El laboratorio de Wuhan pertenece al Gobierno chino y Glaxo no es propietaria de Pfizer

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

La teoría de que el laboratorio de Wuhan donde supuestamente se originó el nuevo coronavirus pertenece a la compañía Glaxo, la cual formaría parte de una cadena de conexiones que van desde la farmacéutica Pfizer a la gestora de fondos de inversión BlackRock pasando por Microsoft y Bill Gates, fue compartida al menos 1.500 veces en español desde el 29 de noviembre pasado en redes sociales. El referido Instituto de Virología de Wuhan no tiene relación alguna con Glaxo, sino que es propiedad del gobierno chino. Asimismo, aunque Glaxo y Pfizer sellaron una alianza empresarial siguen siendo competidores.

“EI mundo es un pañuelo!! El laboratorio biológico chino de Wuhan pertenece realmente a GLAXO que por casualidad posee PFIZER, que gestiona las finanzas del BLACK ROCK que por casualidad gestiona las finanzas de la Sociedad Abierta de SOROS quien por casualidad se encarga de los intereses del francés AXA cuya sociedad alemana WINTERTHUR construyó el laboratorio chino comprado accidentalmente por el alemån ALLIANZ y que por casualidad tiene como gran accionista VANGUARD accionista de BLACK ROCK que controla los BANCOS CENTRALES y gestiona 1/3 del CAPITAL DE INVERSIÓN MUNDIAL que por casualidad es un gran accionista de MICROSOFT y GATES que es accionista de PFIZER y actualmente el primer patrocinador de la OMS!!! Casualidades de la vida… Follow the money / Sigue el dinero”, dice el texto que comparten usuarios en Facebook (1, 2).

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, hecha el 4 de diciembre de 2020

El mismo texto circula también en Twitter y el primer registro que se encontró de él está en esta publicación de Facebook en italiano, del 12 de noviembre, atribuido a un tal “Giuseppe Renda”.

Una primera búsqueda por este nombre en Google dio con un empleado de Pfizer en Italia, según su perfil de LinkedIn. AFP Factual se puso en contacto con Renda sin obtener respuesta a fecha de publicación de este artículo.

El Instituto de Virología de Wuhan

Una investigación sobre la propiedad del Instituto de Virología de Wuhan (WIV, por sus siglas en inglés) no arrojó ninguna relación con la empresa Glaxo. Según esta nota de la revista Nature de 2017, la creación del laboratorio P4 del WIV, en el centro de la polémica desde el inicio de la crisis del coronavirus, se aprobó en 2003 por parte de la Academia de Ciencias de China (CAS, por sus siglas en inglés) y se construyó con ayuda del Centro Internacional de Investigación en Infectología (CIRI) francés. El P4 del WIV se inauguró en 2015.

Numerosas teorías afirman que el virus fue creado en el P4 del WIV, o que “se escapó” de él. El propio Donald Trump dijo en abril “tener pruebas” de que la pandemia se originó en dicho Instituto, pero no las presentó.

AFP Factual ya ha verificado afirmaciones relacionadas con que el virus fue creado en un laboratorio o fabricado con intervención humana.

Tanto en los registros de la inauguración como en las páginas (1) de información corporativa en la web del WIV no aparece ninguna mención a la participación de ninguna empresa extranjera. El Instituto depende de la CAS, la cual, a su vez, depende del gobierno chino.

Una búsqueda en el sitio web de Open Society Foundations, fundada por George Soros, muestra que no hay menciones a la aseguradora francesa AXA vinculadas con gestiones monetarias, apenas una en la que es mencionada como ejemplo de juicios de empresas para proteger su propiedad intelectual. Asimismo, en las gráficas organizacionales de AXA no aparece la organización filantrópica de Soros.

Winterthur Group, en tanto, era una aseguradora suiza (no alemana) que fue adquirida por AXA en 2006. La búsqueda en Google no arroja resultados sobre una supuesta construcción de un laboratorio en China por parte de la extinta empresa.

Por otro lado, Allianz, señala en su sitio web que en China tiene oficinas en Pekín, Shanghái y Cantón. No hay menciones a Wuhan ni a un laboratorio de la compañía afincado en ese país.

En la página de información corporativa de la multinacional Glaxo en China tampoco aparece mención alguna de su participación ni en el WIV ni en ningún otro centro en Wuhan. Glaxo cuenta con dos joint-ventures en el país asiático, y está presente en las ciudades de Shanghái, Pekín y Tianjin.

Glaxo y Pfizer

Según CNN Money, Pfizer está controlada mayoritariamente por The Vanguard Group, con una propiedad del 7,67% de sus acciones. En el listado de accionistas de Pfizer no aparece la compañía GlaxoSmithKline, aunque sí el fondo Capital Research & Management. Sin embargo, este apenas posee el 0,67% de Glaxo, con lo cual la correlación que hacen las publicaciones virales no es correcta.

En diciembre de 2018, las empresas se fusionaron en una joint-venture creando en 2019 la compañía Gsk Consumer Healthcare con participación de ambas, una alianza concreta para la comercialización de productos farmacéuticos como Voltaren, Panadol y Advil. Esto sin embargo, no se trató de una operación de compra por parte de una empresa sobre la otra y ambas siguen siendo competidoras en el sector farmacéutico.

BlackRock, Pfizer, Soros y las demás relaciones

BlackRock es la principal gestora de fondos de inversión del mundo y, como tal, posee participaciones en decenas de miles de empresas (entre ellas, Pfizer), y cuenta con miles de inversores, entre ellos, el magnate George Soros, dentro de su multitud de carteras.

Pfizer también recibió dinero del Fondo de Inversión Estratégica de la Fundación Bill y Melinda Gates. La fundación invirtió en la farmacéutica para ampliar el acceso de Sayana, su anticonceptivo inyectable, a los países en vías de desarrollo. También informó en septiembre de 2020 que colaboraría con varias de las compañías que trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el covid-19. Sin embargo, ni la fundación ni los Gates figuran entre los principales accionistas de Pfizer.

La Fundación Gates también se encuentra entre los principales contribuyentes de la OMS, que representa el 11,65% del dinero que recibe el organismo. Sin embargo, no es el “principal patrocinador”, ya que el dinero aportado por el gobierno de Alemania representa el 12,18% de los ingresos.

En conclusión, nada prueba que el WIV de Wuhan sea propiedad de la compañía Glaxo ni es cierto que esta sea propietaria de Pfizer. Asimismo, tampoco hay registros de la vinculación de las aseguradoras Winterthur y Axa con el WIV. Por otro lado, la gestora de fondos BlackRock, que posee parte de las acciones Pfizer, cuenta con la participación como inversor de George Soros, al igual que de muchas otras fortunas mundiales. Además, Bill y Melinda Gates han invertido en Pfizer para el desarrollo de proyectos concretos pero no son de los principales accionistas. Por último, la Fundación Bill y Melinda Gates apoya con fondos a la OMS pero no son los principales patrocinadores.

COVID-19