No hay registro de un tuit de Vox contra los periodistas españoles asesinados en Burkina Faso

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Una captura de pantalla de un supuesto tuit de la cuenta verificada del partido Vox en Madrid, en el que critican a los periodistas españoles asesinados en un ataque en Burkina Faso a finales de abril, fue compartido más de 400 veces en menos de 72 horas en redes sociales. Sin embargo, no hay registro de que Vox Madrid se haya manifestado en esos términos y desde el partido afirman que “el tuit es falso”. 

“Periodistas progres que se van de España y acaban siendo víctimas de los que nosotros no queremos que vengan. Así acaban los que defienden a terroristas y a menas. Son sus propios verdugos”, dice el supuesto tuit, que fue compartido en Facebook (1, 2, 3). Aunque no hace mención explícita a David Beriain y Roberto Fraile, el pantallazo empezó a difundirse después de que la ministra española de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, comunicara que los reporteros fueron asesinados mientras “ejercían el periodismo en una zona de conflicto en el Sahel”, en el este de Burkina Faso.  

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 30 de abril de 2021

Todas las entradas reproducen la misma captura de pantalla, sin mostrar más datos sobre la publicación como el número de retuits, los favoritos, o algún comentario. En la parte superior se indica que el mensaje supuestamente fue publicado hacía dos horas (“2h”) y que fue retuiteado por la cuenta principal de Vox, escrito en francés “a retweeté”.  

AFP Factual no ha encontrado ningún registro (1) de que el partido que se presenta a las elecciones madrileñas del próximo 4 de mayo hiciera tal afirmación. Sin embargo, la cuenta general del partido sí hizo un retuit a una entrada de un diputado del partido que tildó a los periodistas de “Héroes de verdad”, elogiando la profesionalidad de ambos y adjuntando una foto de cada uno. 

AFP Factual tampoco ha encontrado registro de dicha publicación en Wayback Machine ni en Archive.today, dos herramientas que permiten almacenar versiones de sitios web.

Vox Madrid, en declaraciones a la AFP, contó que ese tuit es “falso”, que ellos “solo compartieron el comentario del diputado Alberto Asarta en el que se hacían eco de la tragedia”

Los dos reporteros españoles fueron víctimas junto al activista ambiental irlandés Rory Young de un ataque atribuido a un grupo yihadista en un parque natural en Burkina Faso, mientras acompañaban a militares y guardabosques burkineses en una patrulla contra la caza furtiva. Sus cuerpos fueron repatriados el 30 de abril.

Recta final de la campaña electoral en Madrid

La capital española afronta los días previos a los comicios regionales en un contexto de fuerte polarización política en España que ha dado lugar a otros ejemplos de desinformación (1, 2). Las amenazas de muerte a distintos dirigentes nacionales dieron un vuelco a la campaña que, hasta entonces, se había centrado en el debate sobre la gestión de la pandemia de covid-19.

El pasado 23 de abril, el candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, quien recibió un sobre con balas y denunció “la impunidad y el blanqueamiento mediático de la ultraderecha”, abandonó un debate en la radio cuando la candidata de Vox, Rocío Monasterio, puso en duda la veracidad de las amenazas. 

El domingo 25 de abril, Pedro Sánchez lanzó un fuerte discurso contra Vox, buscando movilizar a los votantes, al advertir de la "amenaza" que a su juicio representa la “ultraderecha”. "No se trata de Madrid, se trata de nuestra democracia", subrayó Sánchez.

Días antes, Vox generó un escándalo en el país al desplegar un cartel en una estación de transporte de la capital haciendo una falsa comparativa entre lo que reciben los pensionistas y los menores extranjeros no acompañados, conocidos por el acrónimo “menas”.

Los sondeos de los comicios vaticinan una victoria de la candidata del Partido Popular, Isabel Díaz Ayuso, quien convocó estas elecciones anticipadas tras romper su alianza con Ciudadanos. Sin embargo, Ayuso probablemente necesitará el apoyo de Vox para volver a gobernar la región.