado.

Sus propiedades han sido registradas por el Ministerio de Agricultura de Perú, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, de ese país, y el Centro Nacional de Información Biotecnológica de Estados Unidos. 

Las publicaciones incluyen fotos de diferentes plantas. Varias (1, 2) muestran una especie denominada Piper aduncum, a la que a veces también llaman matico, especificó Cogollo. 

¿Tratamiento para el daño pulmonar y COVID-19?

Las publicaciones indican que el matico “abre milagrosamente los pulmones” y lo recomiendan para tratar a pacientes con COVID-19 “que ya no pueden respirar”. Sin embargo, los expertos y organismos de salud coinciden en que no hay evidencia científica de que esa planta  tenga capacidad expectorante o permita curar el nuevo coronavirus. 

Los principales síntomas del COVID-19 son fiebre, tos y “algunas personas pueden desarrollar formas más graves de la enfermedad, como la neumonía o dificultad respiratoria”, según los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) y la Organización Mundial de la Salud (OMS). Además, algunos pacientes pueden desarrollar infección respiratoria aguda grave (IRAG), afirma la OMS. 

“No se aconseja el uso de ningún remedio herbal, o casero para las enfermedades respiratorias”, sostuvo el médico Alejandro Videla, neumonólogo del Hospital Universitario Austral en Argentina y miembro de la Sección Infecciones de la Asociación Argentina de Medicina Respiratoria. 

“No hay evidencia de que esta planta u otras sirvan como broncodilatadores. Su eficacia es muy inferior a la que tienen los broncodilatadores farmacológicos. Usar estas plantas en virtud de que pueden curar es retrasar la consulta al médico y dejar que el cuadro de salud empeore por crear una falsa seguridad”, explicó Videla a AFP Factual.  

Por su parte, Cogollo indicó que hasta el momento no hay documentación científica que ligue al matico con un alivio para los pulmones. “Hasta ahora no hay registros en revistas científicas sobre una capacidad expectorante de esta planta”, afirmó. 

Y en relación al SARS-CoV-2, que provoca el COVID-19, explicó: “Este virus ha demostrado ser agresivo, letal, no creo que una simple mata pueda despejar los pulmones con una sola taza”.  

Por su parte, la OMS indica que “aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”, y no recomienda automedicarse.

Los expertos consultados por la AFP también hicieron un llamado a no automedicarse, especialmente usando plantas medicinales que en un principio pueden aliviar algunos síntomas, pero que también “pueden tener otros principios o elementos que pueden causarle problemas al cuerpo humano. Con el desconocimiento que tenemos ahora del virus, podría ser peligroso”, afirmó Cogollo.

Raquel Bridi, doctora en Bioquímica de la Universidad Católica de Chile, enfatizó: “Las plantas medicinales no reemplazan las indicaciones de un médico para tratar una enfermedad”.

La receta 

El mensaje de las publicaciones virales incluye una receta de un té en el que se mezclan hojas de matico, limón, jengibre. Sin embargo estos ingredientes no tienen ninguna propiedad para prevenir o tratar el COVID-19, apuntaron los expertos.

En verificaciones anteriores, la AFP ya ha confirmado que ni el jengibre, limón ni los vahos son efectivos contra el COVID-19. 

Respecto del jengibre, los especialistas consultados por AFP Factual, explicaron en esta verificación que esta raíz no sirve como cura para la enfermedad. La especialista en inmunología María Rosa Bono, docente de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, indicó que, aunque el jengibre “inhibe respuestas inflamatorias o alergias”, no se recomienda para evitar una infección viral.

En cuanto al limón Cristian Paredes, docente del Internado de Farmacia Clínica en la Universidad Católica de Chile, explicó “que es una fruta cítrica que tiene un contenido importante de vitamina C, la que en la cultura colectiva se asocia a las defensas en temporadas de invierno. Sin embargo, diversos estudios han demostrado que no es así y su utilidad es netamente clínica en contextos muy limitados”.

En resumen, aunque el matico sea una planta utilizada en la medicina popular, expertos aseguran que no permite curar el nuevo coronavirus u otros problemas respiratorios.

*Esta verificación fue realizada con base en la información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de esta publicación.

AFP Colombia
CORONAVIRUS