Lázaro Cárdenas fue el primer presidente en Los Pinos, pero no ordenó su construcción

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Un meme que atribuye al presidente mexicano Lázaro Cárdenas (1934-1940) la construcción del complejo de Los Pinos, donde vivieron mandatarios de ese país hasta 2018, ha sido compartido más de 9.700 veces desde el pasado 31 de enero. Pero si bien Cárdenas fue el primer presidente en ocuparla, no fue quien ordenó su construcción. Se mudó a un sitio que ya existía, al que nombró “Los Pinos”.

Las entradas que circulan en Facebook (1, 2) añaden que Cárdenas decidió vivir en Los Pinos y no en el Palacio Nacional ni en el Castillo de Chapultepec, por considerar a estos sitios “lujos extremos”.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook tomada el 26 de abril de 2021

Las publicaciones critican la decisión del actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, de no vivir en Los Pinos sino en el Palacio Nacional.

Lázaro Cárdenas y Chapultepec

Es verdadera la afirmación de las publicaciones virales sobre que Cárdenas no quería vivir en el Castillo de Chapultepec, una construcción ubicada en el bosque homónimo en el centro de Ciudad de México, que data de la época virreinal, y que había albergado a todos los presidentes desde el fin de la dictadura de Porfirio Díaz en 1911.

“Determiné no vivir en el Castillo de Chapultepec que ha venido sirviendo de residencia al presidente de la República, para que el público pueda visitarlo con toda libertad. Un 95% de la población no conoce el interior del castillo, que es de gran atractivo por su ubicación y sus antecedentes históricos”, escribió Cárdenas el 30 de noviembre de 1934, después de asumir la presidencia, de acuerdo con sus apuntes, digitalizados por el Centro Lázaro Cárdenas y Amalia Solórzano.

Consultado por AFP Factual, el historiador Ricardo Pérez Montfort recordó lo que escribió sobre este episodio en el segundo tomo de su biografía sobre Cárdenas, publicado en 2019: “En cuanto a su propia casa en la Ciudad de México, como ya se ha visto, el general Cárdenas y su familia parecían actuar más como miembros de la clase media acomodada que a la usanza de las élites. Al inicio de su presidencia el General determinó que él y su familia no habitarían en el Castillo de Chapultepec. Al parecer no le gustaba la idea de que la residencia oficial del presidente de la República fuese un castillo”.

De La Hormiga a Los Pinos

Otra de las afirmaciones de las entradas es que “Cárdenas mandó construir Los Pinos”.

Cuauhtémoc Cárdenas, hijo de Lázaro Cárdenas y tres veces candidato presidencial, negó a AFP Factual esa afirmación: “La casa de Los Pinos, que habitamos la familia durante el gobierno de mi padre, no sé quién la construyó, pero ya existía y era habitable cuando mi padre asumió la presidencia”.

Cuando su padre rechazó ocupar el Castillo de Chapultepec, buscó alguna propiedad del gobierno para hacerlo en los seis años de su gestión. Sé que le ofrecieron varias posibilidades y se decidió por la casa de La Hormiga, a la que se impuso informalmente el nombre de Los Pinos”, añadió.

La casa, o rancho de La Hormiga, a la que se mudó el presidente mexicano se llamaba así al menos desde 1855 cuando la compró un médico llamado Manuel de Pablo Martínez Del Río, aseguran en distintos artículos los historiadores Marco Antonio Villa y Ángeles González. Según las investigaciones, el médico le puso así por considerarla su propiedad más pequeña. 

Residencia presidencial de Los Pinos en Ciudad de México, el 2 de diciembre de 2018, tras su apertura al público (Claudio Cruz / AFP)

Los mismos autores refieren que en 1924 el sitio fue vendido al gobierno mexicano y fue habitado por varios generales del Ejército.

De acuerdo con Pérez Montfort, el presidente Cárdenas nombró Los Pinos a su nueva residencia en honor a un sitio que se llama igual en la ciudad de Tacámbaro, Michoacán, en el occidente de México, donde conoció a su esposa.

Después del mandato de Cárdenas, otros presidentes hicieron ampliaciones a Los Pinos. Por ejemplo, Miguel Alemán (1946-1952) mandó edificar una nueva casa y Felipe Calderón (2006-2012) ordenó instalar una sala denominada “El búnker” en un sótano.
 

Palacio Nacional

Una tercera afirmación de las publicaciones en redes sociales es que Lázaro Cárdenas rechazó vivir en el Palacio Nacional por considerarlo un lujo extremo, al igual que el Castillo de Chapultepec.

El “Palacio Nacional nunca fue considerado entre las posibilidades para residir en ese periodo”, señaló Cuauhtémoc Cárdenas.

Construido en el siglo XVI, el Palacio Nacional es la sede del Poder Ejecutivo federal pero la última vez, antes de la llegada al poder de AMLO, que había fungido como residencia presidencial fue durante el mandato de Manuel González (1880-1884), es decir, 50 años antes de la llegada al poder de Cárdenas, de acuerdo con una página del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) sobre el edificio.

A diferencia de su negativa a instalarse en el Castillo de Chapultepec, no existe registro en los apuntes de Cárdenas de alguna opinión o posicionamiento respecto de habitar el Palacio Nacional. Por otra parte, esos mismos documentos dan cuenta de que el presidente mexicano trabajaba en ese lugar.

Por ejemplo, el 1 de enero de 1935 escribió: “A las 20 horas de hoy di lectura por radio, en el despacho del Palacio Nacional, al mensaje dirigido a la nación, dando a conocer el programa de trabajo que desarrollará la administración durante el presente año”.

Esta fotografía disponible en la web del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) muestra a Lázaro Cárdenas, en la cabecera de una mesa, reunido con sus colaboradores en el Palacio Nacional en 1937.

El 1 de diciembre de 2018, Los Pinos abrió sus puertas al público y dejó de ser la residencia del presidente, pues Andrés Manuel López Obrador decidió mudarse al Palacio Nacional. 

En mayo de 2020 Los Pinos albergó a médicos que atendían a pacientes con covid-19.

AFP México