El COVID-19 no cumple un patrón de epidemias cada 100 años iniciado con la peste de Marsella

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Varias publicaciones en redes sociales aseguran que el COVID-19 cumple con un patrón de brotes virales que suceden cada 100 años y que afecta solo a personas en situación de extrema pobreza, ancianos, enfermos terminales y portadores de VIH. Las afirmaciones citan datos incorrectos sobre epidemias anteriores e ignoran contagios históricos. Además, el nuevo coronavirus ha sido contraído por diferentes personalidades, llegando a causarles la muerte en varios casos.

"Año 1720 La gran plaga de Marsella. Año 1820 Pandemia del cólera. Año 1920 La gripe española. Año 2020 Coronavirus. Una pandemia cada cien años, la gente no puede ser tan inocente de lo que en realidad está pasando se llama nuevo orden mundial, reducen la población cada 100 años”, señalan varias publicaciones en Facebook (1, 2, 3, 4, 5) publicadas desde el 12 de abril pasado, que han sido compartidas más de 53.000 veces en total.

Las publicaciones, que también fueron vistas en Instagram (1, 2, 3) y Twitter, aseguran además que estas pandemias obedecen a un “nuevo orden mundial” con el que cada 100 años “reducen la población”. Por esto, afirman, los más vulnerables al nuevo coronavirus son "personas de la tercera edad que para ellos ya no son productivos", "personas en extrema pobreza por desnutrición" y "personas con enfermedades terminales, pulmonares, cáncer, VHI [sic]".

Una versión similar circuló en redes sociales en marzo, pero en ese caso en lugar de la Gran Plaga de Marsella se mencionaba a la Peste Negra.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 29 de abril de 2020

Sin embargo, las afirmaciones realizadas en las publicaciones tienen varias imprecisiones respecto a las fechas de los brotes y al mismo tiempo olvidan otras epidemias y pandemias que no encajan en la supuesta regla de los 100 años.

Las pandemias en la historia

La Peste de Marsella es la única de las epidemias cuyo año en la publicación coincide con su verdadero inicio.

Las pandemias de cólera tuvieron lugar hasta en seis ocasiones entre 1817 y 1923 y no solo en 1820 como indican las publicaciones. Incluso, una séptima pandemia de cólera comenzó en Indonesia en 1961 y aún continúa.

Según la página web de la OMS, la gripe española surgió en 1918, dos años antes de lo que asegura la publicación viral. Fue a fines de 1920 que la pandemia llegó a su fin.

Este explicador de la AFP enumera otras siete epidemias que ocurrieron en el último siglo y  no cumplen con el patrón descrito en la imagen, entre ellas la epidemia de ébola de 2014, el brote de coronavirus SARS de 2002, y las pandemias del SIDA (que comenzó en 1981 y aún continúa) y la Gripe A H1N1 de 2009.

Muertes por COVID-19

Las publicaciones aseguran que las personas más vulnerables al nuevo coronavirus son adultos mayores, enfermos terminales, de cáncer o portadores de VIH y personas en condiciones de pobreza extrema.

Las personas mayores de 65 años sí tienen más probabilidades de desarrollar complicaciones graves debido a la enfermedad y la OMS señala que las personas portadoras de VIH en estado avanzado o poco controlado deben tomar precauciones adicionales, aunque hasta el momento "se desconoce si la inmunodepresión del VIH conlleva más riesgos de contraer la COVID‑19".

Pero no son los únicos casos de personas en riesgo. También las personas con enfermedades subyacentes como asma, problemas pulmonares crónicos, afecciones cardíacas, enfermedades renales o hepáticas, diabetes y obesidad también están en riesgo.

Si bien las personas en situación de pobreza pueden ser más vulnerables por la dificultad económica de acceder a determinados productos de salud o a condiciones sanitarias dignas, al 30 de abril se han constatado más muertes en países desarrollados como Estados Unidos (61.000), Italia (28.000) y Reino Unido (26.000) que en ningún otro. La enfermedad ha afectado a políticos como el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, artistas como el actor estadounidense Tom Hanks, deportistas como el futbolista argentino Paulo Dybala o empresarios como el presidente del Banco Santander en Portugal, Antonio Vieira, quien falleció a mediados de marzo.

También murieron a causa del nuevo coronavirus el escritor chileno Luis Sepúlveda, el diseñador de zapatos italiano Sergio Rossi y el expresidente del Real Madrid Lorenzo Sanz, entre otras personalidades.

“No hay patrón”

Expertos en salud también desmintieron que haya un patrón temporal entre distintos brotes epidémicos. 

“No hay un patrón ahí”, aseguró la doctora Susan Mercado, enviada especial del presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, para iniciativas globales de salud, en diálogo con la AFP. 

En un correo electrónico del 12 de marzo un portavoz de la OMS aseguró a la AFP que, si bien “las epidemias de algunas enfermedades son cíclicas”, la pandemia del COVID-19 “es impredecible ya que la enfermedad es nueva”

 

En conclusión, es falso que las epidemias de varias enfermedades a la largo de la historia se produzcan cada 100 años y que afecte solo a adultos mayores, personas en condiciones de extrema pobreza, portadores de VIH o enfermos terminales.

 
AFP Filipinas
CORONAVIRUS