La foto no muestra a la familia de Ugur Sahin, responsable de la primera vacuna contra covid-19

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Una foto compartida más de 7.000 veces en redes sociales desde principios de diciembre muestra a una supuesta familia de “inmigrantes musulmanes turcos” en Alemania. Los usuarios aseguran que uno de los niños retratados es Ugur Sahin, presidente del laboratorio alemán que desarrolló, junto a Pfizer, una de las vacunas contra el covid-19. Ugur Sahin llegó a Alemania procedente de Turquía cuando era niño, pero esta foto no corresponde a su familia.

“Una familia de inmigrantes musulmanes turcos llegaba a Alemania. El niño flaco de la camiseta amarilla terminaría liderando el equipo que descubrió la vacuna contra la Covid-19 BioNTech que ha desarrollado la vacuna con Pfizer”, dice el texto de las publicaciones (1, 2) en Facebook. Estas comparten una fotografía de familia en la que se ve a un matrimonio junto a cuatro hijos menores y algunas de ellas tienen un enlace a la página de la BBC en el cual se explica la historia de Ugur Sahin.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, hecha el 9 de diciembre de 2020

Sahin es el presidente de la farmacéutica alemana BioNTech, detrás del desarrollo conjunto con la estadounidense Pfizer de una de las vacunas de efectividad probada contra el covid-19. Procedente de una familia de inmigrantes turcos, llegó a Alemania en 1969 con cuatro años. 

En esta publicación en francés de finales de noviembre se comparte la misma fotografía y se menciona de forma explícita a Sahin como el niño a la derecha. Lo mismo sucede con este tuit del 7 de diciembre compartido 5.300 veces. 

La imagen también circula en idiomas como árabe y bosnio y, según el rastreo de la AFP, las primeras publicaciones fueron en italiano el 21 de noviembre. Otras entradas conducen a un artículo en albanés de la página Tetova Express, portal de noticias de una ciudad de Macedonia. Este último país ha destacado en los últimos años por haber visto la aparición de cientos de sitios destinados a difundir información falsa, como se explica en este reportaje de la AFP de 2018 y en este artículo, publicado a finales de octubre de 2020 en un diario croata.

Para comprobar la afirmación que hacen las publicaciones virales, AFP se puso en contacto con BioNTech, cuya directora de comunicación, Jasmina Alatovic, confirmó el pasado 27 de noviembre que la foto “no es del señor Sahin y su familia”.

Una familia de Aksaray que llegó a Düsseldorf en las décadas de los 60 y 70

Una búsqueda por otros resultados de la imagen no vinculada a Sahin dio con una publicación en Twitter del 16 de agosto de 2020 en una cuenta llamada “Diaspora Türk” con la siguiente leyenda: “Nuevo hogar, nuevas esperanzas”. La cuenta data la foto en 1975.

El 17 de agosto, la misma cuenta compartió otra foto, esta vez mostrando solo al padre y a la madre de la misma familia. “Cuando el nieto de la familia vio la foto en nuestra página ayer, pudimos obtener información de primera mano sobre ellos”, dice la leyenda en turco. “Nos habló de sus abuelos, tías, tíos y de su madre que no está en la foto. La familia es de Aksaray. El padre llegó a Alemania en 1965 como trabajador”, continúa. Fue el nieto quien les facilitó esta nueva foto de sus abuelos.

La cuenta de Twitter “Diaspora Türk” es gestionada por miembros de la comunidad turca que viven en diferentes países europeos, según dijeron sus administradores a la AFP. Su página web, en turco, combina testimonios, eventos y consejos de libros sobre historias de trabajadores inmigrantes en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

La AFP entrevistó al fundador de Diaspora Türk, Gökhan Duman, el 26 de noviembre, quien aseguró que los descendientes de la familia retratada no deseaban ser contactados pero aceptaron explicar la historia transmitida por el nieto.

"El padre vino a Alemania en 1965 para trabajar como albañil", explicó Gökhan Duman por correo electrónico. Unos años más tarde, trajo a su esposa y a cuatro de sus seis hijos, dejando a una niña y a un niño en Aksaray para cuidar la tierra y el hogar familiar: "Estas fotos fueron tomadas en su nuevo hogar, durante la semana de la llegada de la familia a Düsseldorf. Más tarde, la madre encontró trabajo como asistente de cocina y en 1980 los otros dos hijos llegaron a Alemania"

El padre murió en 2002 y la madre en 2017, según Gökhan Duman. Sus hijos todavía están en Alemania: “La hija menor trabaja como asistente dental, la mayor es mesera, el hijo es tornero-fresador y la niña con un agujero en el calcetín es hoy, irónicamente, estilista"

La historia de la familia es similar a la de Ugur Sahin, también nacido de padres inmigrantes turcos, que llegaron a Alemania en la década de 1960. Sin embargo, hay varios elementos diferentes: los padres de Sahin no provienen de Aksaray sino de Iskenderun (Alejandreta en español), enclavada en el Mediterráneo al sur del país, como describe este perfil de The New York Times. Sahin nació en 1965 y llegó a Alemania a los cuatro años. En 1975, la fecha de la foto viral según Diaspora Türk, Ugur Sahin tenía 10 años.

Los padres de Sahin no vivían en Düsseldorf sino en Colonia, donde el hoy presidente de BioNTech estudió Medicina antes de obtener un doctorado en 1993 en la Universidad de Colonia gracias a su investigación en la inmunoterapia de células tumorales.

Ugur Sahin, cofundador y presidente ejecutivo de BioNTech, en una entrevista con la AFP el 19 de noviembre de 2020 (AFP / Yann Schreiber)

Una imagen de la fotógrafa alemana Candida Höfer

Una nueva búsqueda inversa de la imagen condujo a un artículo de la revista internacional de arte Open publicado en 2016. La autora analiza la serie de fotos “Türken in Deutschland” ("Turcos en Alemania"), compuesta por imágenes tomadas entre 1972 y 1979 por la fotógrafa alemana Candida Höfer a familias turcas que inmigraron a Alemania.

Dentro de esa serie también realizó un conjunto de diapositivas a color, todas del año 1979, entre las que se encuentra la supuesta foto de la familia del científico que fue compartida en redes sociales.

Captura de pantalla del sitio web de la revista Open, hecha el 30 de noviembre de 2020

Candida Höfer es una fotógrafa premiada con múltiples galardones. En 2007 recibió el Premio Finkenwerder, que reconoce anualmente a un artista cuyas obras contribuyen al arte contemporáneo en Alemania. 

Su serie “Türken in Deutschland” (“Turcos en Alemania”) se centra en los "Gastarbeiter" ("Trabajadores invitados" en español), como se conocía a los inmigrantes turcos que llegaron a Alemania después de la Segunda Guerra Mundial para fortalecer el mercado laboral de un país que había perdido casi tres millones de hombres en la contienda. La acogida de "Gastarbeiter" se detuvo en 1973, pero la mayoría de las familias turcas permanecieron, convirtiéndose en la primera población inmigrante en Alemania, según explica la introducción de una entrevista a Höfer el 25 de septiembre de 2019 y disponible en la web del Harvard Art Museum. La fotografía en cuestión puede verse en el minuto 05:02.

La AFP se puso en contacto con la Fundación Candida Höfer, que confirmó el 26 de noviembre de 2020 que se trataba de una instantánea tomada por la fotógrafa. Herbert Burkert, miembro de la fundación, dijo que no pudo confirmar la identidad de la familia de la foto, ya que la imagen fue tomada "hace mucho tiempo y el nombre de esta familia no está registrado".

En la web del Harvard Art Museum dedicada a la serie de fotografías “Türken in Deutschland” también se encuentra la segunda foto tuiteada por Diaspora Türk.

Alemania tiene hoy alrededor de tres millones de personas de origen turco, la mayor comunidad de esa nacionalidad fuera de Turquía en el mundo. Los "Gastarbeiter" de esta primera generación aprendieron poco alemán y, a menudo, permanecieron confinados en guetos comunitarios, como explica este informe. La comunidad turca tiene una tasa de desempleo superior a la media nacional y sigue expuesta a la discriminación en los mercados de trabajo y de la vivienda, aunque Alemania ha tomado medidas para facilitar su integración.

En conclusión, aunque el cofundador y presidente de BioNTech Ugur Sahin tiene orígenes turcos y llegó a Alemania a la edad de cuatro años, la imagen que usuarios en las redes sociales asocian a Sahin y su familia pertenece, en realidad, a otra familia turca que emigró a la ciudad de Düsseldorf en la década de 1960.

Traducción y adaptación
CORONAVIRUS Vacunas