Un militar recibe la vacuna contra la viruela a bordo de un buque estadounidense en aguas del Golfo, el 29 de enero de 2003 ( AFP / Leila Gorchev)

La viruela fue erradicada pero su virus existe, por eso España tenía vacunas almacenadas en 2019

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Un mensaje visto en Telegram por más de 200.000 usuarios y compartido unas 3.000 veces en redes sociales desde el 22 de mayo de 2022 se pregunta por qué el gobierno español “adquirió” dos millones de dosis de la vacuna contra la viruela en 2019, adjuntando en algunas publicaciones un enlace al Boletín Oficial del Estado (BOE). Los expertos afirman que esa enfermedad está erradicada pero su virus no, por lo que es normal que un país como España tenga reservas estratégicas del inmunizante.

“Dejando claro que se trata de un ‘depósito estatal estratégico’, ¿podría este Gobierno explicar a la ciudadanía por qué adquirieron 2 millones de dosis de la vacuna contra la VIRUELA, precisamente en 2019, para una enfermedad erradicada oficialmente desde 1980?”, dice un mensaje de Telegram que también fue compartido en Facebook. Esta usuaria escribe: “En 2019 España compro dos millones de dosis de la vacuna de la viruela, teniendo en cuenta que hace ya 40 años que se erradicó cualquiera diría que ya lo sabían o les advirtieron, lo cual confirma que todo está preparado con tiempo”.

Mensajes con preguntas similares fueron publicados en Twitter, artículos en páginas como ésta o ésta y en YouTube.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 27 de mayo de 2022

El BOE enlazado en los mensajes virales es el del 29 de agosto de 2019 e informa una resolución para “la custodia y gestión del depósito estatal estratégico de medicamentos y productos sanitarios para emergencias y catástrofes, el depósito estatal de antivirales, el depósito contra la viruela, el depósito de antitoxinas y medicamentos de urgencia, y la fabricación de medicamentos para situaciones especiales”. Se trata de un convenio entre el Ministerio de Defensa y la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (Aemps).

El punto noveno del anexo dentro del boletín dice que la Aemps es “propietaria de 2.000.000 de dosis de vacuna ACAM 2000 contra el virus de la viruela”, de cuyo almacenaje y custodia se encargaría el Ministerio de Defensa, según el convenio (estipulación segunda). La Aemps, según la estipulación cuarta del convenio, se compromete a la “constitución, adquisición y supervisión de las unidades que conforman el depósito” de los medicamentos mencionados en el documento oficial.

Las publicaciones empezaron a circular en un momento en el que varios países, en donde la viruela del mono no es endémica, comenzaron a registrar casos de esta enfermedad rara, originaria de África y considerada menos grave y menos contagiosa que la viruela.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló, a 2 de junio de 2022, más de 550 casos de viruela del mono en una treintena de esos países, desde el inicio del brote casi un mes antes. España es, junto a Reino Unido y Portugal, uno de los países con más afectados, y contaba con 156 infectados a fecha de publicación de este artículo, según las cifras del Ministerio de Sanidad.

Por su parte, la viruela se considera erradicada desde 1979 gracias a la vacunación. Desde 1984 no se inmuniza a la población general.

Personal sanitario ante una zona en cuarentena por viruela del mono en un centro de Médicos Sin Fronteras (MSF) en Zomea Kaka, en República Centroafricana, el 18 de octubre de 2018 ( AFP / Charles Bouessel)

El servicio de prensa del Ministerio de Defensa español remitió cualquier cuestión relacionada con las vacunas a la cartera de Sanidad, cuya oficina de prensa dijo a AFP Factual: “Todos los países almacenan medicamentos como respuesta a determinadas situaciones, incluyendo España”.

El médico Jaime Jesús Pérez, vocal de la Asociación Española de Vacunología (AEV), explicó a la AFP: “La viruela es una enfermedad que está erradicada, pero el virus sigue existiendo, tanto en Estados Unidos como en Rusia, en laboratorios de alta seguridad”.

El investigador y microbiólogo José Antonio López Guerrero, profesor en la Universidad Autónoma de Madrid, también se refirió a los “viales congelados” que se almacenan en Atlanta y Siberia. López Guerrero señaló que los viales no se destruyen “por si hubiera una reemergencia del virus o por otros motivos, por ejemplo una liberación intencional de un virus parecido”.

“El virus de la viruela podría ser un virus que se podría utilizar como arma biológica”, indicó Pérez, y “si llegara el caso de un ataque biológico con viruelas y el país no tuviera reservas de vacuna (...) sería una situación terrible”. “El virus de la viruela está secuenciado”, comentó el médico, y subrayó: “En laboratorio en principio se podría reproducir”.

López Guerrero, por su parte, destacó: “Desde hace unas décadas se están detectando cada vez más casos” de viruela del mono en África, y los expertos “están advirtiendo de que cada vez hay más brotes con más frecuencia”, por lo que, a su juicio, “parece razonable tener cierto ‘stock’ [inmunizantes almacenados].

¿Las vacunas de 2019 protegerían contra la viruela del mono?

“Es muy lógico tener unas reservas estratégicas de la vacuna por si fuera utilizado como arma biológica el virus de la viruela”, dijo el médico de la AEV.

Los virus de la viruela “son muy estables, de forma que la inmunidad contra un virus protege de virus parecidos”, destacó López, aunque el inmunizante “iría perdiendo paulatinamente protección”.

La protección de las vacunas almacenadas en 2019 respecto a la viruela del mono de 2022 es “aproximadamente del 85%”, según Pérez.

El médico español explicó que las vacunas adquiridas en 2019 son de segunda generación: “Son seguras para usarlas en una situación como puede ser un ataque biológico en el que tuviéramos una epidemia de viruela, que hubiera que controlar porque pusiera en grave riesgo la salud de la población”.

La viruela del mono, “sin quitarle gravedad”, según el experto, “es menos grave que la viruela” para la que fueron diseñadas esas vacunas. El uso de esas vacunas de segunda generación de 2019, a juicio del especialista médico, “no parece muy adecuado” para la viruela del mono "a no ser que tuviéramos una cuestión explosiva”.

El 25 de mayo de 2022, el Ministerio de Sanidad español anunció la adquisición de vacunas contra la viruela de tercera generación, autorizadas en Europa desde 2013.

21 de junio de 2022 Añade precisiones sobre las vacunas de segunda generación en los dos últimos párrafos.
Viruela del mono VACUNAS