El uso de secadores de pelo o vahos de agua caliente recomendados en este video no combaten el nuevo coronavirus

“Dos sencillas técnicas” para combatir el nuevo coronavirus ofrece un supuesto doctor en un video compartido más de medio millón de veces en redes sociales: emplear un secador de cabello y una vasija con agua caliente para eliminar el virus alojado en la nariz. Sin embargo, las afirmaciones que allí se hacen no corresponden a los tratamientos recomendados por las autoridades sanitarias.

“La pandemia del coronavirus o COVID-19, el coronavirus, es una molécula microscópica que está rodeada por una pequeña capa delgadísima de grasa, su punto más débil (...) es muy sensible a las altas temperaturas, ¿a qué temperatura se rompe esa capa? a 56 grados”, dice en un video quien se identifica como el doctor Juan Manuel Gómez Aguirre, otorrinolaringólogo de la ciudad de Monterrey, en el estado mexicano de Nuevo León (noreste).

La persona continúa diciendo que le aplicarán esas temperaturas al virus que “se aloja en los lugares más frescos del cuerpo, que es la nariz y los senos paranasales”, a través de dos técnicas: la secadora de pelo y la vasija de agua caliente. Luego, procede a demostrarlas, indicando que el aire caliente debe dar directamente a la nariz y las fosas nasales.

El video ha sido compartido en total más de 530.000 veces en Facebook (1, 2). Además, ha sido publicado en YouTube (1, 2) y llegó a AFP Factual vía WhatsApp.

“Gracias, efectivamente estoy haciendo vaporizaciones y beber agua calentita (sic), “Tengo Fe k eso da resultado por los unico k mata el jodio virus es el calor y el vapor caliente Dios los bendiga doctor (sic), “Si yo he escuchado que el calor destruyeron la capa del virus (sic), comentaron algunos usuarios.

Otros cuestionaron la veracidad de las recomendaciones: “Háganlo todo el tiempo, seguido, sin parar, no elimina el virus pero al menos estarán en su casa (sic), “si fuera cierto en vez de mascarillas todos anduvieran con un blower pegado dios mío en estos momentos ay que tener mucho cuidado con las recomendaciones que compartimos pueden ser armas letales peor aún si quienes la reciben creen q son dioses que la transmiten (sic), “Eso no es cierto yo me entre en la secadora y me sentía que me estaba asfixiando (sic).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 2 de abril de 2020

Médico sin certificado

En el buscador del sitio web del Comité Normativo Nacional de Consejos de Especialidades Médicas (CONACEM), organismo auxiliar en México que supervisa que los médicos cuenten con sus certificados, el equipo de verificación de la AFP no encontró el nombre del supuesto especialista “Juan Manuel Gómez Aguirre”.

Además, el Consejo Mexicano De Otorrinolaringologia y Cirugía de Cabeza y Cuello emitió un comunicado el 30 de marzo en el que indica que Juan Manuel Gómez Aguirre “no se encuentra certificado” por ese consejo.

Por su parte, la Sociedad Mexicana de Rinología y Cirugía Plástica Facial publicó otra nota en la que descartó la utilidad de ambas recomendaciones: “Tal y como nos dicta nuestro sentido común los dos métodos son falsos, no tienen fundamento científico, no son una técnica de nada y no tiene utilidad alguna”.

Aire caliente, sin efectos sobre el coronavirus

“Dirigir la corriente hacia las fosas nasales, para que ese aire caliente alcance 56°C y rompa la capa que está cubriendo al virus”, afirma el supuesto médico en el video viral.

El doctor estadounidense Benjamin Neuman, experto en coronavirus y a cargo del departamento de Ciencias Biológicas en la Universidad de Texas A&M, explicó que este método no tiene efecto sobre el SARS-CoV-2, el nombre del virus que provoca la enfermedad COVID-19.

“Respirar en un sauna o un secador de pelo no tendría ningún efecto en la prevención o el tratamiento del coronavirus, y ambos son francamente raros”, dijo Neuman a la AFP.

“No hay ninguna evidencia sólida que vincule la temperatura ambiental con la transmisión del coronavirus. Se trata más de cuánto tiempo pasas cerca de una persona infectada”, dijo. Y agregó: “Podría pensar en tantas razones por las que [el calor] podría exacerbar la infección como razones por las que podría ayudar” a reducirla.

La doctora Karine Le Roch, profesora de biología celular en la Universidad de California, Riverside, coincidió: “Hasta ahora no hay absolutamente ninguna prueba de que el virus del COVID-19 pueda ser tratado a través del calor”, dijo al servicio de verificación de la AFP

Respecto al uso del secador de pelo, la doctora aseguró que “no existe absolutamente ninguna evidencia científica de que puedas prevenir el contagio del COVID-19 ni tratarlo” con este método.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica en su sitio web que el nuevo coronavirus se puede transmitir en todas las áreas, tanto en climas cálidos como húmedos, y que aparatos como los secadores de manos no matan al COVID-19: “Con independencia de las condiciones climáticas, hay que adoptar medidas de protección si se vive en una zona donde se hayan notificado casos de COVID-19 o si se viaja a ella”.

También, la OMS tiene en su sitio web consejos sobre el COVID-19, entre los que desmiente la afirmación: “Los secadores de manos no matan el 2019-nCoV”, el nombre con el que se identificó al principio al virus causante de la enfermedad.

¿Y los vapores con agua hirviendo?

“Se toma una vasija, y se coloca agua hervida, vaporizando se coloca una toalla (...) inhalando el vapor 5 minutos (...). Estas dos técnicas va a pegarle perfectamente a la membrana de ese virus (...) Si hacemos eso, la sintomatología desaparece, la pandemia va a ir bajando”, señala el supuesto médico.

En entrevista con AFP Factual, el doctor Malaquías López Cervantes, especialista en epidemiología y medicina preventiva, y miembro de la Comisión Universitaria para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), declaró: “no conozco evidencia científica acerca de lo que propone”.

“No hay estudios y menos en el caso particular del coronavirus”, dijo. “Desde el punto de vista de la ética de investigación ni siquiera sería posible hacerlo, porque si sabemos que la persona está infectada, se tiene que proceder de acuerdo con las recomendaciones formales de tratamiento”, expresó respecto al método recomendado en el video.

De su lado, la OMS insiste en que “bañarse en agua caliente no proporciona ninguna protección contra la COVID-19. Con independencia de la temperatura del agua de la bañera o la ducha, la temperatura corporal continuará siendo de 36,5 °C a 37 °C. De hecho, si el agua está muy caliente puede uno quemarse”.

En conclusión, es falso que utilizar un secador de cabello o una vasija con agua caliente, dirigidos a la nariz, pueda eliminar el virus causante de la enfermedad COVID-19. Además, el supuesto médico que dio las recomendaciones no está certificado ante los organismos que supervisan la veracidad de los especialistas de salud en México.