Entrada al Consejo de Europa, en Estrasburgo (noreste de Francia), el 5 de mayo de 2019 (Frederick Florin / AFP)

El Consejo de Europa no prohíbe que la vacuna contra el covid sea obligatoria

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Más de un millar de usuarios en redes sociales comparten desde el 28 de enero mensajes hablando de una resolución europea que “conmina” a los miembros de la UE a informar de que la vacunación contra el coronavirus no es imperativa o, directamente, que “prohíbe” a los Estados su obligatoriedad. Las primeras publicaciones dicen que la decisión es de la Comisión Europea y las segundas hablan del Consejo de Europa. Este último emitió una resolución que incluía valoraciones sobre la vacunación no obligatoria, pero no implica consecuencias legales o jurídicas para los gobiernos de la Unión.

“COMISIÓN EUROPEA: ‘LA VACUNACIÓN NO ES OBLIGATORIA’”, expresaron varios usuarios en Facebook, citando al órgano ejecutivo de la Unión Europea que, según ellos, “conmina a los estados miembros” a "asegurarse de que los ciudadanos estén informados de que la vacunación NO es obligatoria y de que nadie es presionado política, socialmente o de otro modo para que se vacune, si no lo desea”. Este blog hablaba de una “decisión de la Comisión Europea” según la cual vacunarse “ya no es obligatorio”.

Otras entradas se referían, por su parte, al Consejo de Europa, que, según los usuarios, emitió “una resolución que prohíbe a los estados hacer obligatoria la vacunación contra el covid-19”.

Y por último, esta página afirma que es “el Consejo Europeo” el que “resolvió que la vacunación no es obligatoria”, algo que repite el titular de este artículo. Ambas, después, hablan del Consejo de Europa.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 24 de febrero de 2021

Afirmaciones similares circularon también en alemán.

Diferentes instituciones

Las publicaciones virales hablan indistintamente de la Comisión Europea, el Consejo Europeo y el Consejo de Europa, pero son instituciones diferentes. La Comisión Europea es el órgano ejecutivo de la Unión Europea (UE) y está compuesto por 27 comisarios, uno por Estado miembro. El Consejo Europeo está formado por los jefes de Estado y de Gobierno de los miembros de la UE, además del presidente de esta institución y la de la Comisión Europea.

El Consejo de Europa, sin embargo, no forma parte de la UE. Es una organización internacional que incluye 47 Estados europeos, todos excepto Bielorrusia. Está compuesto, entre otros organismos, de un Comité de los ministros de Asuntos Exteriores de los Estados miembros y de una Asamblea Parlamentaria consultiva, donde hay miembros delegados de los parlamentos de los diferentes Estados.

El Consejo de Europa promueve los derechos humanos, la democracia y el Estado de Derecho. En 1950, adoptó la Convención para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales.

La resolución

Muchas de las publicaciones mencionando a la Comisión y al Consejo de Europa incluían un enlace a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa. La resolución enlazada es real, es la número 2361, y se basa en una intervención de la diputada francesa Jennifer de Temmerman, delegada en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, el 27 de enero pasado.

Temmerman expuso (en esta intervención, a partir del minuto 4:20) que hay gente “reticente” a la vacuna contra el coronavirus, pero como “la duda es parte de la existencia”, quien dude “no debe ser estigmatizado, porque eso solo los alejará más en una sociedad que ya está muy quebrada”. Temmerman apostó por convencer: “Tenemos que creer en la comunicación”. Según la diputada francesa, las vacunas deben estar “disponibles para todos (...) hay que garantizar a nivel global un acceso general a las vacunas”.

La política francesa (a partir del minuto 10:32) exhortó a los gobiernos a ponerse en marcha ya “para crear confianza y para asegurarnos de que podemos luchar contra la muy peligrosa desinformación que está circulando sobre las vacunas”, para lo cual pidió transparencia. “Tenemos que decirle a la gente lo que estamos haciendo, tenemos que poner por delante los argumentos para que la gente tenga confianza”. Por último, Temmerman se refirió a los “certificados de vacunación”, los cuales “no deberían ser usados para otra cosa que no sea controlar la eficacia de las vacunas y no como una especie de pasaporte”, dijo. “Estamos aquí para defender libertades, no podemos permitir que las libertades pierdan terreno frente al miedo”, concluyó.

La resolución del Consejo de Europa no obliga

Una portavoz del Consejo de Europa explicó al equipo de verificación de la AFP el pasado 4 de febrero: “Las resoluciones de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa no tienen efectos jurídicos para los Estados miembros. Sin embargo, las resoluciones, sobre todo las adoptadas por una mayoría tan amplia como la 2361, que es la que nos ocupa, sí tienen un impacto en la legislación de los Estados miembros, aunque solo sea de forma indirecta”.

Pero ese impacto indirecto no es lo mismo que consecuencia jurídica. 

Como explica el ministerio español de Asuntos Exteriores, la Asamblea Parlamentaria “remite recomendaciones y preguntas al Comité de Ministros”, el cual aprueba convenios “las recomendaciones, como guías a seguir” en cuestiones de diversa índole, además de supervisar la ejecución de las sentencias del Tribunal de Derechos Humanos y aprobar convenios.

El punto 7.3 de la resolución 2361 habla sobre las vacunas en los términos que pudieron confundir a los usuarios. Para lograr una alta tasa de vacunación, el texto propone “asegurarse de que los ciudadanos están informados de que la vacunación NO es obligatoria y nadie está política, social o de ninguna otra manera presionado para ser vacunado”, además de “asegurar que nadie es discriminado por no haber sido vacunado, sea por posibles riesgos para su salud o porque no quiera” y “tomar medidas efectivas para luchar contra la mala información, la desinformación y las reticencias hacia las vacunas contra el covid-19”.

El catedrático de Derecho Público y Derecho Europeo Matthias Ruffert, de la Universidad Humboldt de Berlín, explicó a la AFP el 4 de febrero pasado que la resolución “como tal, no tiene efectos legales, ni directa ni indirectamente. Solo expresa cómo ve la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa un hecho determinado”.

En conclusión, una resolución de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa instó a informar de la no obligatoriedad de la vacuna, pero abogando por diversas medidas que comprendan las dudas de la población y no discriminen a los reticentes. La resolución no tiene consecuencia jurídica sobre las legislaciones de los Estados que integran esta organización internacional, independiente de la Unión Europea, ya que el Consejo de Europa es un órgano consultivo.

EDIT 22/03: Añade palabra en primer párrafo.
Traducción y adaptación
CORONAVIRUS Covid-19 Vacunas