Dos imágenes del puerto de Sídney no acreditan que el nivel del mar no haya subido en 140 años

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Una comparación de dos fotos del puerto de Sídney, Australia, supuestamente captadas en 1878 y 2018, no prueba que el nivel del mar se haya mantenido estable en 140 años. Publicaciones compartidas miles de veces en redes sociales desde 2018 usan esta combinación para cuestionar el aumento de la altura del mar provocado por el cambio climático. Sin embargo, expertos dijeron a la AFP que esa comparación no es válida, ya que no tiene en cuenta factores como las mareas. Además, el nivel del agua a escala global ha subido entre 21 y 24 centímetros desde 1880, de acuerdo con el consenso científico.

“Un cambio climático sin precedentes ha causado que el nivel del mar en el puerto de Sydney se haya incrementado en 0 cms en los últimos 140 años”, dice un tuit del 6 de noviembre de 2022 con dos imágenes del fuerte Denison en la costa de la ciudad australiana, una en blanco y negro y la otra en color.

El mismo contenido circula en Twitter y Facebook, al menos desde 2018, y también se difunde en inglés y en portugués.

Captura de pantalla de un tuit, tomada el 7 de noviembre de 2022

Algunos usuarios señalan que la fotografía de la izquierda corresponde al año 1878, mientras que la otra se habría tomado 140 años después, sin aparentes cambios en la geografía costera.

El reclamo vuelve a difundirse en noviembre de 2022, coincidiendo con el inicio de la conferencia anual de la ONU sobre el clima (COP27), dominada por la preocupación ante los fenómenos meteorológicos extremos.

Una búsqueda inversa en Google de la imagen en blanco y negro condujo al archivo de la Biblioteca Estatal de Nueva Gales del Sur (Australia) que tiene alojada una instantánea muy parecida del fuerte Denison, pero en un tono sepia. Aunque los créditos no muestran la fecha exacta de la captura, sí señalan que fue tomada antes de 1885.

Otra búsqueda del origen del registro en color de la fortificación arrojó como resultado este sitio web de guías de viajes, a cargo del fotógrafo Dick Ebert. Al momento de publicación de este artículo, el equipo de verificación de la AFP no había recibido respuesta por parte de Ebert sobre cuándo retrató el fuerte Denison. Sin embargo, el barco que aparece detrás del torreón, con el número 304, es el buque HMAS Success que fue dado de baja en Sídney el 29 de junio de 2019, por lo que el registro es anterior a ese año.

Comparación visual sin validez

Jorge B. Guillén, investigador de procesos sedimentarios litorales y oceánicos del Instituto de Ciencias del Mar (ICM-CSIC) de Barcelona, aseguró a AFP Factual que esas fotografías “no sirven para determinar si el nivel del mar ha subido o ha bajado durante el último siglo”. Las imágenes “no tienen la resolución suficiente para captar un ascenso del nivel del mar del orden de 10-20 cm, ni ofrecen información necesaria para extraer posibles variaciones de más alta frecuencia asociadas a mares, vientos o cambios de presión atmosférica, que en esta zona [en el puerto de Sídney] pueden ser de varios metros de diferencia”.

En la misma línea, la catedrática de la Universidad de Barcelona (UB), geóloga y especialista en variabilidad climática natural del planeta, Isabel Cacho, desacreditó la validez de esa comparación para “probar” que el nivel del mar se ha mantenido durante casi un siglo y medio en Sídney.

Jordi Salat, oceanógrafo del ICM-CSIC, tildó de “tramposa” la comparación que se difunde en redes. “El nivel del mar cambia continuamente por las mareas, el oleaje, las corrientes o la presión atmosférica. Todos estos fenómenos tienen unos ciclos más o menos regulares pero si se miden a lo largo de un período de un año, se puede establecer un valor medio”.

No se tienen que confundir estos fenómenos locales cíclicos con la subida del nivel del mar a escala global, que es una tendencia más lenta y homogénea. “Son procesos distintos con escalas de variación diferentes. La importancia del nivel del mar medio es que tiene consecuencias relevantes por la inundación y erosión costera a largo plazo”, justificó Guillén.

Esa variación del nivel del mar se calcula a través de satélites, como por ejemplo el Jason-3, que sirve para notificar datos sobre la superficie marina, y por medio de los mareógrafos, unos instrumentos que permiten registrar de forma numérica, gráfica o digital los movimientos de las mareas.

El problema del aumento del nivel del mar

Mariano Barriendos, doctor en Geografía e Historia por la UB, dijo a la AFP que existen dos motivos por los cuales el nivel del mar está aumentando: el deshielo paulatino de los casquetes glaciares y el aumento de las temperaturas del agua de mar.

“Como cualquier otro cuerpo, al calentarse aumenta su volumen y, por tanto, se expande. Como no puede expandirse en el fondo, lo que ocurre es que la superficie del agua sube”, describió Salat. Este fenómeno se combina con la subsidencia del terreno debido a la compactación de sedimentos o extracción de agua subterránea y “puede llegar a ser un problema local importante”, advirtió el oceanógrafo. De hecho, en el Pacífico hay atolones que han tenido que ser evacuados y ya no son habitables, señaló Barriendos.

Según los datos disponibles a noviembre de 2022, “hay subidas del nivel medio del mar del orden de 3 milímetros al año, pero el deshielo puede incrementar esta tendencia hasta los 4 o 5 mm/año”, comentó Salat. Cacho afirmó que “el nivel del mar a escala global ha aumentado entre 21 y 24 centímetros desde 1880”.

“La marea en Sídney puede cambiar el nivel del mar hasta 182 cm al día, por lo que solo hace falta tomar la foto en un momento de marea baja para que no se aprecie ningún cambio o incluso podría parecer hasta que ha descendido”, explicó la catedrática de la UB.

De acuerdo con el mareógrafo del fuerte Denison, que reporta los niveles del mar máximos, medios y mínimos mensuales desde el año 1914 hasta la actualidad, existe una diferencia de casi dos metros entre marea alta y baja, así como una tendencia de subida del nivel del mar que ofrece el conjunto de los datos.

“Esas oscilaciones de marea ahora se producen alrededor de un nivel medio que es de 20 cm más alto que el de hace 100 años, y al ritmo de crecimiento actual, a final del siglo XXI las mareas (que siempre existirán) oscilarán alrededor de un valor medio que será 60 cm más alto”, explicó a AFP Factual el físico marino del Instituto Español de Oceanografía Manuel Vargas.

El equipo de verificación de la AFP ya ha analizado otras comparaciones de imágenes utilizadas para negar la subida global media del nivel del mar.

Clima