El diario británico The Times no publicó en 1987 una nota sobre la viruela del mono y el sida

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

La imagen de una portada del diario británico The Times ha sido compartida cientos de veces en redes sociales desde el 22 de junio de 2022. Las entradas aseguran que la foto corresponde a la edición del 11 de mayo de 1987, en la que el medio supuestamente relacionaba las “vacunas contra la viruela del mono” con el sida. Sin embargo, The Times no se refería a la viruela del mono sino a la viruela común y, a la fecha, no se ha probado ningún vínculo entre el VIH y la vacuna antivariólica, explicaron expertos a la AFP.

“El 11 de mayo de 1987, el London Times informó en su portada: ‘La OMS entregó 50 millones de vacunas contra la viruela del mono, estas provocaron el SIDA a los africanos’”, dicen publicaciones compartidas en Facebook, Twitter e Instagram.

Captura de pantalla de un tuit realizada el 13 de julio de 2022

Publicaciones similares circulan en francés e inglés junto con la misma imagen del diario, que incluye un texto titulado en inglés: “Vacuna contra la viruela ‘detonó el virus del sida’”. Sin embargo, la nota referida en redes sociales, disponible en un documento de la organización HIV Ireland, no menciona la viruela del mono sino la viruela común.

Viruela, viruela del mono y VIH

La viruela, responsable de 300 millones de muertes en el siglo XX, fue declarada erradicada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 8 de mayo de 1980, tras una campaña de vacunación masiva.

Las entradas en redes sociales han sido compartidas en el contexto del aumento de casos a nivel global de un primo lejano de la viruela tradicional, la viruela del mono, considerada menos peligrosa y que afecta especialmente a Europa desde mayo de 2022. Hasta la fecha de publicación de esta nota, solo el laboratorio danés Bavarian Nordic fabrica una vacuna homologada específicamente para la viruela del mono.

Los primeros casos de personas infectadas con el virus del VIH, responsable del sida, se detectaron a principios de la década de 1980. El virus, que apareció en África central, fue transmitido a los humanos por los monos.

En 2020, la OMS estimó que entre 480.000 y un millón de personas habían muerto a causa de esta enfermedad en todo el mundo desde el inicio de la epidemia.

Al igual que la viruela, la epidemia del sida ha golpeado duramente al continente africano. Sin embargo, no hay evidencia de un posible vínculo entre la campaña de vacunación contra la viruela y el sida.

Si bien cualquier refuerzo inmunológico, ya sea en forma de vacuna, virus o bacteria, puede despertar un virus latente en el organismo, estos casos no son la causa del brote masivo del VIH en África, explicaron a la AFP varios especialistas, quienes también mencionaron registros de agujas mal esterilizadas.

Un artículo del Times en disputa

Contactado el 4 de julio de 2022, el departamento de archivos del diario británico confirmó a la AFP que el artículo compartido en redes sociales había sido difundido en la edición de The Times del 11 de mayo de 1987. El artículo completo fue publicado por la organización HIV Ireland. El autor afirma que la OMS estaba estudiando "evidencia científica que sugiere que la inmunización con la vacuna contra la viruela Vaccinia ha despertado la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH)".

Para respaldar su punto, cita a un "asesor de la OMS" anónimo y da el ejemplo de un militar estadounidense que supuestamente comenzó a desarrollar síntomas del VIH dos semanas y media después de haber sido vacunado contra la viruela en varias ocasiones y luego murió rápidamente.

El documento de HIV Ireland también contiene otros artículos, publicados en los días siguientes por otros medios, que citaban a varios médicos, incluidos funcionarios de la OMS, que negaron cualquier vínculo entre la vacunación contra la viruela y la epidemia del VIH. Por ejemplo, un texto difundido por el Irish Independent el 12 de mayo de 1987 con el título: “Científicos desestiman la teoría que vincula al sida con la viruela”.

Captura de pantalla de un documento publicado por HIV Ireland, realizada el 13 de julio de 2022

La AFP obtuvo del Times un ejemplar del diario fechado el 13 de mayo de 1987, en el que se publicó una respuesta de Jonathan Mann, entonces director del programa de sida de la OMS.

Jonathan Mann escribió allí que el artículo del 11 de mayo "se une a muchas otras ideas no probadas y especulativas sobre el origen del sida. No tenemos conocimiento de ningún dato científico que apoye la idea de que el programa de erradicación global de la viruela podría estar relacionado con el sida".

"La viruela es un flagelo antiguo y la vacuna contra la viruela ha sido ampliamente utilizada en muchas partes del mundo durante los últimos dos siglos. Durante ese tiempo, ni el virus de la viruela ni el virus (atenuado y contenido en la) vacuna contra la viruela se han relacionado con el resurgimiento de otra enfermedad", añadió Mann.

"A nivel mundial, la distribución geográfica de la erradicación de la viruela y la erradicación del sida no coinciden. En Asia, donde se administraron cientos de millones de vacunas contra la viruela entre 1967 y 1972, el sida sigue siendo raro", agregó.

La AFP preguntó a la OMS sobre esta supuesta evidencia de un vínculo entre la vacunación contra la viruela y la epidemia de sida. “No estamos al tanto”, respondió un portavoz de la organización el 1 de julio de 2022, sin más detalles.

Para apoyar su teoría, el autor del artículo del Times del 11 de mayo de 1987 también cita al doctor Robert Gallo, investigador estadounidense en inmunología y virología. Reconocido especialista en sida, Gallo estuvo en el centro de una controversia científica a principios de la década de 1980, cuando reivindicó el descubrimiento del VIH, disputado por dos investigadores del Instituto Pasteur, Luc Montagnier y Françoise Barré-Sinoussi.

Sin evidencia de que la vacunación contra la viruela causara epidemia de sida

En el artículo del Times del 11 de mayo de 1987, se cita a Robert Gallo: "El vínculo entre el programa de la OMS y la epidemia en África es una hipótesis interesante e importante. No puedo decir que se haya producido realmente, pero he estado diciendo durante algunos años que usar una vacuna viva como la que se usa para la viruela puede activar una infección latente como el VIH".

La AFP contactó a Robert Gallo el 27 de junio de 2022. Dijo que sus declaraciones "fueron obviamente sacadas de contexto".

"Estoy totalmente de acuerdo con la OMS: no hay evidencia, que yo sepa ni nadie más, de que alguna vacuna haya estimulado el VIH", añadió.

"Recuerdo que mucha gente subrayó el hecho de que el virus del sida apareció cuando desapareció la viruela", cuenta Anne-Marie Moulin, directora de investigación emérita del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia y especialista en medicina tropical y parasitología.

Sin embargo, "las hipótesis no eran tanto sobre el papel de la vacunación, sino sobre la viruela como parte de un conjunto reinante de enfermedades. Tienes que entender que existen múltiples virus al mismo tiempo. Si cambias algo en este equilibrio, tú provocas cambios. Al desaparecer, se produjo un agujero y de repente apareció otro virus. En ese momento llegó”, explicó a la AFP el 27 de junio de 2022.

Para Michaela Muller-Trutwin, jefa de la unidad de VIH, Inflamación y Persistencia del Instituto Pasteur entrevistada por la AFP el 4 de julio de 2022, este artículo recuerda una teoría que vincula la aparición del sida con la vacuna contra la poliomielitis, utilizada en la década de 1950 en África. Una teoría desde entonces refutada por los científicos.

Personas formadas para vacunarse contra la viruela en Singapur, en abril de 1959 ( AFP / -)

Por otro lado, las agujas reutilizadas y mal esterilizadas podrían participar en la transmisión del VIH ya presente en la población: “el papel de las agujas no esterilizadas en la transmisión del VIH y la hepatitis ha sido documentado muchas veces”, comentó Anne-Marie Moulin.

"Mi conclusión es que las agujas que inyectan la vacuna o lo que sea deben haber jugado un papel en la transmisión del VIH, pero no la vacuna contra la viruela en sí", dijo.

En 2007, la OMS ya había alertado sobre este problema, estimando que aproximadamente “el 5% de los nuevos casos de VIH en el mundo se deben a inyecciones inseguras en un entorno médico”.

Cualquier estimulación inmunológica puede despertar un virus latente, pero no provocar una "ola de infecciones"

Según los científicos entrevistados, no es imposible que la vacunación contra la viruela haya activado, en algunos casos, VIH latente ya presente en el cuerpo de las personas vacunadas.

"Cuando estás infectado con sida, ciertas células están infectadas pero no producen un virus. Pero cuando estas células T reconocen un estímulo inmunológico [como una vacuna o un virus que ingresa al cuerpo] reaccionarán y se dividirán. El VIH latente puede entonces 'despertar' y expresarse", describió Robert Gallo.

“Por lo tanto, el VIH puede ser estimulado, incluso despertado, por la vacuna contra la viruela, o cualquier otra vacuna o infección. Pero eso no hace una gran diferencia: tarde o temprano, el virus habría sido estimulado”, agregó el científico estadounidense.

"No podemos descartar nada", dijo Michaela Muller-Trutwin. "Pero si la vacuna puede despertar un virus latente, entonces cualquier otra infección lo hace. Usamos eso en la investigación de una terapia curativa para la infección por VIH", explicó. Al estimular el sistema inmunitario, “intentamos sacar el virus de sus reservorios latentes y luego eliminarlo”.

Sin embargo, estos casos no pueden ser la causa de la epidemia de sida ni de una "ola de contagios" del VIH, según los expertos entrevistados.

En el momento de las campañas de vacunación contra la viruela, "millones de personas habían sido vacunadas en todo el mundo y, sin embargo, no había una gran epidemia de sida en todos los países", subrayó Michaela Muller-Trutwin.

De hecho, la epidemia de viruela afectó a muchos países fuera de África, incluidos Brasil, Argentina y gran parte del Medio Oriente y el sur de Asia.

15 de julio de 2022 Cambia formato del primer párrafo.
VACUNAS Viruela del mono