La patente viralizada no es de Pfizer y las vacunas no contienen rastreadores ni grafeno

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

“Se aprobó la patente de Pfizer para el rastreo de los humanos vacunados en todo el mundo a través de microondas y grafeno”, sostienen publicaciones que se han compartido más de 1.500 veces en blogs y redes sociales desde mediados de octubre de 2021. Sin embargo, la licencia aprobada en Estados Unidos a la que aluden no tiene nada que ver con el laboratorio y se refiere a un sistema de identificación de poblaciones mediante dispositivos electrónicos. Los dueños de la patente, la autoridad sanitaria estadounidense y Pfizer confirmaron a la AFP la falsedad de las afirmaciones. Además, expertos consultados reiteraron que las vacunas no contienen rastreadores ni grafeno.

“Pfizer rastrea a los vacunados a control remoto - Patente”, dice el título de una entrada a un blog que se ha compartido más de 500 veces en redes sociales desde su publicación el 15 de octubre. El mismo texto, que vincula una patente con la inmunización anticovid y la geolocalización de humanos, fue difundido por otro sitio el 18 de octubre pasado, y acumula más de 600 compartidos de acuerdo con la herramienta de análisis CrowdTangle.

Links y capturas de pantalla de esas entradas se han compartido en Facebook (1, 2), Twitter (1, 2) y Reddit. También circulan publicaciones similares en inglés (1, 2) e italiano.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 26 de octubre de 2021

A fines de octubre, la vacuna de Pfizer/BioNTech figuraba entre las ocho autorizadas por la OMS para hacer frente a la pandemia del covid-19. Fue aprobada para uso de emergencia (EUL) por las autoridades estadounidenses en diciembre de 2020, y recibió además autorización total de la Administración de Alimentos y Medicamentos del país (FDA, por su sigla en inglés) el 23 de agosto de 2021.

Sin embargo, la patente a la que hacen referencia y que se adjunta en las entradas viralizadas no está relacionada con Pfizer.

¿De qué patente se trata?

Una búsqueda en el servicio especializado Google Patents por el número “US 11,107,588 B2” que figura en las publicaciones virales llevó a un documento titulado: “Métodos y sistemas para priorizar tratamientos, vacunación, pruebas y/o actividades mientras se protege la privacidad de las personas”.

Allí se puede ver que la solicitud de los “inventores” Gal Ehrlich y Maier Fenster -miembros del estudio israelí especializado en patentes Ehrlich & Fenster- fue “concedida” efectivamente el 31 de agosto del 2021, pero no tienen ninguna relación con Pfizer.

Comparación de capturas de pantalla de la patente hecha el 29 de octubre de 2021 (las marcas en verde y rojo las realizó la AFP)

“La patente es propiedad de sus inventores: Maier Fenster y yo”, dijo a AFP Factual Gal Ehrlich, abogado de patentes y director general de la firma. “No tiene nada que ver con Pfizer ni con ningún otro fabricante de medicamentos o vacunas en particular”, agregó.

Según precisó Ehrlich, la patente fue solicitada en 2020 -cuando aún no había vacunas contra el covid-19, pero ya se había expandido el virus- y se trata de un “enfoque de priorización” que apunta a usar, por ejemplo, “las interacciones de Bluetooth entre los teléfonos celulares de los individuos” para determinar cuáles son las personas socialmente más activas y que deberían ser el objetivo prioritario de las medidas para evitar la “super propagación” de una enfermedad.

El dueño de la patente explicó que su “invención estipula que las medidas profilácticas (incluido, por ejemplo, el uso de medicamentos o vacunas) para combatir una enfermedad infecciosa transmitida por gotitas/aire (...) serían superadoras en términos epidemiológicos si se administraran primero a quienes tienen más interacciones sociales, en comparación con aquellos que están en riesgo (por ejemplo, ancianos, enfermos) como lo recomienda actualmente la OMS para las vacunas COVID-19 y lo practican todos los gobiernos”.

Consultada por AFP Factual sobre el texto viralizado y los datos sobre la patente allí incluidos, la doctora en Farmacia y licenciada en Biología Molecular María Victoria Sánchez, quien trabaja en el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de Argentina, coincidió:

“Esa patente habla sobre aparatos electrónicos que pueden llevar información y que son llevados por una persona; que luego esa información pueda ser analizada. No habla de un rastreo a través de algo implantado producto de la vacuna”.

Por su parte, la farmacéutica Pfizer confirmó que no está vinculada con dicha licencia. “La solicitud de patente en cuestión no está relacionada con Pfizer. Además, el óxido de grafeno no se utiliza en la fabricación de la vacuna Pfizer-BioNTech Covid-19”, dijo a AFP Factual Francesca Russo, portavoz de la compañía, en referencia a la segunda afirmación de las publicaciones.

Localizadores, microondas y grafeno

“Esto si está feo feo, localizadores en las [vacunas], y hay patentes que lo confirman”, señala una de las entradas virales que agrega un enlace al texto sobre “la patente de Pfizer para el rastreo de los humanos vacunados en todo el mundo a través de microondas y grafeno”.

“Esa afirmación es completamente falsa. Tenga la seguridad de que no hay vacunas (incluidas las vacunas contra el covid-19) autorizadas o aprobadas por la FDA para su uso en Estados Unidos que contengan dispositivos de rastreo de ningún tipo”, dijo una portavoz de esa agencia federal estadounidense consultada por la AFP.

La especialista argentina Sánchez coincidió: “No hay ningún rastreador en las vacunas, y obviamente ningún grafeno en éstas. (...) Las vacunas no contienen grafeno”. Y agregó que ese contenido sigue la tendencia de “una campaña para aumentar la desconfianza en esta vacuna, que recientemente la FDA ha aprobado la aplicación para su licenciamiento”.

Afirmaciones falsas sobre magnetismo y presencia de grafeno (1, 2, 3) e implantación de microchips a través de la vacunas contra el covid-19 ya han sido verificadas en varias ocasiones por AFP Factual.

El grafeno es un nanomaterial basado en carbono, sumamente resistente, con una alta conductividad térmica y eléctrica y variadas aplicaciones. No obstante, entre ellas no se encuentran las vacunas contra el covid-19.

Además, el grafeno no es soluble, con lo que no podría diluirse en una dosis de vacuna, según explicó en mayo de 2021 a AFP Factual Diego Peña, miembro del Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares en España.

COVID-19 VACUNAS