Una dosis de una vacuna covid-19 es preparada en el noroeste de Londres, Reino Unido, antes de ser administrada, el 26 de diciembre de 2021 ( AFP / Niklas Halle'n)

Cifras británicas de muertes por covid viralizadas no prueban que las vacunas sean ineficientes

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Para evaluar la eficacia de las vacunas hay que comparar grupos de población equiparables. Sin embargo, publicaciones compartidas más de 1.500 veces en redes sociales desde el 13 de julio de 2022 aseguran que las cifras oficiales en Reino Unido muestran la ineficacia de las vacunas contra el covid-19. Eso porque la gran mayoría de las personas fallecidas por el coronavirus había recibido entre una y cuatro dosis del inmunizante. Pero incluso vacunados, los ancianos y los más débiles siguen siendo los que corren más riesgo de morir por covid-19 y, aunque la eficacia de la vacuna pueda disminuir con el tiempo, y en ocasiones con sucesivas variantes, estas se siguen considerando seguras y eficaces frente a los casos graves, según expertos y fuentes oficiales consultadas por la AFP.

“Mientras estábamos distraídos por la renuncia de Boris , el gobierno de UK publicó discretamente un informe confirmando que el 94% de las mvertes por C0VlD desde abril se deben a bakunas completas, el 90% de las cuales fueron bakunas triples/cuádruples”, dicen publicaciones en Facebook (1, 2), Twitter (1, 2) y Telegram.

Contenidos similares también circulan en inglés y alemán.

Captura de pantalla de un tuit realizada el 26 de julio de 2022

El contenido circuló luego de que el primer ministro británico Boris Johnson anunciara su renuncia al cargo, el pasado 7 de julio.

Algunas publicaciones comparten una captura de pantalla de un artículo del sitio The Exposé, que ya ha sido verificado por AFP Factual por compartir desinformación sobre la vacunación anticovid (1, 2).

El artículo señala que entre abril y mayo de 2022 en Inglaterra se registraron 4.935 muertes vinculadas al coronavirus: 4.647 eran personas que tenían al menos una vacuna, de las cuales 4.216 contaban con tres dosis y 288 no habían sido vacunadas.

A partir de estas cifras, el autor del artículo calculó los porcentajes: 4.647 personas fallecidas y que tenían al menos una dosis de la vacuna representan el 94% de las muertes por covid en el período. De ese total, el 90% había recibido al menos una dosis de refuerzo (4.216 personas).

Con estos porcentajes, el sitio elaboró un gráfico que representa la proporción de vacunados entre las muertes por covid, y cita como fuente a la Oficina de Estadísticas Nacionales, la agencia nacional responsable de las estadísticas en el Reino Unido.

Si se suman las muertes por covid-19 de todos los estados de vacunación en abril y mayo, coinciden las cifras absolutas utilizadas para calcular los porcentajes presentados en las publicaciones virales.

Estas cifras se pueden encontrar en un documento publicado por la Oficina de Estadísticas Nacionales de Reino Unido (ONS, por sus siglas en inglés), el 6 de julio de 2022, sobre la cifras de muertos por el coronavirus en Inglaterra entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de mayo de 2022.

En unas tablas, la ONS publica el número de muertes vinculadas al covid-19 dependiendo del estado de vacunación. Además, detalla el número de dosis y el tiempo entre que la personas recibió la inyección y falleció, un criterio importante ya que la primera dosis tarda al menos 14 días en hacer efecto y, sobre todo, porque la eficacia de la vacuna disminuye con el tiempo.

Captura de pantalla del informe publicado el de julio de 2022 por la Oficina de Estadísticas Nacionales del Reino Unido, tomada el 21 de julio de 2022

Estas cifras no se refieren a la totalidad del Reino Unido (que también incluye Escocia, Gales e Irlanda del Norte), matiz omitido en las publicaciones virales.

Muchos más vacunados que no vacunados

Deducir de estos datos que las personas vacunadas mueren más por covid-19 que las personas no vacunadas es inexacto, ya que esta afirmación se basa en una comparación entre poblaciones de diferentes tamaños, que tienen características de edad y estado de salud diferentes.

Por ejemplo, “el sistema inmunológico de los ancianos no tiene la misma capacidad de respuesta que el de una persona de 30 o 40 años” y “las comorbilidades también generan un mayor riesgo”, dijo a la AFP Mauro Sánchez, epidemiólogo de la Universidad de Brasilia (UnB) e investigador del Cidacs/Fiocruz, el 16 de febrero de 2022, pero aclaró que esto no le resta importancia a la vacuna contra el SARS-CoV-2, que evita que el número de muertes por covid-19 sea mayor.

En Inglaterra, según la actualización semanal publicada por la agencia sanitaria británica el 7 de julio de 2022, el 70% de la población mayor de 5 años, es decir, más de 44 millones de personas, había recibido al menos una vacuna anticovid. De estos, el 66% recibió al menos dos dosis, mientras que el 52%, al menos tres.

Estas cifras varían según los grupos de edad: más del 95% de las personas mayores de 80 años han recibido al menos una dosis del inmunizante frente a menos del 10% de los niños de entre 5 a 12 años.

Captura de pantalla de la actualización semanal del 7 de julio publicada por la agencia de salud británica, tomada el 21 de julio de 2022

“Los datos deben interpretarse teniendo en cuenta la altísima cobertura de vacunación en la población británica. Incluso con una vacuna altamente efectiva, se espera que ocurra una alta proporción de casos [de muertes] en personas vacunadas, simplemente porque una mayor proporción de la población está vacunada”, dijo a la AFP 12 de julio de 2021 en otra verificación similar la Public Health England (ahora conocida como la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido).

En el mismo artículo, Paul Hunter, profesor de medicina de la Universidad de East Anglia, en Inglaterra, explicó a la AFP el siguiente razonamiento:

“Si consideramos, de manera puramente teórica, que la infección mata a 100 personas de cada 10.000 (es decir, el 1%) en personas no inmunes que contraen covid-19 y solo a 5 personas de cada 10.000 (es decir, el 0,05%) en personas inmunizadas infectadas, llegamos a 250 muertes de 25.000 en el grupo de no vacunados y 487,5 muertes de 975.000 en el grupo de vacunados”.

Sin embargo, “sin vacunación morirían 10.000 personas” de la muestra de un millón, apuntó.

En Inglaterra, según el mismo documento, el 52% de la población mayor de 5 años ha recibido al menos tres dosis de la vacuna contra el covid-19. Esta cifra se dispara al 90% entre los mayores de 70 años, pero desciende al 33% entre las personas de entre 18 y 20 años.

Es decir, que la población mayor de 70 años, particularmente en riesgo de desarrollar una forma grave de covid-19, está sobrerrepresentada entre las personas que han recibido al menos tres dosis de vacuna.

Solo el 9,7% de las personas mayores de 70 años ha recibido entre una y dos dosis de la vacuna y solo el 5,7% no ha recibido ninguna.

Por lo tanto, los triplemente vacunados pueden ser más numerosos que los no vacunados en las cifras de muertes vinculadas al coronavirus.

El 27 de junio de 2021, dos estadísticos de la Universidad de Cambridge y de la Royal Statistical Society publicaron en el diario británico The Guardian una columna titulada: “Por qué la mayoría de las personas que ahora mueren de Covid en Inglaterra han sido vacunadas”.

“No crean que es una mala señal, es exactamente lo que se esperaba”, advirtieron David Spiegelhalter y Anthony Masters en el artículo.

Además, el documento publicado por la propia ONS establece que “se debe tener precaución al comparar las tasas y cifras de mortalidad, porque las características de las personas en los diferentes grupos de estado de vacunación, como el estado de salud, pueden diferir, en particular debido a la prioridad dada a la vacuna para las personas más vulnerables”.

En Francia, la Haute Autorité de Santé (Alta Autoridad de Salud) recordó el 10 de enero de 2022 que se consideró que la vacunación tenía una eficacia superior al 90 % para reducir las formas graves de covid-19, la hospitalización o la muerte. Sin embargo, esta eficacia se va erosionando con el tiempo y ante las sucesivas variantes, en particular ómicron, de ahí la necesidad de dosis de refuerzo.

Traducción y adaptación
COVID-19 VACUNAS