Los candidatos Federico Gutiérrez (I), Ingrid Betancour (C) y Gustavo Petro (D) durante un debate presidencial en Bogotá, el 14 de marzo de 2022 ( AFP / Daniel Muñoz)

Los datos sobre homicidios discutidos por Petro y Gutiérrez en Colombia son inexactos

Copyright AFP 2017-2022. Todos los derechos reservados.

Durante un debate realizado el 14 de marzo de 2022 de cara a las presidenciales colombianas de mayo, el candidato Gustavo Petro comparó datos de homicidios. Sostuvo que en su periodo al frente de la alcaldía de Bogotá (2012-2015) la tasa se redujo de 22 a 15 casos por cada 100.000 habitantes y que, en cambio, durante la administración de su rival Federico Gutiérrez en Medellín (2016-2019) el indicador aumentó. Sin embargo, ambas afirmaciones carecen de contexto: si bien la tasa de homicidios en su administración se redujo desde los 22 casos, esta nunca llegó a los 15. Además, aunque en el periodo de Gutiérrez las cifras de ese delito aumentaron, son las más bajas en los registros oficiales desde 1984. Por otra parte, Gutiérrez respondió a estos comentarios con un dato inexacto.

"Comparar las estadísticas de Medellín en su período con las mías en mi período, no le va bien. Uno: a usted le aumentó la tasa de homicidios, nosotros [en Bogotá] la redujimos sustancialmente, de 22 a 15", dijo Petro a Gutiérrez durante el encuentro organizado por el diario El Tiempo y la revista Semana. El fragmento del debate, que corresponde al minuto 2:33:50, ha sido compartido más de 1.000 veces en Facebook (1, 2).

Ante la afirmación, Gutiérrez respondió: "Falso. [En Medellín tuvimos] 1.000 homicidios menos que el gobierno anterior y la tasa de homicidios más baja en promedio en cualquier gobierno desde 1974". Esto último tampoco es correcto.

Colombia celebrará elecciones presidenciales el 29 de mayo de 2022, en las que Petro figura como uno de los favoritos. Si ningún candidato logra la mayoría absoluta de votos, la segunda vuelta deberá disputarse el 19 de junio.

AFP Factual contrastó los datos de homicidios publicados anualmente por el Instituto Nacional de Medicina Legal en su informe "Forensis", que reporta el número de asesinatos y la tasa equivalente para cada ciudad en Colombia desde 1999, con los entregados por Petro, candidato a la Presidencia por la coalición Pacto Histórico.

Alcaldía de Petro en Bogotá

Durante el año anterior al inicio del gobierno de Petro, es decir en 2011, la tasa de homicidios en Bogotá fue de 22,15 casos por cada 100.000 habitantes, según los datos oficiales. Durante su primer año de su administración, en 2012, este indicador bajó hasta 16,9.

Sin embargo, en ningún año de la alcaldía de Petro la capital colombiana presentó una tasa de 15 homicidios por cada 100.000 habitantes, como manifestó el candidato durante el debate, y de hecho, entre 2013 y 2014, ésta aumentó. En 2013 fue de 16,7; en 2014, de 17,5; y en 2015, de 17,4.

En promedio, durante los cuatro años de su alcaldía, se registró una media de 1.324,7 homicidios anuales y una tasa de 17,14 casos por cada 100.000 habitantes. Los datos representaron una reducción frente al cuatrienio anterior, que tuvo una media de 1.628 homicidios por año y una tasa de 22,38.

"Bogotá ha tenido una tendencia a la reducción de homicidios en las últimas dos décadas. Y aproximadamente desde el 2010 se ha fortalecido esa tendencia a la baja. Desde entonces, cada administración ha tenido una tasa más baja que la anterior", explicó a AFP Factual Felipe Mariño, director de Bogotá Cómo Vamos, un observatorio que hace seguimiento a los indicadores de calidad de vida de la ciudad.

Alcaldía de Gutiérrez en Medellín

De acuerdo con los datos de Medicina Legal, Medellín registró en 2015 una tasa de 20,1 homicidios por cada 100.000 habitantes.

En línea con lo que afirmó Petro, este indicador aumentó en 2016, el primer año de la alcaldía de Gutiérrez, a 21,9 casos por cada 100.000 habitantes. Luego, la tasa continuó creciendo en 2017 y 2018, hasta llegar a 25. En 2019, su último año de gobierno, esta tuvo una leve reducción hasta 23,8.

Sin embargo, las afirmaciones de Petro carecen de contexto. Pese a los aumentos interanuales registrados durante la alcaldía de Gutiérrez, la tasa media de homicidios durante su período fue de 23,5 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra menor a la registrada en el cuatrienio anterior, que fue de 34,4.

En los cuatros años de su gobierno se reportaron 2.357 homicidios, 978 menos que los 3.335 contabilizados en la administración anterior.

Gutiérrez también afirmó que el suyo fue el período con menos homicidios desde 1974, pero esto es inexacto. Un informe del Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC) de la Alcaldía de Medellín, publicado en 2019, hizo esta apreciación pero contando desde 1984.

Antes de 1984, los períodos de gobierno en Medellín duraron un año o menos, y en consecuencia, se cuentan menos homicidios bajo cada alcaldía. Si se compara el promedio diario de este delito durante cada gobierno, el de Gutiérrez, con 1,6 casos, fue el menor desde 1979, año más antiguo del informe del SISC.

No es posible contrastar estos datos con la información del Instituto Nacional de Medicina Legal, pues este solo tiene cifras disponibles desde 1999.

Manifestantes rinden un homenaje a las víctimas de la violencia y masacres, en Medellín, Colombia, el 14 de septiembre de 2020 ( AFP / Joaquin Sarmiento)

Luis Fernando Agudelo, director del observatorio Medellín Cómo Vamos, explicó a la AFP que "las tasas de homicidios suelen ser indicadores con corte anual, no cuatrienial". "Creo que más que revisar la tasa por períodos de gobierno se debe analizar por ciclos de violencia o de dominio de organizaciones criminales", añadió.

Según Agudelo, existen dinámicas de violencia en la ciudad de Medellín vinculadas a la actividad de organizaciones criminales, que explican mejor las variaciones en los indicadores de homicidios.

"Tras la extradición [a Estados Unidos] de [el comandante paramilitar] Don Berna en 2008, que había consolidado el poder criminal en la ciudad alrededor de la Oficina de Envigado, se da una disputa por el poder entre [los cabecillas] ‘Sebastián’ y ‘Valenciano’, que significó un aumento de hechos violentos y homicidios en los años siguientes", explicó el doctor en Estudios Políticos.

Añadió que después de 2010, con la captura de Valenciano, se da un cambio en la forma de operar de las organizaciones criminales en Medellín, que recurren menos a la violencia homicida, pero más al poder y el control social. "Por eso vemos cómo ha venido cayendo este indicador", dijo.

25 de marzo de 2022 Editamos con cambio de título, revisa párrafo 3 y agrega párrafos 14, 15 y 16.
Elecciones Colombia 2022