El agua no “da positivo” en un test de antígenos, como afirma el vídeo de supuestos sanitarios

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Unos supuestos trabajadores sanitarios andaluces muestran en un vídeo cómo “falsear” un test de antígenos, utilizado para detectar el coronavirus, el cual da positivo con unas gotas de agua. La secuencia ha sido compartida más de 500 veces por usuarios en redes sociales desde el 9 de agosto pasado. Pero ese test no se usó correctamente, ya que debe utilizarse con material biológico y no con agua u otro líquido similar. Además, no esperaron los 15 minutos aconsejados por los fabricantes de este tipo de pruebas, que, por otro lado, son las menos fiables de las que existen para saber si alguien está infectado con el virus.

“SANITARIOS LEVANTAN LA VOZ. ¡Qué fácil resulta hacer que un test de antígenos dé positivo: 5 gotitas de agua”, dice este tuit.“Prueba de antígenos positivos con 5 gotas de agua,realizada por sanitarios en un centro médico de Andalucía”, insiste esta publicación, que alaba a “esos sanitarios que empiezan a mostrar el engaño”.

Un vídeo con el mismo tipo de demostración, en la que una prueba de antígenos da positivo con agua del grifo, fue compartido en francés por decenas de miles de usuarios.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 31 de agosto de 2021

Las sábanas de la camilla donde se realiza la prueba registrada en el vídeo que circula en español tiene el logotipo de la Junta de Andalucía.

Los sanitarios, tal como se ve en el segundo 39 del vídeo, utilizan una prueba de Clinitest, fabricada por la estadounidense Healgen y distribuida en España por Siemens. Estos test están entre los aprobados por las autoridades sanitarias españolas para su venta en farmacias.

La Dirección General de la Salud en Francia advirtió, en relación a la secuencia viralizada en redes en ese país, que las pruebas están mal utilizadas, ya que “el agua o cualquier otro líquido no destinado al uso del dispositivo altera la tira reactiva y arroja un resultado no interpretable”. En el caso del vídeo francés, el test utilizado era COVID-VIRO, del fabricante francés AAZ.

Resultado sin esperar 15 minutos

Sobre los experimentos con agua en estas pruebas, las autoridades sanitarias francesas alertan de que si un autotest se utiliza de forma errónea “se puede obtener cualquier resultado”.

Robert Flisiak, profesor de Medicina, jefe del Departamento de Enfermedades Infecciosas y Hepatología de la Universidad Médica de Bialystok, Polonia, detalló a la AFP en noviembre de 2020 que en pruebas de antígenos como la del vídeo “la letra C es para la línea de control y la T es para la línea de prueba”. Además, explicó que “si el resultado es negativo, debería haber un guión sólo al lado de la marca C”, mientras que si es positivo, “debería haber guiones tanto para la C como para la T”.

“Si la barra de la C no aparece, significa que algo está mal con la prueba (caducada), o con la muestra (no es material biológico)”, agregó Flisiak. Por material biológico se entiende partes del cuerpo o secreciones, que se utilizan para el diagnóstico o la investigación del desarrollo en medicina (por ejemplo, plasma, suero, sangre, orina).

Por otro lado, en el vídeo no se esperan los 15 minutos necesarios para obtener el resultado.

Varios medios españoles informaron del vídeo viral y de la investigación de las autoridades sanitarias andaluzas sobre los trabajadores implicados en la grabación.

Captura de pantalla de la página de Siemens con la información sobre los test rápidos de detección del covid-19, realizada el 31 de agosto de 2021

“La prueba se desarrolló para que un anticuerpo se una a los antígenos, no para que reaccione a ciertos alimentos”, concluyó Thomas Decker, profesor de inmunobiología de la Universidad de Viena en declaraciones a la AFP en diciembre de 2020, a propósito de una verificación sobre los refrescos de cola. AFP Factual ha verificado en otras ocasiones vídeos virales que mostraban cómo este tipo de pruebas daban positivo al jugo de manzana o al kiwi.

Los test rápidos, los menos fiables

Las pruebas para el covid-19 disponibles en todo el mundo se pueden dividir en tres categorías. La primera incluye las pruebas de PCR (siglas de Polymerase Chain Reaction, “reacción en cadena de polimerasa”), que mediante un proceso bioquímico analizan si en la muestra usada hay presencia de una parte muy específica del genoma del nuevo coronavirus (resultado positivo). El Instituto Robert Koch (RKI) llama esta prueba, usada por laboratorios de todo el mundo, el "patrón oro" para el diagnóstico.

La segunda es la de las pruebas serológicas, que comprueban si una persona tiene anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en la sangre. Los científicos utilizan este método para estimar cuántas personas ya han pasado por una infección.

Gráfico sobre un test de hisopado nasal que puede comprobar rápidamente la presencia del virus SARS-CoV-2 ( AFP / John SAEKI, Nicolas RAMALLO)

Por último, las pruebas de antígenos, como la utilizada en el vídeo viral, son menos precisas que las pruebas de PCR pero brindan resultados de forma más rápida. También son menos sensibles que las PCR, por lo que precisan una carga viral más alta para mostrar un resultado positivo. Esto significa que, especialmente si la infección es reciente, la prueba de antígenos puede dar falsos negativos.

COVID-19