Soldados reparten comida en Quilmes, en las afueras de Buenos Aires, el 24 de marzo de 2020, durante la pandemia (Ronaldo Schemidt / AFP)

Alberto Fernández reforzó las tareas sanitarias de las FFAA, no les dio un rol en seguridad

Copyright AFP 2017-2021. Todos los derechos reservados.

Tras el discurso del presidente argentino, Alberto Fernández, del 14 de abril, en el que anunció un endurecimiento de las medidas para frenar el covid-19, comenzó a circular en redes sociales y medios de comunicación que el gobierno había ordenado a las fuerzas armadas hacer cumplir esta decisión. Incluso el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, se hizo eco de estas versiones. Pero en realidad, el anuncio de Fernández refuerza las tareas de atención sanitaria que los militares ya ejercían desde el inicio de la pandemia, y no prevé su participación en seguridad interior. Además, está equivocada la extensión horaria del toque de queda viralizada.

“Ejército argentino en las calles para mantener a la gente en casa. Toque de queda entre las 20.00 y las 8.00 horas”, tuiteó Bolsonaro y añadió una publicación del portal argentino Infobae en Instagram que dice: “Toque de queda. Por primera vez el Ejército saldrá a la calle para controlar el cumplimiento de las drásticas medidas anunciadas por el Presidente”.

Captura de pantalla realizada el 15 de abril de 2021 de una publicación en Twitter

El mandatario brasileño no fue el único en difundir esto. Minutos después del anuncio de Fernández, cientos de usuarios comenzaron a denunciar en YouTube, Twitter (1, 2, 3), Facebook (1, 2) y Reddit que el gobierno había decidido “sacar el Ejército a la calle” para garantizar el cumplimiento de las nuevas medidas.

Sin embargo, las fuerzas armadas ya ejercían tareas de apoyo a la situación sanitaria (1, 2), a pedido del presidente.

Asimismo, la legislación argentina únicamente prevé la actuación de las fuerzas armadas en cuestiones de seguridad interior en circunstancias excepcionales, “de extrema gravedad”, bajo responsabilidad directa del presidente, previo a la declaración del estado de sitio.

¿Qué anunció el gobierno argentino?

Ante un récord de casos de covid-19 en el país, considerada “segunda ola” de contagios, el presidente anunció nuevas restricciones para la capital argentina y su periferia. Estas incluyen la prohibición a la circulación nocturna entre las 20H00 y las 06H00 locales, la limitación del horario comercial, solo habilitado entre las 09H00 y las 19H00, y la suspensión de las clases presenciales en las escuelas del área metropolitana de Buenos Aires, por un período de dos semanas a partir del 16 de abril.

Por lo tanto la restricción de circulación no rige hasta las 08H00 de la mañana, como se viralizó, sino hasta las 06H00, según anunció el mandatario argentino.

Fernández dijo: “Esta decisión que acabo de tomar voy a hacerla cumplir con las Fuerzas Federales, la Policía Federal, la Gendarmería Nacional, la Prefectura Nacional y la Policía Aeroportuaria quedan afectadas al control de las medidas sanitarias que acabo de disponer”.

Y agregó: A su vez le he pedido a las Fuerzas Armadas que colaboren en la atención sanitaria de nuestra gente, personal de las Fuerzas Armadas, oficiales y suboficiales del Ejército se ubicarán en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires ayudando a prestar asistencia sanitaria, con el control de test con el alcohol y con el cuidado que el momento sanitario nos exige”.

Aclaración oficial

Al día siguiente, tras la publicación de Bolsonaro, el gobierno confirmó ante los medios que no se había ordenado la participación de los militares en tareas de seguridad.

Ahora les he pedido que me ayuden a montar postas sanitarias para que podamos hacer más rápido los testeos, dijo Fernández en una entrevista con Radio 10. Y destacó: “Yo ni he declarado el estado de sitio ni lo pienso hacer y las fuerzas armadas no están para hacer seguridad interior, están para hacer lo que hacen muy bien que es en situaciones de catástrofe brindar apoyo a la gente”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Agustín Rossi, respondió al tuit del mandatario brasileño:

 

 Minutos más tarde, en conferencia de prensa, dijo: “Las expresiones del presidente Bolsonaro se hacen a partir de un medio de comunicación argentino que no interpretó adecuadamente las palabras en el día de ayer del presidente”.

Además, reiteró que en Argentina “las fuerzas armadas no hacen tareas de seguridad interior ni de control ciudadano eso está taxativamente prohibido por las leyes” y añadió que los militares harán tareas de prevención sanitaria “durante el día, como ha sido durante todo este período de pandemia, y desarmados”.

En una entrevista con la radio Urbana Play, el ministro expresó: “No hacemos ninguna tarea que tenga que ver con cuestiones de seguridad interior. De la misma manera que al principio de la pandemia fuimos a elaborar y distribuir comida en algunos lugares del conurbano [periferia de la capital] y en algunos lugares lo seguimos haciendo, lo vamos a hacer [ahora]. Es una tarea de apoyo a la comunidad que está prevista dentro de las leyes que regulan el funcionamiento de las FFAA. No se necesita ninguna legislación especial”.

Como ya reportó la AFP, desde el comienzo de la pandemia las fuerzas armadas han cumplido tareas de asistencia sanitaria en todo el país, en el marco del operativo de asistencia humanitaria General Belgrano

En marzo de 2020, el presidente solicitó su colaboración para tareas de prevención y de apoyo a la comunidad durante la pandemia. Desde entonces, estas acciones han incluido: apoyo a hospitales, traslados aéreos (de personas y de insumos sanitarios), reparto de alimentos, entre otras, y en 2021 sumaron el apoyo en la campaña de vacunación.

Un soldado en tareas de apoyo a la campaña de vacunación contra el covid-19, en el estadio Monumental, en Buenos Aires el 2 de febrero de 2021 (Juan Mabromata / AFP)

Bolsonaro y la pandemia en Argentina

Desde la asunción de Alberto Fernández, Bolsonaro ha criticado las políticas de Argentina e incluso ha asegurado que la ciudadanía de ese país "eligió mal", descartando felicitar a su par argentino tras su victoria electoral.

A lo largo de la pandemia del covid-19, el presidente de Brasil ha afirmado en repetidas oportunidades que la economía argentina atravesaba grandes dificultades, que atribuyó a un supuesto giro hacia el "comunismo".

"Mira. Esto es lo que pasa por votar a los partidos comunistas", dijo Bolsonaro en octubre de 2020. Ese año, uno de sus hijos, el diputado Eduardo Bolsonaro, publicó un video con testimonios de empresarios argentinos que vieron comprometidos sus negocios por la cuarentena adoptada en el país. "Cada día vemos más que @JairBolsonaro acertó cuando predijo que la situación en Argentina se convertiría en una calamidad", tuiteó.

Defensor de medidas menos rígidas para combatir el covid-19, Bolsonaro se ha posicionado a menudo en contra de la aplicación de toques de queda y del cierre de establecimientos comerciales en Brasil, afirmando que "la libertad es sagrada". En marzo de este año llegó a presentar una demanda ante el Supremo Tribunal Federal (STF) para impedir la adopción de estas medidas en algunos estados, pero la petición fue rechazada.

Argentina enfrenta una aceleración de contagios, con unos 25.000 nuevos casos sólo el 14 de abril, y los expertos advierten que el sistema de atención hospitalaria se encuentra cerca del límite.

Con 45 millones de habitantes, Argentina acumulaba a la fecha de publicación de esta verificación 2,6 millones de contagios y 58.925  fallecimientos por covid-19.

AFP Brasil
Covid-19