Según expertos, el limón, la aspirina y la miel no curan el COVID-19

Copyright AFP 2017-2020. Todos los derechos reservados.

Varias publicaciones en redes sociales aseguran que un supuesto remedio casero a base de aspirinas, limón y miel sirve para curar el nuevo coronavirus. Sin embargo, según especialistas consultados por la AFP, la preparación no produce ningún efecto más que aliviar algunos síntomas que coinciden con la gripe y, además, puede ocasionar problemas gástricos.

"El Covi 19 [sic], se cura con sólo un limón cortado en 4 hacer hervir con agua menos de una tasa solo 5minutos, incluir 3 aspirinas, luego sacas las cáscaras y le agregas miel de abeja porque es muy amargo, tomarlo bien caliento todo y a la hora estarás mucho mejor y con dos tomas ya sano. Háganlo porque esto descuagula la sangre y hace que la persona pueda respirar. Tenemos que hacer viral para salvar vidas [sic]", afirman varias publicaciones en Facebook (1, 2, 3, 4, 5) realizadas desde el 5 de mayo y que han sido compartidas más de 48.000 veces.

Captura de pantalla de una publicación en Facebook, realizada el 14 de mayo de 2020

Sin embargo, expertos consultados por AFP Factual coincidieron en que esta preparación casera no puede considerarse una cura para el nuevo coronavirus.

Efecto degradado

Olosmira Correa, magíster en Ciencias Farmacéuticas y profesora asistente en el departamento de Ciencia y Tecnología Farmacéutica de la Universidad de Chile, dijo a AFP Factual que la preparación es “una mezcla que no tiene ningún efecto sobre el virus”. Señaló que el ácido acetilsalicílico, principal componente de la aspirina, “se descompondrá en presencia de agua y con el calor generado en el microondas. Por lo tanto, no tendrá ningún efecto beneficioso porque está degradado”

Asimismo, mencionó que “la miel y el limón alivian síntomas, pero ninguno de estos componentes elimina el virus”.

Por su parte, el químico farmacéutico Cristian Paredes, docente del Internado de Farmacia Clínica en la Universidad Católica de Chile, explicó a AFP Factual que "en un paciente que no tiene ninguna otra enfermedad más que el resfrío, el uso de la aspirina aliviará los dolores e incluso podría ayudar a bajar la fiebre, sin embargo, será momentáneo mientras dura esa dosis en nuestro organismo”

Además, indicó que la miel “tiene descritos efectos potenciadores del sistema inmune, pero cuando su ingesta ocurre de forma continua en la dieta y no en un grado que nos permita eliminar un virus en unas semanas”. Finalmente, “el limón es una fruta cítrica que tiene un contenido importante de vitamina C, la que en la cultura colectiva se asocia a las defensas en temporadas de invierno, sin embargo, diversos estudios han demostrado que no es así y su utilidad es netamente clínica en contextos muy limitados”

Por lo tanto, “ninguno de los tres compuestos de la fórmula casera tiene efectividad antiviral” y “la aspirina es la única dentro de la mezcla que podría ayudar a aliviar en parte los síntomas”, pero “la miel y la vitamina C no tienen eficacia clínica en estos cuadros", concluyó Paredes.

La viróloga Adriana Delfraro, doctora en Ciencias Biológicas de la Universidad de la República (Udelar), en Uruguay y profesora adjunta de Virología en la Facultad de Ciencias de ese país dijo a AFP Factual que “el COVID-19, así como cualquier virosis respiratoria, se cura por la propia respuesta del sistema inmune. Los antivirales específicos que se pueden dar para tratar una gripe, se dan en casos particulares”. En este sentido manifestó que si la persona se curó, lo hizo “porque su organismo combatió el virus” y no por el accionar del supuesto remedio casero.

“El té con limón y una aspirina puede bajar fiebre, te hace entrar en calor, es un viejo remedio casero de toda la vida que no actúa sobre el virus, sino sobre los síntomas”, explicó.

Por otro lado, una portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Filipinas indicó al equipo de verificación de la AFP a través de un correo electrónico que "si bien algunos remedios caseros pueden proporcionar confort y aliviar los síntomas del COVID-19, no hay evidencia de que la medicina actual pueda prevenir o curar la enfermedad".

¿Sin efectos secundarios?

Una trabajadora de la salud coloca una muestra de prueba en una caja de refrigeración en Brooklyn, Nueva York, el 8 de mayo de 2020

Las aspirinas tienen efectos secundarios, por lo que su consumo debe hacerse con prudencia y siguiendo el consejo médico. En el prospecto de la aspirina, la farmacéutica Bayer señala que entre uno y 10 de cada 100 usuarios de su producto han presentado efectos adversos tales como úlceras de estómago o intestino, sangrado gastrointestinal, dolor del abdomen, digestión pesada, ardor, acidez, molestias gástricas, náuseas, vómitos, dificultades para respirar, congestión nasal, rinitis, urticaria, erupciones cutáneas, inflamación e hinchazón en cara, labios, boca, lengua o garganta y picor. También menciona que cuando se ha administrado en dosis altas, se han constatado casos de alteración en la coagulación. Las personas mayores de 65 años son las más propensas a padecerlos.

Asimismo, se recomienda no administrar el medicamento a menores de 16 años ni a mujeres embarazadas que estén cursando el tercer trimestre de gestación, ya que “puede prolongar el parto y contribuir al sangrado de la madre o del bebé".

Correa, de la Universidad de Chile, indicó a AFP Factual que la degradación del producto al calentarlo “podría provocar molestias” desde el punto de vista gástrico. Además, explicó que “la aspirina es ácida y tomar tres de una vez puede ser muy irritante para el sistema gástrico”.

Por su parte, el químico farmacéutico Paredes manifestó que "la combinación de las tres cosas podría producir una acidez estomacal importante que podría verse potenciada por el efecto farmacológico de la aspirina" y reconoció estar “preocupado por la utilización de este medicamento sin una monitorización de un profesional de la salud”

"La aspirina tiene distintas presentaciones, la más disponible es la de 100 miligramos, pero existen de 325 también, con lo que tomarse tres implicaría tomarse 10 veces un comprimido pequeño”, señaló, y añadió que “previene la formación de trombos, por lo que en aquellos pacientes que se encuentran en tratamiento con anticoagulantes, podría ser una práctica de riesgo si no se realiza conversado con el médico”.

La portavoz de la OMS en Filipinas, en tanto, manifestó que la organización “no recomienda la automedicación con ningún medicamento, incluidos los antibióticos, como prevención o cura para el COVID-19".

El nuevo coronavirus ocasionó más de 315.000 muertes en el mundo e infectó a más de 4.727.000 personas al 18 de mayo de 2020, según un balance de la AFP en base a fuentes oficiales. Hasta el momento no existe una vacuna para combatir al virus y hay varias investigaciones en desarrollo.

En conclusión, es falso que un remedio casero con aspirinas, limón y miel puede curar el COVID-19.

Esta verificación fue realizada con base en la información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de esta publicación.

EDIT 18/05: Corrige fecha del balance de muertos y contagiados.
 
Bruno Scelza
CORONAVIRUS