El uso de mascarillas no deriva en cáncer, según expertos

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Publicaciones compartidas cientos de veces en Facebook desde junio de 2020 muestran la captura de pantalla de un artículo titulado “Stefano Montario: las mascarillas incuban el cáncer”. Dicha imagen, que corresponde a la entrada de un blog publicada en mayo de ese mismo año, en realidad muestra a un hombre de apellido Montanari que fue denunciado en Italia por difundir tesis conspirativas. A su vez, expertos consultados por la AFP descartan que el uso de cubrebocas derive en cáncer.

“Stefano Montario: las mascarillas incuban el cáncer”, dicen las capturas de pantalla que circulan en Facebook (1, 2, 3), que a su vez provienen de este artículo publicado en mayo pasado y que desde entonces ha sido compartido más de 90.000 veces en la misma red social, de acuerdo a la herramienta Crowd Tangle.

En el texto difundido en redes, se añade un vídeo donde un presunto experto, a quien identifican como Stefano Montanari, se refiere a los perjuicios del uso de las mascarillas. 

Captura de pantalla realizada el 25 de enero de 2021 de una publicación en Facebook

Desde el Instituto Nacional del Cáncer de Chile (INC), una portavoz explicó que el cáncer es una multiplicación anormal de células, “por lo tanto no puede implantarse o incubarse”, como señala el contenido que circula en redes. 

Sobre si existe una relación entre el uso de las mascarillas y esta enfermedad, el doctor Alfredo Silva, jefe de cuidados intermedios del INC, aseguró a AFP Factual que “no existe evidencia científica que establezca un rol causal entre su uso y el riesgo de alguna neoplasia maligna”.

En julio de 2020 AFP Factual publicó esta verificación sobre un video donde se aseguraba que las mascarillas pueden “incubar cáncer”, citando también como fuente a Stefano Montanari y mostrando el mismo video que aparece en el artículo del blog mencionado anteriormente.

Al respecto, el profesor asociado en Políticas de Salud de la Universidad Austral de Chile Claudio Méndez dijo que la relación establecida en el contenido viral demuestra “desconocer que hay mucha evidencia de productos químicos, incluso los basados en la industria alimentaria, que pueden provocarnos cáncer”. Al citar el riesgo que también presenta la contaminación ambiental en grandes ciudades, el especialista descartó que los tapabocas provoquen la enfermedad. 

Algunas de las publicaciones que circulan en redes también aseguran que las mascarillas son un cultivo de “virus, bacterias, hongos, parásitos”, que producen hipercapnia, aumento de dióxido de carbono en la sangre, y acidosis, un exceso de ácido en los líquidos del cuerpo.

Sin embargo, dichas afirmaciones no tienen sustento científico según especialistas consultados anteriormente por AFP Factual (1, 2, 3). 

El epidemiólogo del Instituto Nacional de Salud de Colombia, Carlos Pinto, explicó que las mascarillas quirúrgicas son lo suficientemente porosas “como para permitir el paso de moléculas de gas, como el CO2 y el oxígeno, y no perjudica significativamente el intercambio de gases hasta el punto de causar problemas de salud”.

Ya el doctor Daniel Pahua, académico de Salud Pública de la Universidad Autónoma de México (UNAM) estimó: “El uso de cubrebocas no provoca acidosis, debido a que sirve para retener partículas sólidas, no para retener gases. Para ese tipo de exposiciones se requiere de otro tipo de instrumentos que tienen una filtración mucho mayor”. 

¿Quién es Montanari?

El hombre al que hacen referencia las publicaciones se presenta en su sitio web como “licenciado en Farmacia en 1972 con una tesis en Microquímica”. Allí también se señala que es director del laboratorio Nanodiagnostics de Módena (Italia).

En marzo de 2020, Montanari fue denunciado ante la Fiscalía de Módena y Ancona por una organización llamada “Pacto transversal por la ciencia”, conformada por científicos y docentes universitarios italianos especializados en ramas como la Virología o la Epidemiología. Según señalaron en su sitio web, la acción legal fue presentada por sus “graves afirmaciones sobre la propagación, contención y tratamiento del SARS-CoV-2 y la enfermedad COVID-19 y por las tesis de conspiración antivacunas, contenidas en varios videos y entrevistas del mismo”.

Un peatón camina por el centro de Londres usando mascarilla y protector facial, el 15 de enero de 2021 (TOLGA AKMEN / AFP)

Protección contra el covid-19

A diferencia de la teoría que relaciona las mascarillas con el cáncer, sí existen evidencias científicas sobre la efectividad de los cubrebocas contra la propagación del nuevo coronavirus.

Por ejemplo, este estudio publicado en la revista The Lancet en junio de 2020 expone que las mascarillas junto a la distancia física y protectores oculares, contribuyen a detener la propagación del covid-19.

Lo mismo señala en su sitio web Mayo Clinic de Estados Unidos, la Agencia de Vigilancia Sanitaria brasileña (Anvisa), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

En conclusión, no existen evidencias que respalden que las mascarillas pueden "incubar el cáncer".

Esta verificación fue realizada en base a la información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de esta publicación.

COVID-19