Mural que muestra a trabajadores de la salud en Bombay, India, el 30 de noviembre de 2021 ( AFP / Punit Paranjpe)

La OMS descartó llamar “nu” la variante más reciente del SARS-CoV-2, que bautizó “ómicron”

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas más de 2.100 veces desde el pasado 25 de noviembre en Facebook aseguran que surgió “una nueva variante de covid-19 en África” llamada “nu”. Sin embargo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó ese nombre y resolvió llamar a la nueva variante “ómicron”.

“#URGENTE. ha surgido una nueva variante de covid19 en Africa la han asignado de nombre NU”, dicen las publicaciones compartidas en Facebook (1, 2), junto a tres imágenes y un listado de consecuencias de la supuesta variante.

Captura de pantalla realizada el 30 de noviembre de 2021 de una publicación en Facebook

La nueva variante B.1.1.529 del SARS-CoV-2 fue notificada por primera vez a la Organización Mundial de la Salud por Sudáfrica el 24 de noviembre de 2021.

Dos días después, los expertos encargados por la OMS de seguir la evolución del covid-19 la nombraron “ómicron” y la clasificaron como una “variante preocupante”, con un posible “mayor” riesgo de reinfección que otras al presentar “un gran número de mutaciones”.

Hasta el momento, todas las cepas detectadas se nombraron siguiendo el orden del alfabeto griego, dado que son más “fáciles de pronunciar” y no generan “estigmas”, explica la OMS en su sitio web. Por este motivo, se esperaba que la nueva variante se llamara “nu” —como dicen las publicaciones virales— o “xi”, al ser estas las siguientes letras de la lista.

Sin embargo, se omitieron esas dos letras griegas porque “nu” en inglés “se confunde fácilmente con ‘new’ [nuevo] y “xi” porque “es un apellido común”, explicó en un correo electrónico a AFP Factual una portavoz de la Organización Panamericana de la Salud. “Las mejores prácticas de la OMS para nombrar nuevas enfermedades sugieren evitar ‘ofender a cualquier grupo cultural, social, nacional, regional, profesional o étnico’”, agregó.

En 2015, la organización emitió un documento de buenas prácticas en las que se basan este tipo de decisiones “con el fin de minimizar los efectos negativos que una designación inadecuada puede conllevar innecesariamente para las naciones, las economías y las poblaciones”, señala un comunicado.

Las publicaciones comenzaron a circular antes de que se definiera el nombre ómicron, sin embargo, una vez que se anunció su nombre, continuaron compartiéndose. Esto generó confusión por parte de algunos usuarios que creyeron que se trataba de la aparición de otra variante nueva, además de la ómicron.

Las publicaciones virales alegan que, hasta el 25 de noviembre, se habían reportado 100 contagios de la variante ómicron en Sudáfrica y tres en Botsuana; sin embargo, a esa fecha era 22 y cuatro, respectivamente.

También aseguran la detección de dos casos en Hong Kong, en personas que estaban “completamente” vacunadas con el inmunizante de Pfizer. Según un comunicado emitido el pasado 25 de noviembre por el Departamento de Salud del gobierno, se hallaron dos casos, pero no se hizo mención a su estado de vacunación.

Asimismo, como aseguran las publicaciones virales, es cierto que Portugal —el país con más vacunados de la Unión Europea (UE)— y República Checa declararon estado de emergencia ante el aumento de casos de covid-19, al igual que Alemania, Holanda y Eslovaquia rompieron un récord de casos de covid-19, y que, a causa de esto, el gobierno eslovaco dio inicio a un nuevo confinamiento.

La información restante que señalan las entradas también es cierta: en Italia, Suiza, Francia y Bélgica crecieron los contagios de covid-19, y Reino Unido e Israel había anunciado la suspensión de vuelos de países del sur de África donde la variante fue identificada, como Sudáfrica, Namibia, Lesoto, Suazilandia, Zimbabue y Botsuana.

Además, el secretario de Salud de Reino Unido, Sajid Javid, el 25 de noviembre pasado manifestó la preocupación de los científicos británicos respecto a la variante ómicron e informó que las primeras indicaciones que se tenían de esta eran que podría “ser más transmisible que la [variante] delta” y que las vacunas podrían “ser menos efectivas contra ella”.

Orígen de imágenes ilustrativas

Las entradas virales están acompañadas por dos fotografías relacionadas a la pandemia del covid-19: la que muestra el traslado de una persona en camilla y en la que se observa la vista de un virus desde un microscopio (1, 2). Sin embargo, ninguna se vincula a la variante “nu” anunciada por la OMS a finales de noviembre pasado.

Una búsqueda inversa de la instantánea de la camilla llevada por dos trabajadores de la salud arrojó un artículo sobre “la nueva cepa sudafricana”. La leyenda que acompaña la foto señala el “traslado de un posible enfermo de covid en Pretoria, Sudáfrica, el pasado 15 de enero”, y que esta fue tomada por Alet Pretorius para Gallo Images, distribuida por Getty Images.

Una búsqueda en ambos sitios webs (1, 2) muestra la instantánea con la misma descripción.

Al buscar la imagen del mapa de África en Google, se observa que ha sido utilizada, en otras ocasiones, con fines ilustrativos (1, 2).

Sobre la fotografía que muestra círculos rojos sobre un fondo amarillo, una búsqueda inversa reveló un artículo que señala que pertenece a la agencia AP y que es el virus visto desde un microscopio.

La imagen efectivamente figura en el archivo de la agencia, como se puede verificar en su sitio web, con crédito a NIAID .

AFP Factual ya ha verificado desinformación vinculada a nuevas cepas de covid-19 (1, 2).

COVID-19 VACUNAS