El estudio de Fauci sobre la gripe española no dice que las mascarillas causan neumonía bacteriana

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas decenas de veces en redes sociales desde principios de febrero aseguran que Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos (NIAID), fue autor de un informe de 2008 que revela que la mayoría de los que murieron por la gripe española de 1918-1919 lo hicieron por neumonía bacteriana “causada por el uso de mascarillas”. Aunque la investigación existe, no hace mención alguna a las mascarillas ni a su supuesta vinculación con la neumonía bacteriana. A la fecha, no hay ninguna evidencia científica de que los tapabocas provoquen esta enfermedad.

Las publicaciones, que incluyen una imagen de un texto en inglés que hace referencia al estudio de 2008 y a las supuestas conclusiones sobre la neumonía bacteriana y las mascarillas a las que habría llegado Fauci, circulan en Facebook (1, 2, 3) y Twitter (1, 2).

“En un artículo de revisión científica sobre ‘La epidemia de Gripe Española’ publicado en 2008 y del cual el nefasto genocida Antony Fauci es coautor se concluye que: ‘Hemos descubierto que el mayor número de víctimas de la Gripe Española NO MURIERON POR LA GRIPE ESPAÑOLA. MURIERON POR NEUMONÍA BACTERIANA... Y LA NEUMONÍA BACTERIANA FUE CAUSADA POR... EL USO DE LAS MASCARILLAS!!!!!", se lee en las entradas.

Captura de pantalla realizada el 18 de febrero de 2021 de una publicación en Facebook

Otras publicaciones (1, 2) en diferente formato también afirman que la mayor cantidad de muertes ocurridas por la pandemia de influenza de 1918-1919, conocida como “gripe española”, fueron a causa de “neumonía bacteriana” y que “Fauci lo sabe”.

Como ya verificó AFP Factual a partir de contenidos similares, Fauci es en efecto uno de los autores de un artículo de 2008 titulado “Papel predominante de la neumonía bacteriana como causa de muerte en la gripe pandémica: implicaciones para la preparación para una influenza pandémica”.

El texto refiere a estudios que se hicieron en personas fallecidas durante esa pandemia de influenza de 1918-1919, también conocida como gripe española”, y que demostraron que la neumonía bacteriana en el tracto respiratorio superior estaba presente en la mayoría de los fallecidos. Sin embargo, la publicación no hace referencia alguna a las mascarillas.

Desde el NIAID dijeron a la AFP en un comunicado: “El estudio no menciona las mascarillas y no tiene nada que ver con las mascarillas”. En cambio, allí se analizaron “datos de infecciones fatales de 1918 y se mostró que la mayoría de los casos estaban asociados con neumonías bacterianas secundarias”.

La pandemia de 1918 provocó al menos 50 millones de muertes e infectó a unos 500 millones de personas en todo el mundo entre 1918 y 1919, como consignan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos.

En 1918 no había antibióticos — la penicilina no fue descubierta hasta 1928. La disponibilidad de estos medicamentos durante las últimas pandemias de gripe del siglo XX fue probablemente un factor clave en la disminución de muertes en todo el mundo durante esos brotes, señaló el doctor David Morens, coautor del estudio, en un comunicado de prensa publicado por los Institutos Nacionales de Salud (NIH) en 2008.

El estudio, realizado con el objetivo de contar con una mejor preparación para enfrentar futuras pandemias, llegó a la conclusión de que la prevención y otras medidas contra la neumonía bacteriana secundaria, al igual que contar con acopio de vacunas, deberían ser de alta prioridad.

Las neumonías bacterianas secundarias se han asociado durante mucho tiempo con la influenza grave en estudios en humanos y animales. Hay varias referencias publicadas al respecto”, dijo el NIAID a la AFP.

Sin vínculo entre mascarillas y neumonía

Artículos científicos de otros autores lo confirman (1, 2, 3). Ninguno de esos estudios hace mención alguna al uso de mascarillas sanitarias como factor o causa directa de neumonía bacteriana secundaria. Señalan, en cambio, que las infecciones respiratorias suelen ser un problema médico grave en los brotes virales.

El doctor Taison Bell, médico de cuidados intensivos y enfermedades infecciosas de la Universidad de Virginia, en Estados Unidos, agregó que “no hay ningún estudio confiable que haya relacionado el uso de mascarillas con un aumento de la neumonía bacteriana”.

En cada temporada de influenza es esperable que una cierta proporción de pacientes desarrolle neumonía bacteriana. Es una complicación bien conocida y establecida sobre la que aprendes en la escuela de medicina”, dijo a la AFP.

El especialista recomendó asimismo mantener una buena higiene de la mascarilla y de las manos y seguir practicando el distanciamiento social como medidas complementarias para disminuir el contagio del nuevo coronavirus.

Para esta verificación de AFP,  el neumólogo uruguayo Juan Pablo Salisbury aseguró que no existen evidencias que demuestren científicamente que el uso de mascarillas aumente el riesgo de contraer neumonía e hizo asimismo énfasis en la higiene de estos adminículos.

“Me parece al menos preocupante adjudicar dicho riesgo a un elemento que ha demostrado una gran utilidad en el control y propagación de esta pandemia [de coronavirus]. Creo importante recalcar que el uso correcto de la mascarilla es fundamental, así como su cuidado. Sobre todo la higiene del mismo, recomendándose para las mascarillas de tela su lavado diario al final del día para evitar justamente la acumulación de partículas y/o microorganismos en la misma”.

En conclusión, es falso que en un informe del que Anthony Fauci fue coautor en 2008 se afirme que la neumonía bacteriana que sufrieron muchas víctimas de la gripe española haya sido causada por el uso de mascarillas sanitarias. No hay referencia a ellas en la investigación. Además, expertos confirman que, utilizadas correctamente, las mascarillas son una medida efectiva para prevenir el contagio de covid-19.

CORONAVIRUS