La foto no muestra efectos de la vacuna Sputnik V en Argentina y la cuenta que denunció es falsa

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

En una publicación compartida más de 1.000 veces en redes sociales desde el pasado 2 de enero una mujer aseguró que sufrió una fuerte reacción cutánea tras recibir la vacuna Sputnik V en Argentina y, como prueba, mostró una foto de brazos y piernas repletos de puntos rojos. Sin embargo, la fotografía de perfil de la cuenta y el número de identidad consignado corresponden a otras personas. Además, la usuaria reveló más tarde que la publicación fue un “experimento social”.

"Hola, soy Sandra Romero, dni 37263954 Me puse la vacuna sputnik v el martes por la tarde y el jueves me produjo reacciones en la piel", se lee en una publicación en Twitter (ya eliminada) acompañada de la fotografía de piernas y brazos cubiertos de motas rojas.

“Acudí al médico pero me ignoraron, hoy por la tarde me agarró fuerte dolor de cabeza y malestar estomacal”, concluye la publicación.

La cuenta está a nombre de “Sandra Romero” y el tuit fue publicado el 2 de enero, cuatro días después de que en Argentina se iniciara la campaña de vacunación contra el covid-19 a través de la vacuna Sputnik V, del laboratorio ruso Gamaleya.

Ese día, la publicación empezó a circular en Facebook (1, 2, 3).

Captura de pantalla de una publicación en Twitter hecha el 2 de enero de 2021

Sin embargo, una búsqueda de los datos otorgados por la usuaria revelaron que su cuenta no pertenecía a una persona real.

Foto de perfil de una dirigente política

Una búsqueda inversa de la foto de perfil de “Sandra Romero” en Google reveló rápidamente que es una imagen de la juventud de la dirigente política argentina Elisa Carrió, fundadora de la Coalición Cívica y cofundadora del partido Cambiemos. Ella misma subió esa foto a Twitter el 29 de julio de 2018. Ese día, el sitio web del canal Todo Noticias replicó y comentó el tuit en su sección “Show”.

 

El DNI de otra persona

La usuaria Sandra Romero colocó un número de DNI (Documento Nacional de Identidad) para identificarse. Una búsqueda con la herramienta CrowdTangle, que permite rastrear publicaciones en redes sociales, reveló que el usuario de Facebook Ignacio Baez Lastra había reclamado ser el legítimo portador de ese DNI.

Una consulta por nombre y número de documento en el buscador argentino Dateas confirmó la identidad del usuario.

Foto vieja de una reacción alérgica 

Si se coloca “alergia piel” en el buscador de imágenes de Google, en uno de los primeros resultados aparece la fotografía que "Romero" utilizó en el tuit.

Se encontró la imagen en una entrada de 2018 de un blog especializado en dermatología, en una entrada de 2013 de un blog en griego y también en una entrada de 2012 de un blog en portugués.

“Un experimento social”

En la tarde del 2 de enero, la usuaria Sandra Romero publicó un hilo en Twitter donde reveló que el tuit acerca de los efectos adversos de la vacuna Sputnik V fue “un experimento social para dejar en ridículo al macrismo”, en referencia a “Cambiemos”, partido político de la oposición en Argentina.

Según la usuaria, su intención fue demostrar que “cualquiera podía hacer una fake news y ser viral”. Tras publicar el hilo, borró el tuit original y su cuenta, al 5 de enero de 2021, se encuentra temporalmente restringida.

La vacuna Sputnik V en Argentina

La vacuna Sputnik V fue aprobada en Argentina "con carácter de emergencia" el 23 de diciembre pasado por el Ministerio de Salud. El informe de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica de Argentina (Anmat) recomendó su autorización por tratarse de “una herramienta terapéutica idónea” para que “baje la mortalidad y reduzca la morbilidad y la transmisibilidad del virus SARS-CoV-2 productor de la enfermedad COVID-19."

El primer lote de la vacuna llegó al país el 24 de diciembre y la campaña de vacunación comenzó el 29.

El 31 de enero, el Ministerio de Salud de Argentina publicó el 1er Informe de vigilancia de seguridad en vacunas, donde reportó 317 ESAVI (eventos adversos supuestamente atribuibles a la vacunación) sobre 32.013 dosis aplicadas al momento. Esos eventos adversos incluían fiebre, cefalea, alergia leve o lipotimia. Se notificó que todas las reacciones eran esperables y de una duración promedio de 24 horas.

En resumen, es falso que la usuaria Sandra Romero haya sufrido la supuesta fuerte reacción alérgica a la vacuna Sputnik V que mostró en una foto. La usuaria tomó una identidad falsa, sacó una fotografía de contexto e inventó el relato para “advertir” sobre la facilidad con la que puede crearse y difundirse desinformación.

EDIT 08/01: Quita un "y" sobrante en el copete
Vacunas CORONAVIRUS