Funcionarios del Hospital Brecscia de Lombardía, Italia, examinando a un paciente el 13 de marzo de 2020 (AFP / Miguel Medina)

Coronavirus y gripe no son lo mismo

Tos, dolores, fiebre… A pesar de tener síntomas similares, es un error pensar que la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus (COVID-19) no es más que una gripe, como afirman publicaciones ampliamente difundidas en redes sociales. Al parecer, es más mortal; puede afectar a grupos más amplios de pacientes cuando es grave y no existe una vacuna, advierten expertos.

“Para mí están re escandalizando el coronavirus y es lo mismo que tener una gripe”; “Lo que han hecho es hacerte creer que el acto de infectarte te producirá la muerte! NO, no es así. Pasarás una gripe y se acabó”. Esto han escrito en Twitter (1), Facebook  e Instagram algunos usuarios respecto al covid-19, la enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, y sus similitudes con la gripe.

Captura de pantalla de un tuit, hecha el 13 de marzo de 2020

El pasado 3 de marzo, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom, explicó en una conferencia de prensa que tanto la gripe como el nuevo coronavirus causan malestares respiratorios y que se propagan de la misma manera.

Sin embargo, enfatizó en algunas de sus diferencias: “El COVID-19 se propaga de forma menos eficiente que la gripe, su transmisión no parece estar impulsada por personas que no se encuentran enfermas, la enfermedad que causa es más grave que la gripe, todavía no existen vacunas ni terapias frente a ella y la contención es posible, razón por la cual debemos hacer cuanto esté en nuestras manos por contenerla”.

Mortalidad

El COVID-19, enfermedad provocada por el nuevo coronavirus, mata aproximadamente al 3,5% de los pacientes diagnosticados, con diferencias según el país. La cifra es mayor a la de la gripe, que mata a "1 de cada 1.000 pacientes infectados" (0,1%), según las estimaciones del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés).

Es importante considerar que la supuesta tasa de mortalidad del coronavirus debe manejarse con cuidado, ya que no se sabe cuántas personas han sido realmente infectadadas. Muchos pacientes parecen desarrollar pocos o ningún síntoma, por lo que el número de personas realmente infectadas podría ser mayor y, por lo tanto, la tasa de mortalidad bajaría. 

“Todavía hay grandes incógnitas sobre la tasa de mortalidad del COVID-19, y probablemente varía en función de la calidad de los sistemas de salud. Se encuentra cerca del 2% en promedio, aproximadamente 20 veces más que los virus de la gripe estacional que circula actualmente”, explicó el profesor François Balloux del University College de Londres.

Formas graves

Más allá de las cifras de mortalidad, los expertos temen que las formas más graves del COVID-19 puedan afectar a más personas que la gripe, incluso cuando en ambos casos la edad y la presencia de otras enfermedades (cardíacas, respiratorias, etc) son factores de riesgo. 

El COVID-19 no es una simple gripe, se puede manifestar de forma grave en personas no tan mayores”, dijo el director general de Salud de Francia, Jérôme Salomon.

El análisis más actualizado hasta la fecha, que abarca 45.000 casos confirmados en China, demostró que la mortalidad aumenta notoriamente con la edad: fue de 14,8% en los mayores de 80 años, y de 0,4% en quienes rondan los 40.

Sin embargo, según otro estudio chino que abarcó menos pacientes (1.099), 41% de los casos graves se registraron en personas de entre 15 y 49 años, y un 31% en aquellas de entre 50 y 64 años. Mientras, entre menores de 14 años se registró un 0,6% de casos graves y entre los mayores de 65 fue de 27%.

“Es verdad que cuanto mayores somos, más frágiles somos y estamos expuestos a formas más graves. Pero esto también le puede ocurrir a personas relativamente jóvenes que no tienen patologías crónicas”, agregó el director de salud francés. 

Contagio

Los expertos parecen estar de acuerdo en que cada paciente infectado con el COVID-19 puede contagiar a entre dos y tres personas si no se toman las medidas para combatir la epidemia (esto se conoce comotasa de reproducción básica de la enfermedad” o R0).

El COVID-19 es por tanto más contagioso que la gripe, que tiene una tasa de contagio estimada de 1,3 personas.

Sin vacunas, ni tratamientos

“La gripe, la conocemos desde hace 100 años y la hemos estudiado muy bien [...] Ahora estamos frente a un virus nuevo que se parece a la gripe en algunos síntomas (dolor de cabeza, fiebre), pero hay grandes diferencias”, señaló Jérôme Salomon.

Una de las diferencias es queno hay protección” contra el COVID-19, agregó. “No hay vacunas, ni tratamientos”, y las personas no están naturalmente inmunizadas contra este nuevo virus con el que su cuerpo no se había encontrado antes.

Manejar esta nueva infección implica tratar los síntomas. A algunos pacientes les han administrado antivirales u otros tratamientos experimentales, pero su eficacia aún se está evaluando.

Respecto de la vacuna, a pesar de las investigaciones en curso no habrá nada listo hasta dentro de varios meses. 

Aún teniendo una vacuna, ésta tendría que ser aceptada por la población debido al creciente contexto de desconfianza hacia las vacunas. Las autoridades sanitarias mundiales lamentan el número insuficiente de personas vacunadas contra la gripe, cuya efectividad varía según el tipo de virus que circule.

Gestos importantes

El virus de la gripe y del COVID-19 tienen al menos un punto en común: a nivel individual se puede evitar su propagación de la misma manera.

Estas son las llamadas medidas de barrera: evitar darse la mano y besarse; lavarse las manos con frecuencia; toser o estornudar cubriéndose con la parte interior del codo o con un pañuelo desechable; y usar la mascarilla si estamos enfermos. 

Estos gestos de higiene suelen ignorarse pese a su eficacia contra diversas infecciones invernales, como la gripe, resfriados, gastroenteritis, bronquitis, etc. 

¿Sabías que 2 de cada 10 personas no se lavan las manos después de ir al baño? ¿Y que solo el 42% de las personas se cubren la boca con el codo o un pañuelo desechable al estornudar o toser?, dijo el Ministerio de Salud de Francia hace dos años para explicar la campaña “Invierno sin virus”.

La AFP ya ha verificado decenas de afirmaciones falsas sobre el nuevo coronavirus que puede leer aquí

EDIT 15/3: Edita la captura de pantalla de un tuit sin el nombre ni la foto del usuario
Paul Ricard
AFP Chile