Italia no se declaró incompetente frente al COVID-19 ni entró en una fase 4

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas más de 100.000 veces en redes sociales desde el 24 de marzo de 2020 aseguran que Italia se declaró “incompetente” para contener la epidemia de COVID-19 y pasó a la “fase 4”, en la que médicos tuvieron que decidir qué pacientes debían vivir o morir, para optimizar los respiradores artificiales. Pero en Italia el término “fase” no fue utilizado para describir las etapas de respuesta a la pandemia de coronavirus, sino al desconfinamiento, y aunque médicos italianos sí relataron la saturación de los hospitales, el gobierno de ese país no se declaró “incompetente”.

“Italia se declara incompetente y pasa a la etapa 4”, dice una publicación en Facebook compartida más de 56.000 veces desde el pasado 25 de marzo junto con un largo texto que ha sido replicado en otras publicaciones en la misma red social (1, 2, 3), en Twitter y en sitios web. El texto también fue enviado al WhatsApp de AFP Factual para su análisis y ha vuelto a circular en redes desde julio pasado.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook tomada el 6 de agosto de 2020

“Italia ha pasado a fase 4 (...) La fase 4 implica la implementación de un “código de guerra”. Los médicos contarán con el respaldo presidencial y del gabinete, y ellos decidirán que paciente en estado grave ya no debe vivir; se retirarán los respiradores artificiales y serán cremados”, agrega el texto viral.

Además, algunas publicaciones aseguran que esta situación podría replicarse en México de no seguir las recomendaciones sanitarias: México tiene sistemas de salud precarios y no cuanta con la suficiente capacidad para atender 10 mil casos de infección al mismo tiempo. Mucho menos poder hacer un hospital y equiparlo en 10 días”.

 ¿Italia incompetente?

Búsquedas en Google en español y en italiano con las palabras clave “Italia incompetente coronavirus” solo llevaron a publicaciones virales o textos de opinión, pero no se encontró ninguna declaración oficial.

Una búsqueda con la palabra “incompetente”, limitada a resultados de la página oficial del Gobierno de Italia desde febrero de 2020 a la fecha, no arrojó ningún resultado.

En los discursos del primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se encuentran expresiones muy diferentes. 

Por ejemplo, el 11 de marzo, cuando se prohibieron las aglomeraciones y se limitaron los desplazamientos en todo el país, Conte afirmó: “Italia, podemos decirlo fuerte, con orgullo, está demostrando ser una gran nación”.

El 24 de marzo, cuando se anunció la suspensión de todas las actividades productivas que no fueran estrictamente necesarias, Conte dijo: “No renunciamos al coraje y a la esperanza en el futuro”.

Personal médico del Hospital de Brescia, Italia, en una estructura temporal de emergencia, el 13 de marzo de 2020

La Fase 4

Tampoco existe registro en medios de comunicación o en sitios web del gobierno italiano sobre una fase 4 de respuesta a la pandemia.

La palabra “fase” en el contexto del COVID-19 en Italia ha sido utilizada para referirse a las etapas de desconfinamiento. Aunque en la web del gobierno italiano no se habla de una fase 1, sí se menciona una fase 2, que inició el 4 de mayo y que significó la reapertura de parques y jardines públicos, así como la autorización de visitas familiares.

Esta etapa fue anunciada el 26 de abril por Conte y su alocución grabada en video fue subida a la cuenta oficial de YouTube con el título “Fase dos, conferencia de prensa del Presidente Conte”.

Una búsqueda con las palabras clave “fase 3” en Google, limitada a la web oficial del gobierno de Italia, llevó a una carta escrita por Conte, dirigida al diario Il Quotidiano del Sud, que previamente había publicado una carta abierta al primer ministro italiano.

En su respuesta, Conte escribió:  “De inmediato nos pondremos a trabajar para la siguiente fase, la fase 3”. Medios de comunicación (1, 2) también han mencionado la fase 3 del desconfinamiento en Italia.

No existe registro de una “fase 4” en Italia dentro de los sitios web oficiales ni en medios de comunicación.

La OMS, por su parte, publicó en 2009 un documento titulado “Preparación y respuesta ante una pandemia de influenza”. Según el documento, “la fase 4 se caracteriza por la transmisión comprobada de persona a persona de un virus de influenza animal o animal-humana capaz (...) de causar “brotes a nivel de la comunidad (...) La fase 4 indica un aumento significativo del riesgo de pandemia, sin que ésta sea necesariamente inevitable”.

En ninguna parte de este documento se menciona un “código de guerra”, ni una fase en la cual los médicos deben decidir a quién asignar respiradores artificiales, como afirma la publicación viral.

Tampoco está presente la frase “Las autoridades sanitarias deben garantizar a la ciudadanía el manejo oportuno de las emergencias y garantizar los recursos", que según la publicación es lo que textualmente significa la fase 4. Una búsqueda en Google con esa frase solo llevó a entradas virales en redes sociales.

Quién vive y quién muere

Las entradas compartidas en Facebook afirman que en la fase 4 "los médicos contarán con el respaldo presidencial y del gabinete, y ellos decidirán que paciente en estado grave ya no debe vivir”.

Aunque Italia no declaró una fase 4, sí se enfrentó a este tipo de situaciones debido a la saturación de los hospitales, de acuerdo con el testimonio de varios médicos. 

A principios de marzo, frente a la saturación de los hospitales italianos, la Sociedad Italiana de Anestesia, Reanimación y Cuidados Intensivos se planteó incluso la instauración de un límite de edad para admitir a pacientes en las unidades de Cuidados Intensivos.

Algunos medios (1, 2, 3) también reportaron entre el 12 y el 15 de marzo la creación de un protocolo de acceso a terapia intensiva por parte de la Unidad de Crisis de la región italiana de Piamonte (noroeste), para determinar qué pacientes podrían recibir acceso y cuáles no, dada la escasez de recursos.  

Sin embargo, en un mensaje transmitido en vivo por Facebook el 15 de marzo (15:34), Alberto Cirio, gobernador de Piamonte, dijo: “Tenemos muchos problemas, esto es cierto, pero el sistema de salud piamontés no dejará a nadie solo, tratará a todos aquellos que necesiten ser tratados”.

Capacidad hospitalaria de México

El mensaje viral también dice que “México tiene sistemas de salud precarios y no cuenta con la suficiente capacidad para atender 10 mil casos de infección al mismo tiempo. Mucho menos poder hacer un hospital y equiparlo en 10 días”.

Las propias autoridades mexicanas han reconocido que el sistema de salud en el país es precario. El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, habló en la conferencia del pasado 2 de julio sobre COVID-19 sobre “este precario y deteriorado sistema de salud que durante 40 años no creció como debía”.

Sin embargo, México ha tenido capacidad suficiente para atender más de 10.000 casos simultáneos de COVID-19.

Durante la conferencia de prensa sobre el nuevo coronavirus del pasado 5 de agosto, se informó que a nivel nacional existían más de 31.800 camas de hospitalización general para pacientes con infección respiratoria aguda grave, de las cuales más de 13.800 estaban ocupadas, es decir, el 44%. 

Mientras, el número de camas con ventilador hasta esa fecha era de más de 10.600 y casi 4.000 de ellas, el 37%, estaban ocupadas.

Aunque la entrada menciona que México no tiene la capacidad para “hacer un hospital y equiparlo en 10 días”, se encontró registro de al menos un hospital inflable para atender a pacientes con COVID-19 que se instaló en tres días en Hidalgo, en el centro del país.

Personal médico del Instituto Mexicano del Seguro Social se prepara para revisar a un paciente de COVID-19, en Ciudad de México, el 20 de julio de 2020

En conclusión, es falso que Italia se haya declarado incompetente para enfrentar la pandemia de COVID-19 y que haya entrado en una “fase 4”, como afirma el mensaje viral. En Italia no existió una fase 4 y la OMS sí contempla una cuarta fase pandémica, pero no implica que los médicos decidan a quién brindar o retirar un respirador artificial. Sin embargo, médicos italianos sí reportaron enfrentar situaciones similares.

Por otro lado, aunque las autoridades mexicanas han reconocido al sistema de salud de ese país como precario, no es cierto que México carece de capacidad para atender 10.000 casos simultáneos de COVID-19, pues ha atendido incluso más.

COVID-19