El entonces presidente ucraniano Petro Poroshenko saluda a sus partidarios en un debate en las elecciones presidenciales del 19 de abril de 2019 en el Estadio Olímpico de Kiev (AFP / Sergei Supinsky)

Video del supuesto discurso “fascista” y “genocida” de Poroshenko en 2014 fue sacado de contexto

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

En un video compartido miles de veces en redes sociales desde 2014 en varios idiomas, y que volvió a viralizarse tras la invasión rusa a Ucrania en febrero de 2022, el expresidente ucraniano Petro Poroshenko (2014-2019) parece amenazar a la población rusoparlante de Donbás (este de Ucrania). Pero sus palabras, parte de un discurso que pronunció en Odesa en 2014, fueron sacadas de contexto. En realidad, el jefe de Estado deploraba el nivel de vida de los habitantes de Donbás bajo los regímenes separatistas prorrusos.

Las publicaciones, compartidas en Facebook (1, 2) y Twitter (1, 2), denuncian el discurso “etnicista” y “fascista” de Poroshenko, y aseguran que “los medios prefieren ocultarlo”.

Entradas similares circulan en francés e inglés.

Captura de pantalla realizada el 25 de marzo de 2022 de un tuit

“Porque tendremos nuestros trabajos, ellos no. Tendremos nuestras pensiones, ellos no. Tendremos cuidados para niños, personas y jubilados, ellos no. Nuestros hijos irán a escuelas y guarderías, los suyos se esconderán en los sótanos. Porque no son capaces de hacer nada. ¡Así es exactamente como ganaremos esta guerra!”, rezan los subtítulos en español del video, de 25 segundos.

Según la traducción hecha por una periodista de la AFP, los subtítulos están incompletos. A continuación, los corregidos:

Y juntos ganaremos con la paz! Porque nosotros tendremos trabajo, ellos no lo tienen (ni lo tendrán). Tendremos pensiones, ellos no las tienen (ni las tendrán). Tendremos ayudas para las personas, los niños y los jubilados, ellos no las tendrán. Nuestros hijos irán a la escuela primaria y al maternal, los suyos permanecerán sentados en sus sótanos. ¡Porque no son capaces de hacer nada!. Es así, y precisamente así, que ganaremos esta guerra. Porque la guerra y la victoria se libran en la mente, no en los campos de batalla. Ellos no lo entienden, yo sí. Y tengo vuestro apoyo. Y realmente lo necesito para que ganemos, sin enterrar a los héroes de Ucrania, incluidos los ciudadanos de Odesa".

Odesa en 2014

Una búsqueda inversa de los fotogramas del video revela que fue grabado durante una visita de Poroshenko a la ciudad portuaria rusófona de Odesa, en el sur de Ucrania, el 23 de octubre de 2014, a menos de una semana de las elecciones parlamentarias.

El viaje del presidente y sus declaraciones, en el Teatro Académico Nacional de Ópera y Ballet de Odesa, fueron reportados en su momento por varios medios de comunicación ucranianos (1, 2). Allí, el jefe de Estado presentó su "Estrategia 2020", un programa de reformas económicas y sociales cuya aplicación debería permitir a Ucrania solicitar el ingreso a la Unión Europea. En ese marco, la situación en Donbás constituyó un eje de su intervención.

Un ciclista sostiene una camiseta con las palabras "Poroshenko N1" junto al entonces candidato presidencial ucraniano Petro Poroshenko durante un viaje a Odesa el 20 de mayo de 2014 (AFP / Alexey Kravtsov)

Elegido en mayo de 2014 a la edad de 49 años, el multimillonario Petro Poroshenko asumió la dirección de un país al borde de la quiebra y sumido en una insurrección armada.

En abril de ese año, y tras la anexión rusa de la península de Crimea, en la región ucraniana de Donetsk (este) fuerzas separatistas prorrusas habían declarado la formación de un "gobierno provisorio de la República de Donbás". En respuesta, Kiev desplegó el ejército y también milicias, acusando de terroristas a los insurgentes.

En octubre, en Odesa, Petro Poroshenko abordó la situación en Donbás de la siguiente manera: "No habrá un conflicto congelado, porque Donbás no puede sobrevivir sin Ucrania", dijo.

Fuera de contexto

Las publicaciones virales que utilizan el fragmento del discurso de Poroshenko equiparan sus declaraciones con una amenaza e incluso con un "discurso genocida" hacia la población rusoparlante de Donbás, pero esto se contradice al poner en contexto este segmento dentro del discurso completo.

En su alocución, el presidente ucraniano compara la situación de las poblaciones de Donbás que viven bajo los regímenes separatistas prorrusos con la de los ucranianos de los territorios "liberados" por las fuerzas gubernamentales ucranianas.

“Cada día de paz, el Estado ucraniano demuestra que en los territorios liberados los ciudadanos - que hace un mes vitoreaban al régimen pseudo-separatista - comprenden que podrán calentar sus casas, tener acceso a la electricidad, enviar a sus hijos a la escuela, tener una pensión, prestaciones por discapacidad, tener un trabajo, recibir un salario", dice Poroshenko.

“Y del otro lado, me llama una mujer, la decana de la Universidad Taras Shevchenko de Lugansk [en Donbás], a la que conocí hace cuatro meses. Y le pregunto: ‘¿Cómo va tu día?’ Me responde: ‘Me levanto a las cinco de la mañana, porque es la única hora a la que puedo hacer cola y conseguir dos bidones de agua. Porque no hay agua. Vuelvo a las diez después de esperar, los dejo. Y hago cola para conseguir pan. Una hogaza y media de pan. Porque antes del mediodía, antes de la una, no habrá más pan”.

Es en este contexto que hace las declaraciones viralizadas en redes sociales.

Adrien Nonjon, investigador de historia en el Instituto Nacional de Lenguas y Civilizaciones Orientales francés (Inalco) y especialista en Ucrania, dijo a la AFP que Petro Poroshenko no amenaza a las poblaciones del este de Ucrania con ese discurso. "Es una observación, no hay voluntad por parte de Poroshenko de demonizar a la gente de Donbás", explicó el especialista en la extrema derecha postsoviética.

Intenta hacerles entender, ciertamente con palabras fuertes: 'Piensen bien, ¿realmente quieren aceptar vivir bajo el yugo de los separatistas, cuando se arriesgan a perderlo todo - sus pensiones de jubilación, por ejemplo -, a quedarse escondidos en sus sótanos a causa del conflicto, a perder su vida anterior?”

Para Nonjon, las palabras de Poroshenko son “una observación, pero no una amenaza de genocidio o de intervención armada dirigida específicamente a la gente de Donbás”.

“[Poroshenko] Dice: van a independizarse, van a perderlo todo, y durante años van a reconstruir, va a ser lento, habrá muchos problemas”, aseguró el investigador, y concluyó: “Es sólo una advertencia".

Desde 2014 el ejército ucraniano ha estado luchando contra las fuerzas separatistas en Donetsk y Lugansk, en un conflicto que ha dejado más de 14.000 muertos.

No es la primera vez que este discurso de Poroshenko en Odesa causa polémica: el medio de verificación ucraniano Stop Fake ya lo había investigado en 2014.

Conflicto ucraniano-ruso