No hay ninguna demanda contra la OMS por rociar desde el aire un químico que causa neumonitis

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas miles de veces desde diciembre pasado afirman que la agencia Reuters informó que tres países europeos demandaron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) por infectar” el continente tras rociar un químico “que causa neumonitis”. Pero esta historia, que se enmarca en la teoría de la conspiración de los “chemtrails”, es falsa. Reuters nunca publicó tal noticia y autoridades de Polonia, Suecia y Noruega negaron la supuesta demanda, como pudo confirmar la AFP.  

La supuesta noticia de la demanda fue compartida más de 3.000 veces en Facebook (1, 2, 3, 4) y Twitter (1, 2). “Extraordinario Polonia,Suecia y Noruega han presentado una demanda contra la OMS para infectar Europa.  Esto fue entregado a Reuters.Los pilotos detenidos admitieron que rociaron con un químico que causa neumonitis química.Quieren matarnos, con veneno, del cielo, y con la vacuna”, es el mensaje de una de las entradas.

Captura de pantalla realizada el 18 de enero de 2021 de una publicación en Twitter

Versiones similares circulan en inglés, serbio, portugués y francés.

Según el sitio austriaco de verificación de datos Mimikama, el mismo texto se publicó el 13 de diciembre de 2020 en búlgaro. Muchas publicaciones parecen ser una captura de pantalla de esta publicación con una traducción automática de Facebook.

Captura de pantalla realizada el 19 de enero de 2021 de una publicación en Facebook

Demanda inexistente

Una búsqueda de la supuesta noticia en el sitio web de la agencia de noticias Reuters no arroja ningún resultado. Tampoco se halló nada al respecto al buscar en Google las palabras clave en inglés "Reuters + demanda + OMS + Organización Mundial de la Salud". 

El único informe sobre la demanda contra la OMS está referido a tres residentes de los suburbios del condado de Nueva York que en abril de 2020 acusaron a la organización de no declarar una pandemia lo suficientemente pronto y de "encubrir" la gravedad de la enfermedad. En marzo se había presentado una demanda similar contra China.

"Puedo confirmar que Reuters no publicó tal historia", dijo Joel Ivory-Harte, gerente de comunicaciones de Reuters, a la AFP a través de un correo electrónico el 14 de enero de 2021.

Funcionarios de los países mencionados en las publicaciones virales también negaron la existencia del reclamo contra la OMS en correos electrónicos enviados a la AFP el 13 de enero de 2021.

"No tenemos conocimiento de ninguna de esas demandas", dijo Mie Skarpaas, asesora de comunicaciones del director de la Fiscalía de Noruega. "Esto no tiene ningún fundamento en la realidad y no es cierto", confirmó por su parte Guri Solberg, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país.

Robin Simonsson, portavoz de la fiscalía sueca, dijo que había revisado tanto la unidad ambiental como la unidad de delitos internacionales y que en ellas "no tienen conocimiento de ninguno de esos casos".

"Polonia no ha presentado una denuncia contra la OMS por el supuesto rociado de aire con agentes químicos ni ninguna otra denuncia contra esta organización. La información presentada en las redes sociales sobre este tema es completamente incorrecta", dijo a la AFP un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de ese país.

Chemtrails

La mención de pilotos que confesaron haber rociado productos químicos” y las numerosas fotos que acompañan los mensajes virales revelan que la afirmación está vinculada a la teoría conspirativa de los “chemtrails”. 

También conocida como de “polvo inteligente”, asegura que las estelas blancas que dejan los aviones cuando vuelan contienen químicos tóxicos que se arrojan intencionalmente con fines secretos: esterilización, control mental, reducción de la población o control del clima. Algunas versiones incluso afirman que el covid-19 se propagó deliberadamente mediante esta técnica.

El Grupo Keith de la Universidad de Harvard, dedicado a la investigación en ciencia, tecnología climática y geoingeniería, publicó un artículo sobre esa teoría, concluyendo que carece de fundamento y el despliegue de un programa de esas características a gran escala no podría ocultarse de la opinión pública. 

La Revista Nuevo Hospital del Complejo Asistencial Zamora, en España, también publicó en su edición de junio de 2018 un estudio acerca de estas conspiraciones. En él se admite que la aviación puede tener un impacto sobre el medio ambiente de las emisiones de las turbinas, pero el estudio explica que las estelas que dejan los aviones están compuestas por vapor de agua condensado y productos de combustión, y señala que muchas de las conspiraciones tienen que ver con una mala comprensión de investigaciones meteorológicas realizadas en distintos puntos de España.

Al igual que en otras publicaciones verificadas por AFP Factual, a diferencia de lo que aseguran las publicaciones en redes sociales, las fotografías viralizadas junto al mensaje de la supuesta demanda contra la OMS tampoco prueban la existencia de “chemtrails”. 

Las imágenes

La primera fotografía —la que más se repite en las distintas publicaciones— muestra un avión liberando una sustancia blanca desde una escotilla en la panza del fuselaje. Una búsqueda inversa revela que la foto fue publicada originalmente en 2006 en Airliners, un foro global de fotos y noticias de aviación. Unos días después también fue publicada en el sitio web JetPhotos.com.

La imagen muestra al supercisterna Boeing 747-273C identificado con la librea (el conjunto de gráficos y colores del fuselaje) de Evergreen International Airlines, una aerolínea estadounidense que dejó de operar en 2014. Durante sus años en actividad fue reconocido como uno de los mayores aviones de extinción de incendios del mundo, con capacidad para cargar más de 75.000 litros de agua. 

En otra de las fotos se ve a un hombre caminando dentro de lo que parece ser un avión que lleva como cargamento varios tanques cilíndricos. Una búsqueda inversa revela que fue tomada en septiembre de 2009 por un fotógrafo de la agencia Getty y muestra a un piloto caminando por el interior de la aeronave de pruebas MSN1, un avión Airbus A380 Superjumbo, “lleno de equipos de pruebas y kilómetros de cable”.

Otra imagen muestra unos tanques similares a los de la imagen anterior, pero en un plano más cerrado. Fue publicada originalmente en el sitio Airliners en julio de 2009 y lo que aparece allí son tanques de lastre utilizados habitualmente durante vuelos de prueba, como se explica en el sitio especializado Aero.de.

“Estos ballasts [lastres] fijos permiten representar cargas típicas, escenarios típicos que podrían verse en las operaciones de las aerolíneas”, explica a partir del minuto 2:30 de un video un ingeniero de pruebas de vuelo del grupo canadiense Bombardier Transportation.

Durante los vuelos de prueba, cuando el avión está completamente vacío, se simula el peso de los pasajeros y los asientos, sustituyéndolos por grandes tanques llenos de agua, explicó a la AFP Xavier Tytelman, consultor de seguridad aérea.

Las publicaciones virales también incluyen una foto del interior de un avión DC-3 publicada en un blog en julio de 2011, en el que se explica que los tanques que allí se ven llevan dispersantes usados sobre derrames de petróleo en el mar

En conclusión, las publicaciones virales son falsas: no existe ninguna demanda contra la OMS por rociar desde el aire un químico que causa neumonitis, según confirmaron autoridades de los supuestos países demandantes. Además, las fotos incluidas como prueba de que la teoría conspirativa de los “chemtrails” es real están sacadas de contexto y no respaldan la idea de que las estelas de los aviones son el rastro de productos químicos esparcidos deliberadamente.

Traducción y adaptación
COVID-19