Los vacunados contra el covid-19 sí pueden donar sangre a la Cruz Roja de Estados Unidos

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Publicaciones que aseguran que la Cruz Roja de Estados Unidos no acepta donaciones de sangre de personas que recibieron alguna vacuna contra el covid-19 han sido compartidas más de 1.200 veces en redes sociales desde el pasado 21 de mayo. Sin embargo, el informe que adjuntan algunas de las piezas menciona la posibilidad de donar plasma convaleciente y no de sangre. Además, una portavoz de la organización aclaró a la AFP que las personas vacunadas sí pueden donar sangre y solamente quienes recibieron inmunizantes de virus atenuado deben aguardar dos semanas para poder donar.

Cruz Roja Americana: las personas vacunadas no pueden donar sangre, porque la vacuna destruye completamente sus anticuerpos naturales … Lo habíamos anticipado con nuestros estudios, ahora la confirmación oficial”, se lee en las publicaciones, que se han difundido en Twitter (1, 2, 3), en Facebook (1, 2, 3) y en Telegram, y que en su mayoría están acompañadas por un reportaje que supuestamente respalda la afirmación. Piezas similares han sido compartidas en inglés, francés y portugués.

Captura de pantalla de una publicación en Twitter realizada el 28 de mayo de 2021

Contactada por el equipo de verificación de la AFP el pasado 24 de mayo, la Cruz Roja de Estados Unidos negó las afirmaciones.

En la mayor parte de los casos, una persona puede donar sangre, plaquetas y plasma después de recibir una vacuna contra el covid-19, siempre que se sienta bien y se encuentre sana”, escribió la portavoz de la organización, Emily Osment. De hecho, esa información también fue divulgada en el sitio web de la Cruz Roja Americana el pasado 9 de abril.

En un artículo titulado “Sí, las personas pueden donar sangre después de recibir la vacuna contra el COVID-19”, la Cruz Roja establece que “en la mayoría de los casos, no hay necesidad de dejar pasar tiempo para donar sangre si recibe la vacuna del COVID-19”, aunque aclara: “Saber el nombre del fabricante es importante para determinar su elegibilidad para donar sangre”. Según la organización, quienes son vacunados con Johnson & Johnson, Pfizer o Moderna “no tienen que esperar ningún tiempo para poder donar”, mientras que aquellos que reciben vacunas de virus atenuado o no saben qué tipo de vacuna les fue inyectada “deben esperar dos semanas antes de donar sangre”.

Las vacunas de virus atenuados “utilizan una forma debilitada del germen que causa una enfermedad” y las de virus inactivados “utilizan la versión muerta del germen que causa una enfermedad”, según el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos. Las vacunas de ARN mensajero, en tanto, contienen partículas de ARN que son capaces de producir la proteína del virus una vez que ingresan a las células y de esa manera estimular el sistema inmune.

En Argentina, por ejemplo, la Dirección de Medicina Transfusional del Ministerio de Salud informó en marzo que quienes reciban una vacuna contra el covid-19 deben esperar al menos 72 horas para poder donar sangre, ya sea que hayan sido inmunizados con una vacuna de virus inactivado o de vector viral no replicativo.

Origen de la confusión

La equivocación parece haberse desencadenado a partir del reportaje que acompaña algunas de las publicaciones viralizadas. En el video, la presentadora afirma en inglés: “La Cruz Roja dice que quienes hayan recibido la vacuna contra el covid-19 no pueden donar plasma convaleciente para ayudar a pacientes hospitalizados con covid-19”.

El plasma es la parte líquida de la sangre. Durante la pandemia del covid-19, algunos investigadores propusieron el uso de transfusiones de plasma convaleciente para estudiar sus potenciales beneficios en pacientes infectados.

En pocas palabras, cuando una persona está infectada con el virus, su organismo produce anticuerpos para combatir el coronavirus y esos anticuerpos quedan concentrados en el plasma. El tratamiento consiste entonces en transportar los anticuerpos en forma de plasma convaleciente de personas que se infectaron y se recuperaron e inyectarlos en pacientes que están atravesando la enfermedad.

Este tratamiento se probó por primera vez en 1892 para combatir la difteria y, posteriormente, en 1918, contra la gripe española.

Una técnica de laboratorio prepara botellas de plasma en el Centro de transfusiones sanguíneas del Hospital Saint-Antoine de París en enero de 1945 (Archivo / AFP)

A comienzos de febrero de 2021, la Agencia de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés) actualizó las pautas para la utilización de la técnica, recomendando el uso de plasma convaleciente únicamente para los casos en que haya “una alta presencia de anticuerpos y solamente en la fase inicial de la enfermedad” y para los pacientes “con un bajo nivel de inmunidad por no haber conseguido producir por sus propios medios la cantidad suficiente de anticuerpos”.

La agencia consideró que la utilización de plasma convaleciente en aquellos casos en los que contiene poca cantidad de anticuerpos no demostró ningún beneficio para los pacientes.

Un estudio publicado por la revista científica BMJ en octubre de 2020  también concluyó que el plasma convaleciente demostró una “eficacia limitada” para los pacientes con covid-19, por lo que recomendó la necesidad de desarrollar nuevos estudios enfocados en el plasma con altos niveles de anticuerpos neutralizantes.

Es en ese contexto que la Cruz Roja de Estados Unidos efectivamente suspendió las campañas de donación de plasma convaleciente para ayudar a pacientes con covid-19, aunque no debido a que la “vacuna elimina los anticuerpos volviendo ineficaz el plasma convaleciente”, como dice el video que acompaña a algunas de las publicaciones.

Están circulando afirmaciones que expresan incorrectamente que la Cruz Roja no va a aceptar donaciones plasma convaleciente de aquellos que recibieron la vacuna contra el covid-19 porque ‘la vacuna destruye los anticuerpos volviendo inefectivo el plasma convaleciente al momento de tratar a otros pacientes con covid-19’. Esto no es cierto”, informó la organización en su sitio web.

La Cruz Roja suspendió las donaciones de plasma convaleciente de covid-19 el 25 de marzo debido a una disminución de la demanda hospitalaria y al suficiente abastecimiento de la industria”, continúa el comunicado.

Sin embargo, el plasma convaleciente con altos niveles de anticuerpos contra el coronavirus puede seguir siendo utilizado en el tratamiento de pacientes infectados con la enfermedad, como establece la FDA.

Cruz Roja japonesa

En redes sociales han circulado otras publicaciones sobre el supuesto rechazo de donación de sangre de quienes fueron vacunados contra el covid-19 y aseguran, en particular, que la Cruz Roja japonesa ha tomado la misma actitud. Sin embargo, la organización de ayuda humanitaria suspendió la donación por parte de las personas que habían sido inmunizadas contra el coronavirus en febrero de 2021, hasta que las autoridades oficiales tomaron una decisión al respecto, como fue verificado por la AFP.

El pasado 28 de abril, la Cruz Roja japonesa anunció que comenzaría a aceptar donaciones de personas que recibieron las vacunas de ARN mensajero luego de pasadas 48 horas de la inyección.

Traducción y adaptación
COVID-19 Vacunas