El estrés puede debilitar el sistema inmunológico, pero expertos descartan una relación con el uso de mascarillas

Una imagen compartida en Facebook al menos desde el 26 de abril asegura que el uso de mascarillas causa estrés, lo que genera un aumento de cortisol, debilitando el sistema inmunológico. Sin embargo, según los expertos consultados por la AFP, aunque el estrés sí puede debilitar el sistema inmune, no existen evidencias sobre una relación directa con el uso de mascarillas.

“Los cubrebocas pueden reducir tu inmunidad natural porque causan que tu cuerpo produzca cortisol en respuesta al estrés debido a la reducción de flujo de aire y oxígeno”, dice una imagen compartida más de 1.300 veces en Facebook (1, 2, 3, 4).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook tomada el 8 de mayo de 2020

Arturo Borzutzky, jefe de Inmunología Pediátrica de la Red Salud UC Christus (Chile), explicó por teléfono a la AFP que el cortisol es una hormona que se produce en el cuerpo en respuesta al estrés. “El cortisol, tanto producido por nuestro cuerpo como por tratamientos médicos, pueden reducir el sistema inmune. Ahí es cuando hablamos de pacientes inmunosuprimidos”, dijo, agregando que esto es frecuente en pacientes diagnosticados con depresión y cuadros de ansiedad. 

Sin embargo, Borzutzky añadió que por ahora no existen evidencias que relacionen un debilitamiento de las defensas con el uso de mascarillas: “No veo ninguna razón por la que usar mascarillas debilite la inmunidad, solo filtra aire. Veo difícil que alguien se estrese solo por la mascarilla. Sí  puede ser por la situación social y económica que provoca el COVID-19”. 

La especialista en inmunología María Rosa Bono, docente de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Chile, explicó que el aumento de cortisol, “llamado también la hormona del estrés”, puede producir una respuesta inmune deficiente: “Esto quiere decir que el sistema inmune no hará aquello que es su función, defendernos de lo que constituye un peligro y mantenernos tolerantes frente a lo que no representa un peligro”.

Sin embargo, la doctora Bono explicó lo siguiente: “Si usar mascarillas representa un estrés podría debilitar la inmunidad, pero si razonamos que el uso de mascarillas nos permite realizar actividades importantes para un individuo, entonces no debiera estresarnos. Al contrario, es una herramienta que nos permite un grado de normalidad”.

Por lo anterior, dijo la experta en inmunología, es importante entender que las mascarillas cumplen una función protectora, “y que gracias a ellas podemos circular relativamente seguros”.

El psiquiatra Pablo Toro, docente asociado de la Universidad Católica, asegura que una situación crónica de estrés sí puede debilitar el sistema inmune, pero descartó que el uso de una mascarilla se relacione directamente. “Hay gente que no le gusta la mascarilla, que le incomoda, pero de ahí a sentirse estresado o con claustrofobia, no. Ciertamente podríamos pensar que un claustrofóbico o un ansioso, se podría estresar, pero en ese caso el problema no es la mascarilla, sino su condición previa”, explicó vía telefónica a la AFP. 

El aislamiento y la situación general de la pandemia del COVID-19 explicó el psiquiatra, sí puede generar estrés: “Es una situación nueva, complicada, que nos saca de la rutina diaria. Además, hay mucha incertidumbre y eso genera mucho estrés en general”.

Una vendedora de tabaco se pone una mascarilla en su tienda de Savenay (oeste de Francia), el 5 de mayo de 2020

La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que durante el brote de COVID-19 “es normal sentirse triste, estresado, confundido, asustado o enfadado”. Por esto, sugieren evitar el tabaco, alcohol , las drogas y comer saludable. 

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) ofrecen los mismos consejos para sobrellevar el estrés durante la pandemia. 

Ni la OMS ni los CDC apuntan el uso de mascarillas como generador  de estrés.

Por otro lado, la publicación difundida asegura que esta respuesta en el sistema inmune por las mascarillas se produce por “la reducción de flujo de aire y oxígeno”. Al respecto, AFP Factual ya publicó esta verificación donde expertos descartaron que el uso de cubrebocas genere falta de oxígeno en el cuerpo.

En conclusión, no existe evidencia sobre una relación directa entre el uso de mascarillas y una reducción del sistema inmunitario. Expertos y autoridades sanitarias sí advierten que la situación general de la pandemia del COVID-19 puede provocar estrés, lo que a su vez puede debilitar el sistema inmune si es que es un caso crónico. 

AFP Factual ha verificado información falsa y engañosa sobre el nuevo coronavirus. Puede encontrar la lista completa de nuestras verificaciones sobre el tema aquí.

*Esta verificación fue realizada con base en la información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de esta publicación.

Valentina De Marval
AFP Chile