La viruela del mono no es consecuencia de las vacunas anticovid ni se cura con hidroxicloroquina

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas cientos de veces en redes sociales desde finales de mayo de 2022 aseguran que la viruela de mono es un efecto adverso de la vacuna contra el covid-19, y que se trata con hidroxicloroquina. Pero esas afirmaciones son falsas: la enfermedad existe desde hace décadas y la hidroxicloroquina no es un medicamento probado para tratarla, explicaron expertos a AFP Factual.

Por si acaso alguien tiene el efecto adverso de la viruela del mono, es la vacuna covid. Y sólo en ese tema se puede ingerir Hidroxicloroquina. Hace décadas que existe la cura de la viruela del mono, por lo que no se necesita ninguna vacuna”, señalan publicaciones en Twitter (1, 2), Instagram y Facebook (1, 2).

Captura de pantalla de un tuit realizada el 3 de junio de 2022

La viruela del mono u ortopoxvirosis simia es una enfermedad viral zoonótica que se identificó por primera vez en humanos en 1970 en la República Democrática del Congo y es considerada endémica en una docena de países africanos.

Pero su aparición en 2022 en regiones en las que no es endémica es lo que preocupa a los expertos. Hasta inicios de junio, los casos confirmados en áreas no endémicas fueron generalmente leves y no se reportaron muertes.

Esta enfermedad es causada por un orthopoxvirus de la familia poxviridae. Para que un humano se contagie de otro se requiere un contacto muy estrecho a través de mucosas, heridas, fluidos sexuales y gotas respiratorias de gran tamaño.

AFP Factual ya ha verificado la desinformación que afirma que la viruela del mono es un efecto secundario de las vacunas contra el covid-19.

El infectólogo Román Zucchi, del Sanatorio Sagrado Corazón de la Ciudad de Buenos Aires, dijo entonces a la AFP que no hay “ningún argumento biológico a favor” de que la viruela del mono sea consecuencia de las vacunas anticovid: “No es ni probable ni posible. Es imposible”.

El especialista explicó que las plataformas de las vacunas actuales contra el covid-19 no tienen capacidad para “generar” virus, y menos un tipo que no comparte la misma naturaleza que el SARS-CoV-2, que pertenece a la familia de los coronaviridae.

Con él coincidió la viróloga Vivian Luchsinger, académica de la Universidad de Chile: “Las vacunas contra el coronavirus no contienen nada relacionado con la viruela del mono; no hay posibilidad alguna de que una vacuna ‘genere’ esa enfermedad. Además son virus distintos con distribución epidemiológica diferente”.

Si bien hay efectos adversos de la vacuna muy muy raros, y de la infección por el SARS-Cov-2, que producen lesiones en la piel, no tienen nada que ver con el tipo de lesiones de la viruela del mono”, agregó la experta, consultada de nuevo el 6 de junio de 2022.

Hidroxicloroquina

“Les recuerdo que la HIDROXICLOROQUINA no sólo cura el c0r0n4v1rus, sino que cura todo tipo de v1rus, incluido el v1rus de la Viruela del Mono, pues INHIBE LA REPRODUCCIÓN DE TODOS LOS V1RUS, BACTERIAS Y PARÁSITOS como la malaria, por lo que tampoco nunca se necesitaría ninguna v4kun4 contra esta última enfermedad”, aseguran algunos de los contenidos virales.

La cloroquina es un medicamento utilizado principalmente para tratar la malaria, mientras que su similar hidroxicloroquinaes una molécula sintética, se fabrica en laboratorio, es cloroquina y se le agrega un grupo hidroxilo”, explicó Luchsinger. “Se utiliza para prevenir la malaria, que es producida por un parásito, un plasmodium”, añadió.

Ignacio Silva, infectólogo y académico de la Universidad de Santiago de Chile, dijo a la AFP que, además, la hidroxicloroquina tiene propiedades antiinflamatorias e inmunomoduladoras, por lo que se utiliza también como tratamiento de algunas enfermedades autoinmunes como el lupus o la artritis reumatoide. Sin embargo, consultado sobre las publicaciones en redes sociales, aseguró que este fármaco “no cura ningún virus”. Y detalló:

En el mismo sentido, Leda Guzzi, médica infectóloga argentina, aseguró a la AFP que “de ninguna manera se puede afirmar que un fármaco es activo y seguro frente a una enfermedad sin estudios clínicos bien diseñados que lo respalden. Por lo tanto, esa afirmación respecto a la hidroxicloroquina no es correcta”.

Los expertos consultados señalaron, además, que se hicieron estudios con el SARS-CoV-2, virus causante del covid-19, pero que fueron suspendidos por la falta de efectividad. “En el laboratorio tuvieron buenos resultados pero en la práctica clínica no demostraron tener buenos efectos y el riesgo de eventos adversos era mayor al beneficio de su uso”, señaló Silva.

Según se explica en el sitio web de la OMS, a la fecha no hay tratamiento ni vacuna específica para la viruela del mono, si bien “la vacuna antivariólica previa ha resultado también muy eficaz para prevenir la viruela símica”.

Contrario a lo que dicen las publicaciones viralizadas, se ha demostrado que el inmunizante contra la viruela común ofrece protección contra la enfermedad.

La vacuna contra la viruela humana tiene una reacción cruzada de hasta un 85% de efectividad contra la viruela del mono”, detalló Silva, pero aclaró que no es un inoculante específico contra la viruela símica.

Guzzi añadió que “existen algunos agentes antivirales como Cidofovir, Brincidofovir y Tecovirimat que demostraron actividad antiviral frente al virus de la viruela símica tanto in vitro como en modelos animales”. Pero la infectóloga aclaró que “ninguno de ellos constituye un estándar de cuidado para tratar estos casos”, y que “más estudios son necesarios para demostrar tal eficacia y la seguridad de estos medicamentos”.

“La enfermedad es autolimitada en la mayoría de los casos y resuelve espontáneamente con tratamiento sintomático”, dijo.

El origen del actual brote de viruela del mono y sus características particulares aún se encuentran bajo estudio.

AFP Factual ya ha verificado múltiples contenidos falsos y engañosos sobre la viruela del mono.

Viruela del mono