Las nebulizaciones caseras con una olla a presión no cumplen con la función y son riesgosas

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Fotografías y videos de personas que recomiendan elaborar nebulizadores caseros con una olla a presión y tubos de plástico para aspirar el vapor de una mezcla de agua con algunas hierbas con el fin de “hacer terapias de respiración” o prevenir el covid-19 han sido compartidas más de 1.600 veces en redes sociales desde abril de 2020. Pero esos dispositivos no cumplen con la función de los nebulizadores de administrar medicación a través del vapor y además, implican riesgos de quemaduras o infecciones, señalaron especialistas consultados por la AFP.

“Cómo hacer un vaporizador casero”, dice una publicación en Facebook (1, 2) con un video que también fue enviado al WhatsApp de AFP Factual para su análisis. La secuencia  muestra a un hombre, con una botella de plástico recortada para adaptarla a su rostro, aspirando el vapor que emana de un tubo de plástico conectado a una olla a presión. 

Otra persona, fuera de cuadro, explica que el agua que hierve en la olla contiene hojas de eucalipto y jengibre.

Con ese artefacto casero, según el autor del video también compartido en YouTube (1), una persona “puede hacer nebulizaciones óptimas sin necesidad de estar yendo al hospital a que le hagan las nebulizaciones para limpieza de su sistema respiratorio”. Videos y fotografías (1, 2, 3) de prácticas similares circulan en Facebook con ligeras variaciones como la de añadir ungüento o manzanilla en el agua (1, 2).

Los contenidos comenzaron a circular en abril de 2020 en plena pandemia del covid-19, que en los cuadros complicados puede generar insuficiencia respiratoria.

Capturas de pantalla de publicaciones en Facebook tomadas el 27 de abril de 2021

Los nebulizadores

Una nebulización es “un método de administración de medicamentos mediante su vaporización por una corriente de aire y la introducción en las vías aéreas del paciente”, según el Diccionario Médico de la Clínica Universidad de Navarra, y sus orígenes se remontan al año 2.000 a.C. en India.

“Tiene grandes beneficios para el tracto respiratorio ya que podemos aportar humedad para fluidificar secreciones (moco) así como para la administración de diferentes medicamentos como lo son broncodilatadores, esteroides, antibióticos”, dijo a AFP Factual Ramón Aguilar, director para México de la Sociedad Latinoamericana de Cuidados Respiratorios. 

Las nebulizaciones son útiles para cualquier padecimiento respiratorio, desde una simple gripe, pasando por problemas crónicos como asma, EPOC [Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica], fibrosis quística”, añadió.

Una de sus ventajas es que “es muy fácil de utilizar y no requiere tanta coordinación para su uso como los inhaladores”, aseguró al equipo de verificación de la AFP Mansi Kanuga, médica experta en alergias de la Clínica Mayo.

Algunas de las publicaciones en redes sociales recomiendan las “nebulizaciones” con una olla a presión y diversas plantas “para reducir la carga viral” de una persona con covid-19. Los expertos consultados por la AFP rechazaron esto, pero afirmaron que terapias con nebulización pueden servir para aliviar la inflamación de los bronquios, común en pacientes con la enfermedad. 

Medicamentos administrados por nebulización pueden ayudar a controlar el asma u otros padecimientos respiratorios, reduciendo el riesgo de complicación por infecciones respiratorias como las que puede generar el covid-19, aseguró Kanuga. 

En ese sentido, Aguilar aseguró que “las nebulizaciones son una excelente herramienta como una ayuda al paciente con covid-19 con sintomatología respiratoria, nos puede ayudar a mejorar su higiene bronquial así como administrar medicamentos inhalados que abran y desinflamen los bronquios”.

No obstante, el terapeuta respiratorio enfatizó que “lo mostrado en los videos no son nebulizadores, es solo una forma de producir vapor de agua” y recomendó que las nebulizaciones sean prescritas por un médico.

Carolina Herrera, neumóloga y expresidenta de la Sociedad Chilena de Enfermedades Respiratorias, coincidió en que los artefactos realizados con ollas a presión pueden funcionar “desde el punto de vista físico”, para generar vapor, “pero no para la administración de medicamentos”, precisamente la función de los nebulizadores que contienen un compartimento especial para colocar el remedio.

Además, cualquier segmento del dispositivo casero puede contener hongos, bacterias, virus o cualquier tipo de material inorgánico “directamente llevado a la vía aérea de forma absolutamente no regulada”, añadió Herrera. 

El mecanismo propuesto en las publicaciones “no es estéril, es peligroso y absolutamente no recomendable”, concluyó la neumóloga.

En el esquema a continuación de un nebulizador se puede apreciar el recipiente en el que se coloca el medicamento para ser vaporizado.

Captura de pantalla del esquema de un nebulizador tomada del manual de un dispositivo de la marca OMRON

Procedimiento riesgoso

Otro de los riesgos de la práctica vista en los videos virales es el de las quemaduras por el agua hirviendo contenida en la olla a presión. Al menos en México, “nueve de cada diez casos de quemaduras en infantes son por escaldaduras, es decir, por líquidos calientes como el agua, aceite y alimentos preparados”, dijo Mario Vélez Palafox, subdirector del Centro Nacional de Investigación y Atención de Quemados (Ceniaq) del Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), en un comunicado.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, también advierte que “los niños y las mujeres suelen sufrir quemaduras en la cocina, provocadas por recipientes que contienen líquidos calientes”.

La neumóloga Herrera advirtió también que la botella de plástico recortada a semejanza de una mascarilla puede subir de temperatura debido al vapor y quemar la mano de la persona que la sostiene frente a su rostro.

En marzo de 2020 la OMS incluyó la “administración de un fármaco por nebulización” entre los procedimientos que pueden generar aerosoles y hacer posible la transmisión aérea del covid-19. Por ello, recomendó al personal sanitario de unidades médicas donde se practicara esa técnica utilizar mascarillas respiratorias filtrantes de partículas, como las N95.

En la versión más reciente de su documento “Manejo clínico de la covid-19”, la OMS advirtió que durante las nebulizaciones para pacientes con covid-19 deben ponerse en práctica las  “precauciones para evitar el contagio por contacto junto con las precauciones para evitar la transmisión aérea”.

Nebulizaciones con hierbas

En las secuencias virales, se aconseja colocar diferentes hierbas en la olla para hacer la nebulización.

Pero Kanuga y Aguilar coincidieron en que no existe suficiente evidencia científica sobre la efectividad de hierbas y plantas administradas por nebulización, y en que su uso podría ser un riesgo.

Kanuga advirtió sobre el “riesgo potencial de introducir una infección directamente en los pulmones” al inhalar sustancias no suficientemente estudiadas, así como la irritación local o el daño al tejido pulmonar que pueden causar.

Aguilar dijo por su parte que las plantas o hierbas naturales pueden ocasionar broncoespasmo a personas con bronquios sensibles, como aquellas que padecen hiperreactividad bronquial o asma, “y eso puede poner en riesgo la vida del paciente”.

Con el uso de esencias químicas de mentol o eucalipto, como sugiere uno de los videos, “el paciente corre el riesgo de provocarse una neumonitis química, ya que los vehículos de estas esencias por lo regular son a base de aceites”, añadió el terapeuta respiratorio.

En una verificación anterior, especialistas y autoridades ya advirtieron sobre el uso de concentradores de oxígeno caseros, por su inefectividad y potencial riesgo para la salud.

AFP México
Covid-19