El vídeo que muestra una bombilla encendida en una compresa con grafeno no tiene valor científico

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.
 

Un vídeo compartido más de un millar de veces en redes sociales desde el 14 de agosto de 2022 muestra a un hombre encendiendo una bombilla al frotarla con una compresa higiénica que supuestamente contiene grafeno. Sin embargo, especialistas en este nanomaterial y en ingeniería eléctrica explicaron a la AFP que el vídeo, o experimentos similares, no tienen valor científico ni prueban que una compresa que llevase grafeno permitiese encender cualquier bombilla.

Usuarios en Facebook compartieron el vídeo bajo la afirmación de que el experimento presuntamente prueba cómo “compresas con grafeno encienden una bombilla”. “Grafeno en toallas sanitarias. ¿Cuál es el objetivo?”, se pregunta un usuario en esa misma red social. Mientras que otro afirma que es una manera de “reducir la población”.

En la secuencia, el hombre muestra una compresa higiénica y frota con ella el casquillo de una bombilla. “No pasa nada”, dice, luego retira una de las capas de la compresa, saca la tira central de ésta, vuelve a frotar el casquillo y sigue sin ocurrir nada. Después moja la tira y la bombilla se ilumina brevemente. Entonces el hombre comenta: “Cuando la tira está mojada, la bombilla se ilumina. El grafeno se activa cuando la tira está mojada”.  

El vídeo también fue publicado en páginas web y en Twitter, así como en publicaciones en inglés y francés.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 25 de agosto de 2022

El grafeno es un nanomaterial que ha sido objeto de múltiples teorías conspirativas desde abril de 2021. Se lo ha acusado de estar presente en los hisopos de las pruebas PCR, en comprimidos vitamínicos y hasta en las gaseosas, siendo supuestamente responsable de “magnetizar” a las personas, “controlarlas” o matarlas.

“El grafeno es carbono”, dijo a AFP Factual la doctora en Química María Celeste Dalfovo, de Argentina en abril de 2022. En efecto, el grafeno se obtiene del grafito, el material de las minas de los lápices. Como tal, se trata de un elemento químico no metálico.

El vídeo no tiene valor como prueba

Especialistas en ingeniería eléctrica y en grafeno explicaron a la AFP que la “demostración” del vídeo no tiene base científica.

“El vídeo no tiene ningún valor de prueba, no se sabe qué tipo de bombilla utiliza y no vemos gran cosa aparte de un destello de luz en un momento”, afirmó Melika Hinaje, profesora de ingeniería eléctrica en la Universidad de Lorena y miembro del Grupo de Investigación en Energía Eléctrica de Nancy (Green) en la misma escuela. 

La secuencia viral “no tiene ninguna prueba que permita afirmar que la tira [de la compresa que se muestra] contiene grafeno”, explicó Emmanuel Flahaut, director de investigación en el Centro Nacional de Investigación Científica (CNRS, por sus siglas en francés).

Suponiendo que la tira de la compresa en la grabación estuviera compuesta de grafeno, éste “es incapaz de generar energía por sí mismo”, comentó Vincent Bouchiat, director de investigación en el CNRS y fundador de Grapheal, una empresa dedicada a las aplicaciones médicas del nanomaterial. 

“Es imposible que la bombilla se quede iluminada”

"Tiene que haber una acción de transferencia de energía, ya sea por tensión mecánica o por contacto con el agua, que circula sobre el grafeno y genera una tensión eléctrica", continuó el especialista.

Aunque el hombre del vídeo viral empapa la tira de la compresa en un contenido líquido antes de que la bombilla se ilumine, Bilal Amghar, profesor-investigador y responsable del laboratorio de electricidad en la Escuela Especial de Obras Públicas, Construcción e Industria (ESTP, por sus siglas en francés) señaló que “es imposible que la bombilla se mantenga iluminada: para que eso ocurra, la electricidad debe permanecer almacenada”.

"Probablemente, la persona [del vídeo] utiliza una bombilla de LED con una pequeña batería o una pila recargable”, concluyó Amghar.

Ese tipo de bombillas tienen una autonomía de varias horas y pueden encenderse cuando el casquillo y el difusor se conectan con los dedos, como se ve en el vídeo a continuación:

“Para que la bombilla siga iluminada, debe disponer de un dispositivo de almacenamiento que la alimenta incluso cuando dejamos de frotarla”, añadió por su parte Melika Hinaje.

Una empresa india, Reeta, tiene a la venta en su página web compresas con grafeno, que también aparecen en páginas de compra en línea como ésta o ésta, pero AFP Factual no encontró empresas similares en Europa. También se encontraron otras marcas de compresas sanitarias con ese material que se distribuyen en Estados Unidos.

En Europa, las compresas, tampones, protege-slips y copas menstruales se comercializan bajo la directiva de seguridad general de los productos 2001/95/CE, cuyo objetivo es “garantizar que los productos que se pongan en el mercado sean seguros”.

“Hay confusión en torno al grafeno porque existe de diferentes formas: puede estar en polvo o ser utilizado como una especie de esmalte. Algunas propiedades del grafeno están vinculadas a su forma, que le puede dar ciertas cualidades”, dijo por su parte Bouchiat.

Pero, ¿el grafeno en una compresa podría ser un valor añadido para este tipo de productos? Según Erik Dujardin, investigador en el Centro de Elaboración de Materiales y de Estudios Estructurales del CNRS, “el grafito, que se compone de láminas de grafeno apiladas, es un muy buen absorbente de grasas y gases, pero no de líquidos, así que no absorbería las reglas”.

“El gel a base de polímeros que tienen algunas compresas y pañales funciona mucho mejor”, consideró Dujardin, que subrayó que “hoy día, sea cual sea la técnica utilizada, la producción de grafeno sigue siendo muy costosa”.

Según Flahaut, “el único argumento a favor de usar el grafeno en las compresas podría ser por sus posibilidades como antimicrobiano”. De la misma opinión es Vincent Bouchiat, para quien el uso del grafeno en las compresas se debería más a cuestiones higiénicas, “como la ropa interior masculina confeccionada con grafeno y recientemente probada en China”. “Si la parte absorbente de la compresa incluyese grafeno, quizá pueda disminuir el olor o generar menos microbios”, contó.

Traducción y adaptación