El mediocampista danés Christian Eriksen durante el partido contra Finlandia Eurocopa-2020, en Copenhague el 12 de junio de 2021 (Hannah Mckay / Pool / AFP)

El desmayo de Eriksen en la Eurocopa no estuvo relacionado con la vacuna contra el covid-19

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Artículos y publicaciones en redes sociales compartidos más de 600 veces desde el 12 de junio de 2021 aseguran que el jugador danés Christian Eriksen se desplomó durante el partido de la Eurocopa a causa de los efectos de la “vacuna Pfizer”, que supuestamente se inyectó el 31 de mayo. Sin embargo, el director deportivo del Inter de Milán, en el que juega el líder de la selección danesa, desmintió que el jugador hubiera sido vacunado contra el nuevo coronavirus. Por su parte, la Federación de Fútbol Danesa contó a la AFP que los jugadores no habían sido inmunizados antes del campeonato europeo. 

Algunos usuarios en redes sociales atribuyen la causa de este desmayo repentino a la vacuna que supuestamente recibió el jugador el pasado 31 de mayo, antes del arranque del campeonato. Esta aseveración ha circulado en Facebook (1, 2, 3), en Twitter (1, 2, 3) y en artículos de sitios web.   

Este rumor también se difundió miles de veces en inglés, en alemán (1, 2), en eslovaco, en portugués, en francés y en polaco.

Captura de pantalla de un tuit, realizada el 15 de junio de 2021

¿Qué ocurrió durante el Dinamarca-Finlandia?

El sábado 12 de junio, Christian Erisken, de 29 años, sufrió un paro cardíaco en el césped del estadio Parken de Copenhague, durante el debut de la selección danesa en la Eurocopa-2020, en un partido contra Finlandia. El jugador danés tuvo que ser atendido por las asistencias médicas, que intentaron reanimarlo y finalmente lo trasladaron de urgencia al hospital. 

Eriksen recuperó la consciencia el mismo sábado por la noche y pudo, desde el hospital, tranquilizar a sus compañeros. Estos tomaron la decisión de acabar el partido, que había sido suspendido por el incidente justo antes del descanso y que acabó con victoria de Finlandia (1-0). Un triunfo histórico para los finlandeses, que se estrenaban en una gran competición. 

Declaraciones de Giuseppe Marotta

En redes sociales, algunos usuarios vincularon el desmayo con la vacuna contra el coronavirus. 

Sin embargo, la Federación Danesa de Fútbol, consultada por la AFP el 14 de junio, aseguró  que el organismo “no vacunó a los jugadores” y que quienes lo estuvieran, habrían recibido la inyección “a través de su club”

Días antes, el seleccionador danés, Kasper Hjulmand, había lamentado en una rueda de prensa, tras los casos positivos en la selección sueca y española, que la UEFA no hubiera proporcionado vacunas para todas las selecciones presentes en el campeonato. 

El director deportivo del Inter de Milán, Giuseppe Marotta, también negó que Erikson hubiera recibido algún inmunizante contra el covid-19: “Estas terribles imágenes presagiaron cosas dramáticas, pero afortunadamente, gracias a los médicos, no pasó nada. Gracias a todos, a los adversarios y amigos, porque nos sentimos respaldados. [Eriksen] Nunca ha tenido covid y nunca se ha vacunado, no queremos ser entrometidos, es bueno que el jugador esté tranquilo. Es un campeón, estamos con él y esperamos que pueda solucionar estos problemas de salud”, dijo Marotta, según un artículo del 13 de junio de La Gazzeta dello Sport

Marotta insistió en esa idea en una entrevista (minuto 6) con la cadena italiana Rai el 12 de junio. Eriksen “nunca tuvo covid, nunca fue vacunado”, aseguró.

El lunes 14 de junio, el médico de la selección alemana Tim Meyer comentó sobre los falsos rumores que surgieron tras el partido del sábado anterior: “No hay evidencia de que este caso tenga algo que ver con la pandemia del covid-19 o con las vacunas. Lo sé por fuentes directas”, dijo el médico durante una conferencia de prensa en Herzogenaurach, Alemania (minuto 22:35).

Un aficionado mostrando la camiseta de la selección danesa con el nombre Eriksen en el partido contra Finlandia en el estadio Parken de Copenhague, el 12 de junio de 2021 (Jonathan Nackstrand / Pool / AFP)

El origen de los rumores sobre la vacunación

El registro más antiguo hallado por el equipo de verificación de la AFP sobre la afirmación de que Eriksen estaba vacunado es un tuit difundido el 12 de junio y según el cual el médico jefe del Inter de Milán habría dicho que Eriksen había recibido el inmunizante. El mensaje, en inglés, aseguraba que el médico explicó en una emisora de radio italiana que “Eriksen recibió la vacuna de Pfizer el 31 de mayo”. Algunas de las entradas en español también difundieron esta idea.

La cadena, RadioSportiva, desmintió esta afirmación en un tuit publicado el 13 de junio: “La información proporcionada en dicho tuit es falsa. Nunca compartimos la opinión del personal médico del Inter sobre la condición de Christian Eriksen. Elimine el contenido; de lo contrario, nos veremos obligados a tomar medidas”

Otras entradas hacían referencia a unas declaraciones del pasado 18 de mayo de Piero Volpi, jefe del equipo médico del Inter de Milán sobre que “todos los jugadores [serían] vacunados antes del próximo campeonato”. Pero Volpi no se refería a la Eurocopa, sino a la futura campaña de la Serie A italiana, que empezará el 22 de agosto de 2021. 

La recuperación de Eriksen

El centrocampista, ya estable en el hospital, publicó un mensaje el 15 de junio en su cuenta de Instagram diciendo  que “se sentía bien pese a las circunstancias”. “Todavía tengo que someterme a exámenes en el hospital, pero me siento bien”, dijo, acompañando el mensaje con una fotografía, sonriente y con el pulgar levantado desde su cama en el hospital. Eriksen alentó de esta manera a sus compañeros para el resto del campeonato europeo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Christian Eriksen (@chriseriksen8)

El domingo 13 de junio, el médico de la selección, Morten Boesen, afirmó que “no tenía explicación para lo ocurrido. Se había ido, hicimos un masaje cardíaco para reanimarlo. Era un paro cardiaco”, explicó. 

François D'Astier
Traducción y adaptación
COVID-19 VACUNAS